Inicio > Reportajes > “Asalto al tren Pelham 123″ y el cara a cara de...

“Asalto al tren Pelham 123″ y el cara a cara de John Travolta y Denzel Washington

Confluyen en “Asalto al tren Pelham 123″ dos intérpretes de trayectorias bien distintas. John Travolta pasó de estrella en los 70 a su práctica desaparición en los 80 y principios de los 90 más allá de sus “Mira quién habla”. Luego llegó Tarantino, y el resto es historia. En cuanto a Denzel Washington, el neoyorquino iba a asfaltar una sólida carrera, ascendente hasta el reconocimiento en “Philadelphia” (Jonathan Demme, 1993) y los primeros 90, consolidada después a través del thriller, preferiblemente el de Tony Scott. Ahora, bajo la dirección de este último, sendos actores se enfrentan como secuestrador y negociador, respectivamente. Unos papeles que heredan directamente de Robert Shaw y Walter Matthau, protagonistas de la fuente original, el excelente thriller “Pelham uno, dos, tres” que Joseph Sargent firmara a mediados de los 70, tiempos aquellos en los que Travolta y Washington ya daban sus primeros pasos en la interpretación.

John Travolta debutó en 1972 en un episodio “Emergency!”, serie de bomberos. A este le siguieron varios pinitos hasta llegar su debut con “The Devil’s rain” (Robert Fuest, 1975). Justo antes de su eclosión como Tony Manero en la pista de baile de “Fiebre del sábado noche” (John Badham, 1977), Travolta fue macarra pre-“Grease” (Randal Kleiser, 1978) dispuesto a hacerle la vida imposible a “Carrie” (Brian De Palma, 1976). Pero fueron los dos musicales los que le catapultaron a la fama y el reconocimiento en forma de sendas nominaciones a los Globos de Oro. Travolta también disfrutaba de un momento dulce en la pequeña pantalla, donde triunfaba en “Welcome back, Kotter”, única serie en la que el actor fue habitual.

Sin embargo, los 80 deparaban para Travolta el declive de una carrera que trató de remontar con De Palma y su “Impacto” (1981) o “Sobreviviré” (1983), continuación de “Fiebre del sábado noche” nada menos que dirigida por Sylvester Stallone y que le valió su primera candidatura al Razzie®. La nominación era tanto por aquella como por “Tal para cual” (John Herzfeld, 1983), reencuentro cinematográfico con Olivia Newton-John. Lo cierto es que sus incursiones en los 80 le iban a hacer, invariablemente, flacos favores a su filmografía: la suma de los dos últimos títulos mentados, “Perfect” (James Bridges, 1985) y “The experts” (Dave Thomas, 1989), le valieron el cruel castigo de ser nominado a Peor Actor de la Década en los Razzies® de 1990. Por suerte para él, el galardón iba a recaer en Sly Stallone.

John Travolta aún tuvo tiempo en esa década de recuperar cierto éxito con “Mira quién habla” (Amy Heckerling, 1989), a la que le iban a seguir dos secuelas que, de algún modo, desvelaban un aferramiento desesperado a esa esperanza de revitalización. Desde luego, esta no llegó con “Chains of gold” (Rob Holcomb, 1991), como asistente social y salvador, ni con “Eyes of an Angel” (Robert Harmon, 1991), como padre. “Grita” (Jeffrey Hornaday, 1991) le valió otra nominación al Razzie® en menesteres de profesor de música, poco antes de que llegara la redención de mano de Quentin Tarantino. “Pulp fiction” (1994) fue, efectivamente, poco menos que el acontecimiento cinematográfico de los primeros 90, y Vincent Vega, toda una catarsis que sacó a la carrera de Travolta del coma y le valió una nominación al Oscar®. A partir de aquí, un Travolta inconmensurable se llevaba su único Globo de Oro hasta la fecha por “Cómo conquistar Hollywood” (Barry Sonnenfeld, 1995), y era un terrorista nuclear para John Woo en “Broken arrow: alarma nuclear (1996). Luego fue paranormal en “Phenomenon: algo extraordinario más allá del amor” (John Turteltaub, 1996) y más que paranormal en “Michael” (Nora Ephron, 1996). En “Atrapada entre dos hombres” (Nick Cassavetes, 1997) compartió cartel con el entonces prominente Sean Penn, justo antes de hacerlo con Nicolas Cage en la magnífica “Cara a cara” (John Woo, 1997).

Con Woo, Travolta demostraba estupendas aptitudes para un cine de acción al que iba a ser más asiduo. Antes, su particular trilogía para tres grandes: Constantin Costa-Gavras (“Mad City”, 1997), Mike Nichols (“Primary colors”, 1998) y Terrence Malick (“La delgada línea roja”, 1998). “Acción civil” (Steve Zaillian, 1998) suponía un thriller judicial de poca enjundia, y “La hija del general” (Simon West, 1999), uno militar de cierto éxito. “Campo de batalla: La Tierra” (Roger Christian, 2000) fue poco menos que una hecatombe que le valió, esta vez sí, el Razzie® como el malévolo y bizarrísimo alien que esclavizaba a la raza humana. El dudoso honor se confirmó fatalmente en la edición siguiente, con un nuevo premio por su labor en “Combinación ganadora” (Nora Ephron, 2000). Suerte que luego llegó “Operación Swordfish” (Dominic Sena, 2001), o la especialización de Travolta en el rol de villano. Tras ella, “Falsa identidad” (Harold Becker, 2001), un cameo en “Austin Powers en Miembro de oro” (Jay Roach, 2002) y “Basic” (2003), thriller de John McTiernan que protagonizaba junto con Samuel L. Jackson. En “The Punisher (El Castigador)” (Jonathan Hensleigh, 2004) dejó bastante que desear como Howard Saint antes de ser parte de “Una canción del pasado” (Shainee Gabel, 2004) y bombero de la “Brigada 49″ (Jay Russell, 2004). “Be cool” (F. Gary Gray, 2005) fue una desapercibida secuela de “Cómo conquistar Hollywood” antes de adentrarse en el noir independiente de “Corazones solitarios” (Todd Robinson, 2006). “Cerdos salvajes (con un par… de ruedas)” (Walt Becker, 2007) le recuperó para la comedia y “Hairspray” (Adam Shankman, 2007), para el musical, travestido y descomunal heredando el papel que había desempeñado Divine para John Waters. Su último título en llegarnos antes de “Asalto al tren Pelham 123″ fue “Bolt” (Chris Williams y Byron Howard, 2008), en el que le ponía voz a su canino protagonista.

Al contrario que esa montaña rusa que ha sido la carrera de Travolta, la de Denzel Washington se ha asfaltado con más pasos sobre seguro y menos palos de ciego, amén de un reconocimiento más unánime y la bendición por partida doble de la Academia. Washington empezó su carrera con pequeños papeles en televisión, hasta que en 1981 saltó al cine con “Llámame Mr. Charly” (Michael Schultz, 1981). A esta le siguió “Historia de un soldado” (1984), suponiendo su primera colaboración con Norman Jewison, con quien trabajaría más tarde. “Poder” (1986) le permitió trabajar a las órdenes del gran Sidney Lumet, mientras que en “Cry Freedom” (1987) lo hizo a las de Richard Attenborough. Washington ganó protagonismo en “For Queen & country” (Martin Stellman, 1988), en la que interpretaba a un soldado retirado. Paralelamente y desde 1982, Washington había venido desempeñando el papel de Dr. Philip Chandler en la serie de médicos “St. Elsewhere”, a lo largo de sus seis temporadas.

En 1989 llegaron el thriller “A espaldas de la ley” (Carl Schenkel) y, sobre todo, “Tiempos de gloria” (Edward Zwick). Esta última sería la que le valdría el primero de sus dos Oscars®, por interpretar a un soldado en la Guerra de Secesión norteamericana. Con “Black ghost” (James D. Parriott, 1990) probó suerte en la comedia y “Cuanto más, mejor” (1990) sería su primer trabajo para Spike Lee. “Mississippi Masala” (Mira Nair, 1991) ponía de relieve el drama del exilio, y “Ricochet” (Russell Mulcahy, 1991), otro policiaco sobre falsos culpables. A partir de entonces llegó la consolidación definitiva de Washington con algunos de sus papeles más emblemáticos: Spike Lee le eligió para ser su “Malcolm X” (1992) y Kenneth Branagh para hacer de Don Pedro en “Mucho ruido y pocas nueces” (1993). Fue incisivo periodista en “El informe pelícano” (Alan J. Pakula, 1993), junto a Julia Roberts, y ese mismo año su escalada de prestigio continuaba con “Philadelphia”, en la que era el abogado de Tom Hanks. También se demostraba igualmente válido para el blockbuster de la casa Simpson-Bruckheimer en “Marea roja” (Tony Scott, 1995) o la ciencia-ficción de “Virtuosity” (Brett Leonard, 1995), en la que iba en búsqueda y captura del ciber-asesino Russell Crowe. “El demonio vestido de azul” (Carl Franklin, 1995), le probaba como detective de noir y “En honor a la verdad” (1996) supuso su menos feliz reencuentro con el director Edward Zwick. En cuanto a “La mujer del predicador” (Penny Marshall, 1996), fue la oportunidad de verle desempeñando el papel de ángel.

Desde finales de los 90, el actor parece haberse decantado por el thriller en todas sus variantes: el sobrenatural, en “Fallen” (Gregory Hoblit, 1998), el político-militar en “Estado de sitio” (Edward Zwick, 1998) o el de serial-killer con detective inmovilizado, en “El coleccionista de huesos” (Phillip Noyce, 1999). Si bien cuando algunos de sus directores predilectos le llamaban, volvía a ellos en producciones como “Una mala jugada” (Spike Lee, 1998) o “Huracán Carter” (Norman Jewison, 1999), en la que su interpretación del boxeador Rubin Carter le llevaría de nuevo a la ceremonia de los Oscar®. Después de ser entrenador en “Titanes: hicieron historia” (Boaz Yakin, 2000), llegó un papel capital en su carrera: el detective de narcóticos Alonzo, monstruoso e inmenso en “Training day” (Antoine Fuqua, 2001), le valió su segunda estatuilla de la Academia. En “John Q” (Nick Cassavetes, 2002) le vimos como padre coraje justo antes de su primera incursión en la dirección: “Antwone Fisher” (2002) contaba la historia de un marinero de carácter violento y la terapia a la que se sometía a manos de un psiquiatra de la marina, interpretado por el mismo Washington. “A contrarreloj” (Carl Franklin, 2003) fue otro thriller, este sin pena ni gloria, en el que era un jefe de policía floridense. A este le siguieron “El fuego de la venganza” (2004), retorno a las órdenes de Tony Scott, y “El mensajero del miedo” (Jonathan Demme, 2004), poco convincente remake del extraordinario filme que John Frankenheimer firmara en los 60, con un Denzel Washington que no pudo hacer olvidar al Frank Sinatra del original.

En los últimos años ha seguido desempeñando el papel que mejor sabe: el de detective o agente de la ley. Lo fue en la estupenda “Plan oculto” (2006), o cómo Spike Lee filmó el robo perfecto, y lo fue en “Déjà vu” (2006) tercer título de su fructífera colaboración con Tony Scott. Con Ridley, hermano de Tony, iba a firmar “American gangster” (2007), en la que fue Frank Lucas, capo mafioso que construyó su imperio desde la Manhattan de los 70. Ahora, y a la espera de que llegue a España su segunda película como director, “The great debaters” (2007), nos llega este “Asalto al tren Pelham 123″, prolongación de su romance con los Scott y cinta que le ofrece el reto de igualar o superar los méritos de su antecesor en el papel, Walter Matthau.

Ampliar imagen

En las imágenes: John Travolta y Denzel Washington en “Asalto al tren Pelham 123″ © 2009 Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados. Imagen promocional de “Grease” © 1978 Paramount Pictures. Todos los derechos reservados. Carátula e imagen de “Sobreviviré” © 1983 Paramount Pictures y Cinema Group Ventures. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Pulp fiction” © 1994 A Band Apart, Jersey Films y Miramax Films. Todos los derechos reservados. Imagen promocional de “Hairspray” © 2007 TriPictures. Todos los derechos reservados. Carátula de “St. Elsewhere” © 1982 MTM Productions y NBC. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Malcolm X” © 1992 40 Acres & A Mule Filmworks, JVC Entertainment y Largo International N.V.. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Training day” © 2001 Warner Bros. y Village Roadshow Pictures. Todos los derechos reservados. Fotograma de “American gangster” © 2007 Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Más sobre: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



6 - LA BUTACA - 16:31 - 01.12.09

“Dos canguros muy maduros”: Williams y Travolta maduran juntos…

“Dos canguros muy maduros” (traducción espantosa del original “Old dogs”) es el resultado de la repetición de una fórmula de éxito: hablamos del tándem formado por el actor John Travolta y el director Walt Becker, que vuelve a l…



5 - PDVW - 23:15 - 30.07.09

Siempre me ha gustado más John Travolta como actor que el sobrevalorado(sólo es mi opinión) Denzel Washington. Y los “Razzies” o Premios Frambuesa siempre han sido desastrosos por sus erradas decisiones, nunca puedo entender porque la prensa mundial les otorga tanta promoción!…



4 - LA BUTACA - 13:04 - 30.07.09

“Asalto al tren Pelham 123″: El thriller moral de Tony Scott…

“Asalto al tren Pelham 123″ es un remake que sale perdiendo en cualquier comparativa con su referente. Sin embargo, le enriquece la sorprendente decisión de Tony Scott de situar a sus protagonistas en el terreno de la ambigüedad moral.
La…



3 - LA BUTACA - 12:15 - 28.07.09

“Asalto al tren Pelham 123″: John Travolta y Denzel Washington sobreviven a Tony Scott…

A Tony Scott le ha salido una película bastante setentera, por su mayor confianza en la capacidad interpretativa de los actores que en el mero espectáculo de acción. Sólo en su desenlace sigue caminos más trillados y menos sorprendentes.
El arranq…



2 - Miguel A. Delgado - 11:01 - 28.07.09

…y hay que reconocer una cosa: que los malos que hace Travolta son simplemente inmensos.

Un saludo!



1 - LA BUTACA - 13:13 - 26.07.09

“Asalto al tren Pelham 123″: Entretenida de principio a fin…

Un recomendable divertimento que logra que el espectador se interese por el devenir de la trama y por la suerte de los personajes. Lástima que Tony Scott vuelva a recurrir a un llamativo montaje para hacerse notar más de lo necesario.
Aunque en gener…



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Spider-Man: Homecoming | Inside

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.