Síguenos

«Blackthorn (Sin destino)»: Pistolas en la altiplanicie

Cine español

«Blackthorn (Sin destino)»: Pistolas en la altiplanicie

Ficha película Blackthorn (Sin destino)Sinopsis Blackthorn (Sin destino)Cartel Blackthorn (Sin destino)Imágenes Blackthorn (Sin destino)Tráiler Blackthorn (Sin destino)Escenas película Blackthorn (Sin destino)
Cómo se hizo Blackthorn (Sin destino)Noticias Blackthorn (Sin destino)Previa estreno Blackthorn (Sin destino)Críticas Blackthorn (Sin destino)Comentarios Blackthorn (Sin destino)

Recomendada para los amantes de un western «diferente».

Imaginen que, mucho años antes del Che Guevara, ya hubo un legendario hombre de armas que exhibió sus credenciales por la altiplanicie andina más allá de lo que las biografías oficiales proclamaron. Ahora imaginen que ese hombre era nada menos que el forajido de leyenda Butch Cassidy. Con esa premisa argumental, tan fascinante como osada, juega Mateo Gil, el cineasta español siempre asociado al nombre de Alejandro Amenábar, en su segundo filme, «Blackthorn (Sin destino)» (ver tráiler y escenas), un western —¿crepuscular, también…?— que desarrolla su historia partiendo de la base de que el mítico Cassidy —una figura difícil de evocar sin que acuda a nuestras mentes la pícara sonrisa de Paul Newman— no murió cuando nos dijeron que lo hizo, sino mucho más tarde y mucho más allá. Un arranque sugerente para una trama que, desarrollada en esos desoladores parajes del país sudamericano más alto del subcontinente, promete magia, acción, intensidad y emoción. Como en las del oeste de toda la vida, vaya.

Con un aparato promocional más que decente y un esfuerzo de producción a tono con el arrojo del empeño —algo poco habitual por estos lares, todo hay que decirlo—, «Blackthorn (Sin destino)» cuenta con un cuadro técnico cuajado de nombres de prestigio —J. A. Ruiz  Anchía a cargo de la fotografía, o Lucio Godoy encargado del rubro musical—, con un elenco actoral de perfil internacional y alto nivel: el trío de intérpretes principales lo integran dos anglosajones que, sin ser de gran tirón comercial, sí que gozan de un inmenso prestigio entre los cinéfilos más conspicuos, como son Sam Shepard y Stephen Rea, y un español al que si algo no se le podrá reprochar, será la falta de valentía y coraje para abordar retos de altura, como es el caso de Eduardo Noriega, un hombre al que su perfil de «chico guapo» no le ha hecho ningún favor a la hora de construir una carrera diversa e interesante, con la que va asentando y cuajando una valía de la que estaba muy lejos cuando arrancó esta con los primeros títulos de Alejandro Amenábar. Elementos, en suma, de atractivo indudable y que deben hacer de esta segunda cinta del canario Gil, uno de los grandes ganchos de la cartelera a partir del 1 de julio.


Imágenes de “Blackthorn (Sin destino)”, película distribuida en España por Alta Classics © 2010 Ariane Mararía y Arcadia Motion Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir