Síguenos

“El gran Stan: El matón de la prisión”. David Carradine: el Maestro

Actores y actrices

“El gran Stan: El matón de la prisión”. David Carradine: el Maestro

En “El gran Stan: El matón de la prisión”, Rob Schneider debe recurrir a las enseñanzas de un tipo llamado ‘el Maestro’ para sobrevivir a su estancia en una prisión llena de los más peligrosos sujetos imaginables. Ese maestro no es otro que David Carradine, sin duda el actor idóneo para tutelar en esto de las artes marciales. Varias han sido las veces en las que Carradine nos lo ha demostrado.

Ampliar imagen

A comienzos de los 60, David Carradine se inició en la pequeña pantalla, con varias apariciones en diversas series de televisión y con preferencia por el western. Sería en este género en el que debutara con “Taggart”, en 1964. Tras su debut, Carradine alternaría cine y televisión, en la que aparecería, sin ir más lejos, en “La hora de Alfred Hitchcock” o en otra serie perteneciente al western, “Shane”. Durante la segunda mitad de los sesenta y principios de los setenta, el actor siguió saltando de serie en serie, siendo la más célebre de ellas “Ironside”, en la cual tuvo tres apariciones. 1972 marcó un punto de inflexión en su carrera: ese año protagoniza con Barbara Hershey “El tren de Bertha”, una de las obras más tempranas de Martin Scorsese. Pero sobre todo, es el año en que se estrena “Kung Fu”, concebida por un Bruce Lee que aún no era la estrella de culto que sería tras “Operación Dragón”. Pese a que Lee fue considerado para el papel del maestro Kwai Chang Caine, sería Carradine el que acabara haciéndose con él y protagonizando la serie entre 1972 y 1976. Su interpretación le valdría su primera nominación al Globo de Oro, que no ganaría ni entonces ni en las tres ocasiones siguientes en las que optaría al mismo. Como dato más que curioso, lo que en cambio sí ganaría entonces fue el TP de Oro a Mejor Actor Extranjero.

En cualquier caso, Kwai Chang Caine fue desde entonces su papel más emblemático (quizá sólo Bill podría arrebatarle ese título), e iba a encarnarlo tanto en la serie de los setenta como en su continuación en los noventa, así como las en películas “Kung Fu: The movie” (1986) y “Kung Fu: The legend continues” (1992). En todas ellas, Caine iba a ser el modelo a seguir como maestro de kung fu, rol que andaría de la mano del actor a lo largo de su carrera. Carradine, sin embargo, nunca renunció a todo tipo de proyectos y volvió a actuar bajo las órdenes de Scorsese en “Malas calles” o protagonizó, junto a Sylvester Stallone, la mítica “La carrera de la muerte del año 2000”. Además de Scorsese, Carradine iba a trabajar con otros grandes nombres del cine, en forja o ya consolidados, como Hal Ashby (“Esta tierra es mi tierra”, valiéndole una nominación al Globo) o Ingmar Bergman (“El huevo de la serpiente”).

A finales de los 70, David Carradine volvio a demostrar sus aptitudes para las artes marciales en títulos como “El círculo de hierro” (escrita, entre otros, por Bruce Lee y James Coburn), o “Je te tiens, tu me tiens par la barbichette”. Tampoco dejaría de lado su otro género predilecto, el western: ya en los 80 protagonizó con sus hermanos Keith y Robert “Forajidos de leyenda”, y sería el villano al que debería enfrentarse el sheriff Will Kane (esta vez encarnado por Lee Majors) en la secuela para televisión de “Solo ante el peligro”. También en esa década participó en “Q, la serpiente voladora” o en “Río abajo”, de un José Luis Borau que cerraba con ella la trilogía que iniciara con “Furtivos” y “La sabina”, y que nos regalaba con esta tercera entrega la curiosidad de ver a David Carradine compartiendo pantalla con Victoria Abril. En cuanto a la televisión, “Norte y sur” sería la más conocida de las series de las que formara parte en aquella época, ejerciendo papel de Justin LaMotte y repitiéndolo para la miniserie de televisión que daba continuación a la serie en 1986. En el 87 escaparía de Alcatraz con Dennis Farina en “Six against the Rock”, mientras que en 1990 se lanzaría sediento de venganza en búsqueda de Mel Gibson en “Dos pájaros a tiro”.

Para David Carradine, los 90 estuvieron en su mayoría marcados por su vuelta a la serie “Kung Fu”. No obstante, el actor no se privó de seguir frecuentando la televisión o alimentando su currículum con rarezas tales como “Muerte callejera” (“Karate cop”), en la que el último policía sobre la Tierra debe salvar un planeta dominado por terroristas expertos en artes marciales, o “Sundown: The vampire in retreat”, en la que fue el Conde Drácula. Cabría destacar “Bolsa de cadáveres”, que le dio la ocasión de trabajar bajo la batuta de John Carpenter y Tobe Hooper, pero fue una pequeña excepción entre un buen puñado de intervenciones que cada vez más le hundían en productos de bajo calibre, lejos de los grandes intérpretes y directores de antaño. Pocos de ellos nos suenan por estas tierras salvo, quizá, “Los chicos del maíz V: Campos de terror”.

Tras varios años de vagar con pequeñas intervenciones en la pequeña pantalla, Quentin Tarantino llegaría con el nuevo siglo para resucitarle. El resto de la historia ya la conocemos: Bill sería el objeto de la venganza de la ‘Mamba negra’ en las sublimes “Kill Bill: Vol. I” y “Kill Bill: Vol. II”, siendo esta última en la que nos regalara con una mayor presencia, dejándonos para el recuerdo su monólogo sobre Superman o su imborrable muerte. Tras ella, prosiguió su andadura por diferentes series de televisión (entre las conocidas en España, “Alias”) y repitiendo papel de maestro en artes marciales, tanto en estas como en filmes de los que apenas alguno ha llegado a nuestro país en DVD, caso de “Max Havoc”. Hoy, David Carradine, a sus 72 años, se mantiene incombustible e incansable en su trabajo. Últimamente parece que se atreve con la comedia, género al que fue poco asiduo y que recientemente ha pisado con “Epic movie” y, ahora, con “El gran Stan: El matón de la prisión”. En esta última forma una extraña pareja con Rob Schneider y vuelve a hacer aquello que, indudablemente, mejor sabe en la pantalla: ser, por antonomasia, el maestro de artes marciales en el cine.

En las imágenes: Fotograma de “El gran Stan: El matón de la prisión” © 2007 Aurum. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Kung Fu” © 1972-1975 Warner Bos. Television. Todos los derechos reservados. Fotograma de “La carrera de la muerte del año 2000” © 1975 New World Pictures y Columbia Associates. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Norte y sur” © 1985 David L. Wolper Productions y Warner Bros. Productions. Todos los derechos reservados. Detalle de la portada del DVD de “Sundown: The vampire in retreat” © 1990 Vestron Pictures. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Kill Bill: Vol. 2” © 2004 Buena Vista International. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Estrenos de cine

Guía de películas

Subir