Inicio > Reportajes > “Drive”: El samurái al volante

“Drive”: El samurái al volante

Escrito por el 07.12.11 a las 17:39
Archivado en: Acción, Cine americano, Drama, Thriller

Recomendada para admiradores de los héroes taciturnos y solitarios.

Driver (Ryan Gosling) es un auténtico maestro al volante. Por la mañana es conductor especialista de cine, y por la noche se emplea como conductor para fugas, trabajos que le consigue su mentor y jefe Shannon (Bryan Cranston). Ahora, Shannon busca la manera de hacer dinero y quiere que compita en el circuito profesional de carreras con Bernie Rose (Albert Brooks) como inversor. Rose es un rico que ha construido su fortuna a base de dinero cuanto menos de dudosa procedencia, y la idea a Driver no le entusiasma y menos con Nino (Ron Perlman) como socio en el negocio. El mundo de este conductor es solitario y silencioso, pero todo cambia cuando se cruzan en su camino Irene (Carey Mulligan) y su hijo Benicio (Kaden Leos). Tras un primer encuentro en el ascensor y después de ayudarla a arrancar su coche en el aparcamiento, Driver se acostumbra a llevar a Irene a su trabajo de camarera y a vigilar a Benicio mientras el coche de Irene está en el taller. Cuando el marido de ella, Standard (Oscar Isaac), sale antes de tiempo de prisión por buen comportamiento, Driver decide retirarse de su vida, pero los acontecimientos dan un vuelco cuando encuentra a Standard ensangrentado y tirado en el garaje  junto a un Benicio muy asustado.

“Drive” (ver tráiler) es una de las sensaciones del año, la película que le valió al danés Nicolas Winding Refn (“Bronson”, “Valhalla Rising”) el galardón al Mejor Director en el último Festival de Cannes. Éxito de crítica y público en Estados Unidos, se basa en la novela negra homónima de James Sallis, la cual el productor Adam Siegel descubrió a través de una pequeña crítica en el Publisher’s Weekly. A partir de ahí, el productor Marc E. Platt siguió adelante con la idea de llevar a la pantalla a un personaje que le recordaba a héroes del cine de antaño como Steve McQueen y Clint Eastwood«hombres que hablaban poco pero que lo decían todo con sus actos». Pero si del héroe taciturno e indescifrable hablamos, es obligado traer a colación una de las referencias más habituales con las que se ha relacionado a la cinta: el cine que Jean-Pierre Melville firmó en los 60 y 70 con Alain Delon como protagonista, y especialmente su título más emblemático, “El silencio de un hombre” (1967) —también conocida por su título original, “Le samourai”—.

La película está protagonizada por Ryan Gosling, valor al alza al que vimos en “Lars y una chica de verdad” (Craig Gillespie, 2007) y, recientemente, en “Crazy, stupid, love”  (Glenn Ficarra y John Requa, 2011). Le acompañan en el reparto Carey Mulligan (“El mejor”, “Nunca me abandones”), Oscar Isaac (“Robin Hood”, “Sucker punch”), Ron Perlman (“Conan el bárbaro”, la serie “Hijos de la anarquía”), Christina Hendricks (la serie “Mad men”, “Tentación en Manhattan”), Bryan Cranston (la serie “Breaking bad”, “John Carter”), Albert Brooks (“Hasta que la muerte los separe”) y el niño Kaden Leos.

Al igual que cada nueva obra de Refn, el proyecto se caracterizó por exigir un estilo visual distintivo, con preferencia por los objetivos gran angular. Así explica el director de fotografía Newton Thomas Sigel la visión aplicada: «Mantuvimos el gran angular aportando a la película mucha profundidad y muchos fondos. Pero llegamos aún más lejos ya que nos teníamos que adaptar a una amplia variedad de localizaciones mientras contábamos historias que tenían mucha velocidad». En especial, el rodaje exigió un esfuerzo extra para filmar algunas de las secuencias de persecución, ya que el realizador prohibía terminantemente el uso de la cámara en mano. En su lugar, se utilizó la plataforma ‘biscuit’, llamada así porque fue creada para la película “Seabiscuit. Más allá de la leyenda” (Gary Ross, 2003): «Colocábamos el coche encima. De esa forma Ryan podía estar en el coche concentrado en su interpretación mientras las cámaras filmaban. Al mismo tiempo, hay otro conductor que conduce el coche», explica Sigel.

“Drive” contó con un presupuesto estimado de 15 millones de dólares y llegó a alcanzar el podio de la taquilla estadounidense en su estreno el pasado mes de septiembre. A día de hoy lleva acumulados más de 45 millones en su recaudación global, al tiempo que sigue ampliando su palmarés. La película se estrena en España el 28 de diciembre, como inmejorable opción de cine con sello de autor para despedir el año.


Imágenes de “Drive”, película distribuida en España por The Walt Disney Company © 2011 Bold Films, Odd Lot Entertainment, Marc Platt Productions y Seed Productions. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - victor - 11:00 - 02.01.12

hombre pues la peli no esta mal, pero un poco mas lenta y se para el tiempo



1 - valen - 20:43 - 23.12.11

es buena y entretenida poco mas



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 10 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebastián

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.