Inicio > Reportajes > Conozca Oxford antes de apuntarse a la “Fuga de cereb...

Conozca Oxford antes de apuntarse a la “Fuga de cerebros”

Ed√©n de quienes desean hacer carrera internacional, reducto del saber, de las bibliotecas¬†centenarias y de¬†las aulas vac√≠as de perezosos, quimera universitaria reservada a los expedientes m√°s brillantes y a una espa√Īola como Natalia (Amaia Salamanca)… y a su tropa de admiradores con poco inter√©s en aprovechar el privilegio acad√©mico que supone colarse en Oxford. La apariencia intocable y serena de la instituci√≥n brit√°nica se vendr√° abajo con la “Fuga de cerebros” perpetrada por Fernando Gonz√°lez Molina, aunque antes de este grupo de espa√Īolitos otros tantos personajes han escarbado poco a poco los muros intocables de Oxford y de sus variadas instalaciones.

oxford-1.jpg

Los tejados: “La br√ļjula dorada” (Chris Weitz, 2007). El primer panorama en avistarse cuando el turista o novato se encamina hacia los portones de Oxford aparece surcado por pin√°culos y torrecillas. El est√°tico verticalismo de las¬†azoteas que decoran tan magnos edificios s√≥lo pierde su compostura con el movimiento de las nubes¬†y de un par de pilluelos que se apuestan la crisma. Lyra Belacqua (Dakota Blue Richards) y su compinche Roger (Ben Walker)¬†se encaramaban a las tejas para contemplar los dominios de un hogar paralelo a nuestro mundo. Un Oxford ficticio dividido en los¬†imaginarios college Gabriel, Jordan, St Michael’s y St Sophia’s, si bien el rodaje se desarroll√≥ en los muy reales Radcliffe Square, Christ Church y Exeter College. En¬†el primer volumen de “La materia oscura” de Philip Pullman, adaptado en esta cinta sin visos de¬†continuaci√≥n, Lyra y Roger tambi√©n visitaban las bodegas universitarias para pegarse una buena borrachera, pero la correcci√≥n de la categor√≠a PG-13 impuso eliminar la escena y que Lyra rechazase con gesto torcido una copa de vino durante la cena.¬†

oxford-2.jpg

El despacho del profesor: “Tierras de penumbra” (Richard Attenborough, 1993). Puerta cerrada sobre la que el alumno castigado o primerizo pinta estancias en semioscuridad equiparable a sus propios temores, tras ella se suceden lustros de brillantes tutores que, de vez en cuando, tambi√©n son genios. J.R.R. Tolkien fue uno de ellos, para regocijo empa√Īado de envidia de su colega C.S. Lewis, el escritor de las c√©lebres “Cr√≥nicas de Narnia”¬† que aleccionaba sobre filolog√≠a a sus alumnos en un luminoso despacho, como refleja la m√°s notoria pel√≠cula de Attenborough. Anthony Hopkins interpret√≥ al torturado profesor con ese aire so√Īador a punto de escaparse por los antiguos cristales, entre discusi√≥n y discusi√≥n acad√©mica. Otro hueco en la interminable lista de personajes ilustres de Oxford corresponde a la fil√≥sofa Iris Murdoch, cuya vida fue llevada al cine en¬†“Iris”¬†(Richard Eyre, 2001) con todas las convenciones del g√©nero.

oxford-3.jpg

La mazmorra de los becarios:¬†“Los cr√≠menes de Oxford” (√Ālex de la Iglesia, 2008). De instituci√≥n elitista a universidad con los brazos abiertos ante estudiantes de menos recursos que reciben el inestimable don de una beca. La fantas√≠a se derrite bajo los c√°ntaros del clima ingl√©s en cuanto el becario descubre que debe compartir despacho con un atildado investigador y que su profesor favorito no est√° dispuesto a dirigirle la tesis. De esta guisa se estrena Martin (Elijah Wood) en Oxford, aunque finalmente su tes√≥n consiga una amistad peligrosa con el doctor Arthur Seldom (John Hurt) y una visita pintoresca a la centenaria ciudad entre casas estilo bed & breakfast, concertistas de ojos desbocados y sudorosos partidos de squash. Mientras, los n√ļmeros contin√ļan tejiendo el curso de los acontecimientos y Martin descubre, demasiado tarde, que ser estudiante de matem√°ticas no es tan inocente y aburrido como parece.

oxford-4.jpg

Las habitaciones de estudiante: “Retorno a Brideshead” (Julian Jarrold, 2008). El reci√©n llegado sonr√≠e satisfecho, no s√≥lo por el prestigio que empieza a aumentar exponencialmente en su curr√≠culo con la inclusi√≥n de la palabra Oxford, sino porque todos los bellos t√≥picos se cumplen en un primer paseo: estudiantes varoniles y¬†sanos que circulan en bicicletas holandesas antes de apearse con el traje inmaculado,¬†c√©sped verde que todos los pies respetan a excepci√≥n del equipo de f√ļtbol,¬†j√≥venes a la √ļltima armados de sombreros de paja y carpetas de piel,¬†y un cuartito decorado con obras de arte… y el v√≥mito de un compa√Īero. Charles Ryder (Matthew Goode) viv√≠a tan desagradable recibimiento¬†como peaje a una obsesiva y reveladora amistad con el millonario Sebastian Flyte (Ben Whishaw) en esta revisi√≥n de la serie televisiva que despert√≥ las iras de los fans, a pesar de que su correcta factura no pretend√≠a emular ni superar el fen√≥meno. Otra pareja de inadaptados en Oxford fueron los hermanos de¬†“Los √°ngeles del infierno” (Howard Hughes, 1930), a pesar de que el rodaje de este cl√°sico de la aviaci√≥n se desarroll√≥ √≠ntegramente en California.

oxford-5.jpg

Las aulas: “Accidente” (Joseph Losey, 1967). En Oxford no se pasan notitas de banco a banco, las manos alzadas demandan nuevos debates y no permiso para ir al ba√Īo, ninguna mirada se distrae con nada que no sea la pizarra. Pero el profesor est√° obligado a fijarse en sus alumnos… y alumnas, provocando desastrosos desenlaces y pasiones cercenadas. Dirk Bogarde encarn√≥ al reputado catedr√°tico cuyos¬†impulsos lo llevan a¬†involucrarse en el noviazgo de sus alumnos Anna (Jacqueline Sassard)¬†y¬†William (Michael York)¬†y a poner su propio matrimonio contra las cuerdas. Los amplios salones univeristarios y las tranquilas aguas de los arroyos se reparten las escenas del complejo¬†libreto de Harold Pinter, donde se re√ļnen los asfixiantes ambientes de “El sirviente” (1963) y la belleza paisaj√≠stica de “El mensajero” (1970). Para completar la cr√≥nica negra del aulario de Oxford, no debe faltar el irrepetible Oscar¬†“Wilde”¬†(Brian Gilbert, 1997), enfant terrible de las letras inglesas que, como en todas partes, sembr√≥ desconcierto y admiraci√≥n durante su estancia universitaria.

oxford-6.jpg

La biblioteca: “El santo” (Phillip Noyce, 1997). ¬ŅQui√©n dice que vivir por y para la investigaci√≥n a√Īos despu√©s de finalizar la carrera supone una defunci√≥n prematura? La doctora en f√≠sica Emma Russell (Elisabeth Shue) disfruta de sus m√°s divertidas experiencias gracias a ciertos hallazgos en el √°mbito nuclear y a la visita que El Santo (Val Kilmer) le dedica en la famosa Bodleian Library de Oxford, recinto que el equipo de producci√≥n mantuvo cerrado durante una semana, para terror de estudiantes a las puertas del per√≠odo de¬†ex√°menes. Tras conocer la adaptaci√≥n que Noyce hizo de la serie de los sesenta, protagonizada por¬†Roger Moore,¬†muchos seguir√≠an ratificando que encerrarse en una biblioteca a la espera de Val¬†Kilmer es la m√°s aburrida de las salidas en la carrera de f√≠sica, pero siempre queda echarse unas risas con los disfraces y peluquines del amigo Val.

oxford-7.jpg

El comedor: “Oxford Blues” (Robert Boris, 1984).¬†Tambi√©n lo vimos en “La br√ļjula dorada”¬†y en “Tierras de¬†penumbra”, donde los profesores compart√≠an modestos platos de sopa y chatos de vino tinto. Regio sal√≥n en ambos casos, muy diferente de su conversi√≥n en comedor de high school preparado para competiciones entre bandas de pijos y chulos con cazadora de cuero. El hoy reivindicado Rob Lowe ‚ÄĒ“El ala oeste de la Casa Blanca”‚ÄĒ protagoniz√≥ este inofensivo t√≠tulo ochentero que¬†har√≠a las delicias de los bullangeros¬†ante ese duelo de cervezas gigantes que echa por tierra los sagrados modales de¬†Oxford. Sin embargo, Lowe no puede guardarse todo el m√©rito: d√©cadas antes, la universidad inglesa ya sufri√≥ otras apuestas est√ļpidas, como¬†hacerse pasar por abuelita sujetavelas en¬†“La t√≠a de Carlos” (Archie Mayo, 1941) mientras Anne Baxter, Arleen Whelan¬†y Kay Francis asisten cr√©dulas al espect√°culo.

oxford-8.jpg

El patio: “El ma√Īana nunca muere” (Roger Spottiswoode, 1997). Coraz√≥n de descansos, encuentros y desencuentros para novatos incapaces de encontrar el aula de su primera clase, la acogedora anchura del patio del New College sirve para aparcar el coche del agente 007 (Pierce Brosnan)¬†durante la cita concertada con una profesora de lenguas (Cecilie Thomsen), quien acude para refrescarle el idioma dan√©s. Como no puede ser de otra forma, m√°s a√ļn siendo d√≠a de descanso para James Bond, la clase magistral termina traslad√°ndose a un escenario privado donde Oxford no imponga su censura en las lecciones. El m√°s cinematogr√°fico de los patios universitarios tambi√©n es la estrella de los cambios de clase en el Hogwarts de Harry Potter, cuyo rodaje suele repartirse entre el Great Hall y el Christ Church College.

oxford-9.jpg

La pista de atletismo: “Un yanqui en Oxford” (Jack Conway, 1938). El emplazamiento ideal para conquistar a las chicas, al menos si uno es un estudiante de Oxford remilgado y corriente. No es el caso de Lee Sheridan (Robert Taylor), de or√≠genes estadounidenses y rechazado por todos sus compa√Īeros en un clima de afectaci√≥n brit√°nica, de ah√≠ que su atrevimiento alcance a empujar a catedr√°ticos desprevenidos y¬†besar jovenzuelas, para jolgorio del resto y esc√°ndalo de las profesoras. Conway construy√≥ un Oxford de marcado acento medievalista, m√°s cercano al castillo de Ivanhoe que a las doradas piedras¬†de la localizaci√≥n real, aunque todo fuese una estratagema para destacar la frescura del estudiante norteamericano en una improvisada prueba atl√©tica y en la t√≠pica regata contra Cambridge ‚ÄĒmotivo central de¬†la cinta deportiva “True Blue” (Ferdinand Fairfax, 1984)‚ÄĒ,¬†am√©n del respiro que significa para √©l cobijarse en una moderna tienda de bicicletas, donde Taylor intenta conquistar a una principiante¬†Vivien Leigh, bombona de aire en mano…¬†La discriminaci√≥n elitista que ha diferenciado durante siglos a Oxford adquiere un matiz tr√°gico en la italiana¬†“Alba pagana” (Ugo Liberatore, 1970), protagonizada por Jane Birkin y un marco universitario que ya no era de cart√≥n piedra.

oxford-10.jpg

La sala de conciertos: “El viol√≠n rojo” (Fran√ßois Girard, 1998). Procedentes de alta cuna y educados en un estricto programa de tareas diarias, los pupilos de Oxford prefieren emplear sus ratos libres en un concierto de viol√≠n antes que emborrach√°ndose en alguna taberna del pueblo. Pero tanta regla asceta tiene sus nefastas y hasta mortales consecuencias, como demuestra la insana dedicaci√≥n del m√ļsico Frederick Pope (Jason Flemyng) a las sinfon√≠as que le inspira el viol√≠n rojo ca√≠do por casualidad en sus prodigiosas manos. Tras un exitoso recital ante la audiencia de Oxford, Pope se sumerge en una ermita√Īa y libidinosa creatividad que, a modo de moraleja, ense√Īa a los estudiantes que toda la culpa fue del misterioso y maldito viol√≠n o bien de no entrar en una tasca m√°s a menudo.

oxford-11.jpg

En las im√°genes: “Fuga de cerebros” ¬© 2009 Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados. “La br√ļjula dorada” ¬© 2007 TriPictures. Todos los derechos reservados. “Tierras de penumbra”¬†¬© 1993 Price Entertainment, Spelling Films International y Shadowlands Productions. Todos los derechos reservados. “Los cr√≠menes de Oxford” ¬© 2008 Warner Bros. Pictures International Espa√Īa. Todos los derechos reservados. “Retorno a Brideshead” ¬© 2008 Notro Films. Todos los derechos reservados. “Accidente”¬†¬© 1967 Royal Avenue Chelsea. Todos los derechos reservados. “El santo”¬†¬© 1997 Paramount Pictures, Rysher Entertainment y Mace Neufeld Productions. Todos los derechos reservados. “Oxford Blues”¬†¬© 1984 Baltic Industrial Finance y Winkast Film Productions. Todos los derechos reservados. “El ma√Īana nunca muere”¬†¬© 1997 Danjaq, Eon Productions, Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) y United Artists. Todos los derechos reservados. “Un yanqui en Oxford” ¬© 1938 Metro-Goldwyn-Mayer British Studios. Todos los derechos reservados. Y “El viol√≠n rojo”¬†¬© 1998 Channel Four Films, Mikado Films, New Line International, Red Violin Productions Ltd., Rhombus Media, Sidecar Films & TV y T√©l√©film Canada. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



2 - LaButaca.net ¬Ľ Opini√≥n de cine - 10:34 - 29.04.09

“Fuga de cerebros”: “American pie” patria…

Esta fuga cerebral ni engancha ni funciona en sus conatos de humor negro, cafre y sicalíptico. Lo extremadamente postizo de tales pasajes lleva a la exasperación y a mirar la hora cuando uno advierte lo innecesariamente prolongado de su metraje. 
En…



1 - Miguel A. Delgado - 15:45 - 23.04.09

La verdad es que, para m√≠, Oxford siempre ser√° el de “Retorno a Brideshead” (serie TV).

Un saludo!



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
Trailers M√°s actualidad Archivo de pel√≠culas Facebook          Twitter                          
Destacados:  Primer tr√°iler de la nueva "Tomb Raider" (2018) | Fiesta del Cine: 16 a 18 de octubre | Estrenos del 15 de septiembre

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.