Inicio > Reportajes > Clave de sol para fantas√≠as musicales: La saga de las ̶...

Clave de sol para fantas√≠as musicales: La saga de las “Silly Symphonies”

Escrito por el 14.01.08 a las 15:12
Archivado en: Animaci√≥n, A√Īos 20, A√Īos 30, Historia, Hollywood

A¬†pesar de la creciente industria de animaci√≥n digital, o precisamente gracias a ella, los experimentos primitivos en dos dimensiones y paup√©rrimos recursos viven una revitalizaci√≥n en forma de arqueolog√≠a del dibujo. La casa pionera en este √°mbito, Walt Disney, puso en marcha en 1929 una cadena de producci√≥n de cortos sencillos, sin pretensiones, bautizados con el significativo nombre de “Silly Symphonies”. El car√°cter inocente propio de los primeros pasos de la casa, entremezclado con un h√°lito de narrativa tradicional que no escond√≠a los rasgos m√°s oscuros de relatos cl√°sicos –por ejemplo, la est√©tica tenebrosa de ciertos pasajes en “Blancanieves y los siete enanitos” (1937)–, tuvo sus precursores entre estas historietas breves, musicales, en las que escasas l√≠neas de di√°logo se amoldaban al ritmo impuesto por las melod√≠as –el m√°ximo exponente de esta caracter√≠stica es el corto “Music Land” (1935), donde los protagonistas, instrumentos de cuerda y viento¬†enfrentados, se comunican mediante reveladoras notas y cambios de tono–.

Siempre atendiendo a los gustos de la √©poca, las bandas sonoras recog√≠an las preferencias norteamericanas desde la balada suave –nanas en “Lullaby Land” (1933) o “Wynken, Blynken y Nod” (1938)– hasta el hot¬†jazz, sin hacer ascos a g√©neros m√°s cl√°sicos como la¬†√≥pera —“The goddess of spring” (1934), que recrea el mito griego de Pers√©fone–. Las Silly Symphonies sirvieron como paleta de pruebas antes de las mezclas definitivas en los largometrajes: cuentos con animales, mudos o parlantes, realistas o antropom√≥rficos — “Three orphan kittens” (1935) frente a “Elmer el elefante” (1936), por ejemplo–; adaptaciones de autores infantiles, como “El flautista de Hamelin” (1933), ensayos de siluetas y movimientos humanos, o plataforma para personajes en propiedad, como el insufrible Pluto.

La evoluci√≥n del blanco y negro al¬†technicolor se aprecia en esta Historia subsidiaria de la animaci√≥n Disney, joyas en bruto, como talladas a partir de descartes imaginativos que, unificados, conforman piezas surrealistas, y que acapararon los primeros premios –Oscar¬ģ para “Flores y √°rboles” (1932) o “El viejo molino” (1937)– antes del musical en largo y el nacimiento de la Pixar. Tonter√≠as de estudio incipiente y libre para asumir riesgos, y eventuales vestigios de esos trazos de lucidez formal que escasean en un medio animado sujeto a una incomprensible imitaci√≥n y¬†competencia con la imagen real.

En las im√°genes: Fotogramas de “The goddess of spring” – Copyright ¬© 1934. “Music Land” – Copyright ¬© 1935. “Elmer el elefante”- Copyright ¬© 1936. “Flores y √°rboles” – Copyright ¬© 1932. “Cannibal capers” – Copyright ¬© 1930. “Three orphan kittens” – Copyright ¬© 1935. Todos de¬†Walt Disney Productions. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



4 - Manuel M√°rquez - 12:49 - 18.01.08

Curiosa rese√Īa, compa Almudena, para un curioso producto, del que apenas si ten√≠a alguna referencia muy vaga (con la excepci√≥n de El viejo molino, que viene como extra en una edici√≥n en DVD de Bambi, y lo habr√© visto varios cientos de veces: ya se sabe, esto de los peques y que les d√© por ver algo en concreto, hasta que se les pasa, madre m√≠a…). ¬ŅEl futuro de P√≠xar? Como todos los futuros, incierto y sujeto a avatares de imposible previsi√≥n; eso s√≠, pase lo que pase en ese futuro, y como dec√≠a el otro, respecto a lo ya hecho, “que nos quiten lo bailao”…

Un abrazo.



3 - Almudena Mu√Īoz P√©rez - 13:28 - 16.01.08

Yo ten√≠a la cinta VHS destrozada de tanto ver estos cortos de peque√Īa. Lo curioso es que muchos se distribuyeron en V.O., lo cual es un valor para las canciones y una pol√≠tica contraria a la que se sigui√≥ con los largometrajes. ¬°Para que luego digan que a los ni√Īos no les da tiempo a leer subt√≠tulos!
Y, Miguel, yo también prefiero no plantearme el futuro de Pixar a medio plazo, aunque ya coleen algunos engreimientos, pero en referencia a sus cortos -también frescos y premiados-, es posible que les suceda como a las Silly Symphonies y su recuerdo se vea eclipsado por las películas. Veremos!



2 - Miguel A. Delgado - 11:21 - 16.01.08

Esperemos que eso no sea un adelanto de lo que le suceda a Pixar: pasar de la libertad formal de los comienzos al anquilosamiento y la fórmula.

Un saludo!



1 - Joaquín R. Fernández - 17:37 - 14.01.08

¬°Fant√°stico “post”! ¬°Y qu√© recuerdos!



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
Web de cine M√°s secciones Archivo de pel√≠culas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Resident Evil: El cap√≠tulo final | Manchester frente al mar | M√ļltiple | La La Land | Lion | Figuras ocultas | Vivir de noche

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.