Síguenos

“Arrástrame al infierno”: Sam Raimi que estás en los infiernos

Años 70

“Arrástrame al infierno”: Sam Raimi que estás en los infiernos

“Arrástrame al infierno” es, para muchos, la excelente noticia de una recuperación: la de los orígenes de Sam Raimi o, cuanto menos, la recuperación de aquellas intenciones iniciales que llevaron a un debutante de apenas 22 años a la brillante relectura del género que era “Posesión infernal”. Casi tres décadas después, Raimi se marca un homenaje a aquel gore festivo y recupera para la ocasión un guión escrito junto a su hermano Ivan hace diez años. “Arrástrame al infierno” no es un punto de inflexión, no un título para cambiar el rumbo de una filmografía. Más bien significa el placer de la recuperación, de la liberación pasajera de un realizador que ansiaba volver a la serie B, el despiporre y lo demás tras una década de ataduras a los blockbusters monumentales de Spider-Man.

Ampliar imagen

A finales de los 70, Sam Raimi desempeñaba sus primeros cortometrajes, dos de ellos ya con la colaboración de su amigo y actor fetiche Bruce Campbell. En 1981 llegó “Posesión infernal”, ópera prima en torno a la cual nunca ha dejado de crecer culto y reconocimiento, celebración desmelenada del gore siempre desde la conciencia de la autoparodia. Por entonces Raimi ya contaba en la edición con Joel Coen, otro amigo con el que iba a coincidir en proyectos varios: tanto Joel como su hermano iban a escribir para él su segunda película, “Ola de crímenes, ola de risas” (1985), el mismo año en el que Raimi aparecía como actor junto a Joel en “Espías como nosotros” (John Landis). En 1987, repetía fórmula y éxito: “Terroríficamente muertos” suponía la continuación de la saga “Evil Dead” con un presupuesto más holgado.

En 1990, “Darkman” le acercaba un paso más a Hollywood, aunque sin abandonar el fantástico para contar la historia de un científico sin rostro en busca de venganza. A esta le seguía “El ejército de las tinieblas” (1992), que puso cierre (al menos de momento) a la saga “Evil Dead” y en la que Raimi incorporaba viajes en el tiempo para revitalizar su festín de sangre y vísceras. En 1994, escribía junto a los Coen el guión de “El gran salto”, aún hoy el mayor fracaso en la carrera de los hermanos. Raimi, entretanto, continuaba su escalada mainstream con “Rápida y mortal” (1995), western que contaba, entre otros intérpretes, con Sharon Stone, Gene Hackman, Russell Crowe y Leonardo DiCaprio.

“Un plan sencillo” (1998), adaptaba la novela de Scott B. Smith y era un negrísimo thriller sobre la ambición, un perfecto eco de “Fargo” (Joel Coen, 1996) que revelaba al director como excelente adaptador. Siempre imprevisible, soprendió a propios y extraños cuando firmó “Entre el amor y el juego” (1999), drama romántico con un Kevin Costner que interpretaba a un jugador de béisbol en el declive de su carrera. “Premonición” (2000) fue su vuelta al género con un thriller sobrenatural que escribió Billy Bob Thornton (el actor había trabajo bajo sus órdenes en “Un plan sencillo”) y protagonizó Cate Blanchett.

Sería en 2002 cuando Spider-Man se cruzaría en el camino de Sam Raimi, quien pese a no ser la primera opción para la dirección, acabó ganando la partida a varios grandes nombres y llevándose el premio de ponerse al frente de una de las franquicias más lucrativas de la historia. El resultado ya es conocido: las tres entregas de Spider-Man hasta la fecha cuentan tanto entre las más caras como entre las más taquilleras del cine. Y eso, claro, pese al enorme circo de expectativas generado en torno a cada entrega y que parece crecer sin remedio ante la llegada de una cuarta y quinta. De momento, y a la espera de confirmaciones a propósito de aquellas, volvemos a disfrutar en “Arrástrame al infierno” de una versión más deshinibada del director: más gore, más barata, más desmadrada y con más dosis de mala leche que cualquier incursión del hombre-araña.

En las imágenes: “Arrástrame al infierno”© 2009 Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados. “Posesión infernal” © 1981 Renaissance Pictures. Todos los derechos reservados. “El ejército de las tinieblas” © 1992 Dino de Laurentiis Company, Renaissance Pictures, Introvision International y Universal Pictures. Todos los derechos reservados. “Un plan sencillo” © 1998 BBC, Mutual Film Company, Paramount Pictures, TMG, Toho Company, Savoy Pictures, Towa Video, UGC. Todos los derechos reservados. “Spider-Man 3” © 2007 Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Estrenos de cine

Subir