Inicio > Reportajes > “El luchador (The wrestler)”: Vuelve Mickey Rou...

“El luchador (The wrestler)”: Vuelve Mickey Rourke, el hombre del ring (Tercera parte)

Viene de: Primera parte | Segunda parte

A punto de llegar a la década de los 90, Mickey Rourke necesitaba apuntarse un tanto, y se equivocó de pleno, las cosas como son. Tratar de recuperar el tono tórrido de “Nueve semanas y media” no fue la mejor opción, y recurrir al guionista de aquélla, Zalman King, para que se encargara de dirigir el asunto, mucho menos. “Orquídea salvaje” (1989), las andanzas erótico-bobaliconas de John Wheeler (Rourke) y Emily Reed (Carré Otis), carece del más mínimo atractivo, más allá de lo apetecible que pueda parecer al espectador ver al elenco hacer el ridículo durante la práctica totalidad del metraje. Jacqueline Bisset y nuestra Assumpta Serna acompañan a un dúo central ─nominado a sendos Razzies por su labor─ que mantuvo un romance en la vida real hasta 1994, cuando él fue detenido acusado de malos tratos; de ella, cuya carrera debía catapultarse hasta el infinito con este tórrido debut, poco más se supo. Así las cosas, nuestro muchacho se aferró a un clavo ardiendo: Michael Cimino, prácticamente olvidado por la industria y que llevaba alejado de las cámaras desde 1987, cuando se encargó de adaptar sin demasiado tino “El siciliano”, sobre la novela de Mario Puzo. “37 horas desesperadas”, revisitación desangelada del clásico de William Wyler de 1955, presentaba a un fugitivo que buscaba refugio en casa de una familia adinerada a la espera de la llegada de su cómplice (Kelly Lynch) para poder escapar de la justicia. Aburrida, insoportable a ratos incluso, tristemente dirigida a pesar de contar con nombres como los de Anthony Hopkins, Lindsay Crouse, Elias Koteas, David Morse o Mimi Rogers, defenestró definitivamente al cineasta ─no volvería hasta “Sunchaser” (1996), regular propuesta que le valdría una nueva opción a hacerse con la Palma de Oro─ e inició el descenso al submundo trash de Mickey Rourke, una travesía que duraría la friolera de casi tres lustros.

dos-duros-sobre-ruedas-1991.jpg

Era su sueño desde pequeño, así que nadie puede negarle la valentía de tratar de cumplirlo. Pero durante los cuatro años (entre 1991 y 1995) en los que “El Marielito” ─nombre pugilístico de Rourke─ surcó los mares de lona, lo único que recibió fue paliza tras paliza (ganó todos los combates, eso sí), una somanta de la que pudimos ver una muestra en una tristemente memorable velada que ofreció en nuestro país la pantalla amiga. En parte pretendía purgar su espíritu, excesivamente rebelde, a base de palos. Pero fue un tremendo desliz, grabado a fuego en un rostro que debió pasar por quirófano en cuatro ocasiones para reconstruirle el cartílago nasal y reducirle una fractura de pómulo. Se acabó la que fuera una de las caras bonitas del cine internacional. Convertido ya en un auténtico tarugo ultramusculado, se apuntó un pequeño tanto comercial con “Dos duros sobre ruedas”, producción pensada, según confesó Simon Wincer, específicamente para él y Don Johnson. En ella era Harley Davidson, un machote tosco y rudo que junto a su colega Marlboro Man (Johnson) hacía frente a unos matones que trataban de expropiar el terreno en el que estaba situado su bar favorito; según ha confesado Rourke, aceptó la propuesta simplemente por motivos económicos, porque sus apuros comenzaban a ser realmente alarmantes. Y es que la década de los 90 se asemeja mucho ─demasiado─ a la situación que refleja Randy Robinson en la cinta de Darren Aronofsky que le ha sacado definitivamente del pozo en el que ha vivido sumergido durante tanto tiempo.

get-carter-2000.jpg

Tras un secundario en “Arenas blancas” (1992), inició una trayectoria a caballo entre la serie B y la Z con títulos como “El último forajido” (1993), telefilm con Geoff Murphy tras las cámaras, “F.T.W.” (1994) o “Tiempo para morir” (1994), todos ellos trabajos de la más absoluta irrelevancia artística y comercial que amenazaban con echar al traste todo lo logrado con tanto esfuerzo tiempo atrás. Más allá del celuloide, su vida estaba marcada por los excesos con el alcohol, las drogas y los escándalos ─entre ellos, las tundas a Carré Otis, de la que terminó separándose tras un matrimonio violento y polémico─. Sin embargo, seguía gozando de cierto prestigio para algunos nombres de la industria, que le regalaron agradecidas posibilidades de recuperar la atención del público en obras más notorias ─por motivos diversos─: Jean-Claude Van Damme en “Double team” (1997), Coppola en “Legítima defensa” (1997), Vincent Gallo en “Buffalo ’66” (1998), Steve Buscemi en “Animal Factory” (2000), Sylvester Stallone en “Get Carter” (2000) o Sean Penn en “El juramento” (2001) intentaron reencaminar nuevamente la trayectoria del ídolo caído. Pero sería la trágica muerte de su hermano Joe, de quien siempre había cuidado y que  murió víctima de un cáncer con el que convivió durante dos décadas, el impulso que le animaría a recuperar el tono necesario para encauzar su existencia delante y detrás de las cámaras.

spun-2002.jpg

«No quise cambiar hasta que lo perdí todo, y entonces me di cuenta de que mejor cambias o te vuelas la cabeza. O cambias y persigues tu vida o continúas siendo un pedazo de mierda». Con estas palabras se refirió en el pasado Festival de Cine de Nueva York a ese instante en el que se percató de su triste situación. Y el primer paso llegó con “Spun” (2002), pequeño título independiente convertido en film de culto en el que su rol de El Cocinero, fabricante de droga en un destartalado motel, le regaló de nuevo un sentido puñado de alabanzas desde diversos sectores de la crítica. Una vez más, retrataba un personaje al borde del colapso, con ese doble filo que tan buenos resultados le sigue dando hoy en día, tal vez porque se identifica con ellos hasta grados que van mucho más allá del de un actor de método, porque en su vida está su reflejo. Se apuntó otro tanto gracias a su participación en “Anónimos” (2003), cinta para la que Larry Charles dispuso de uno de los repartos más espectaculares de los últimos tiempos; lástima que el resultado fuese de lo más mediocre ─siendo amables─ y sólo sirviese para demostrar el poder de captación de que dispone Bob Dylan dentro y fuera del espectro musical. Aunque confirmaba poco a poco la recuperación de Mickey Rourke, que tendría un apoyo definitivo en dos nombres por todos conocidos: Robert Rodriguez y Tony Scott.

Continúa en: Cuarta y última parte

  • Más información sobre “El luchador (The wrestler)”
  • Tráiler en español de “El luchador (The wrestler)”
  • Fotos de “El luchador (The wrestler)” (20)
  • Notas sobre cómo se hizo
  • Nominada a 2 Oscars®
  • Crítica (10/10): La tragedia del Ave Fénix, por J. Arce
  • Clip en exclusiva de “El luchador (The wrestler)”
  • Noticias relacionadas con la película y su equipo
  • En las imágenes: Imagen promocional de “Dos duros sobre ruedas” © 1991 Krisjair, Laredo y MGM. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Get Carter” © 2000 Morgan Creek Productions, Franchise Pictures, The Canton Company, Epsilon Motion Pictures y Carter Productions. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Spun” © 2002 Brink Films, Little Magic Films, Muse Productions, Muse/Blacklist Films, Saggitaire, Silve Nitrate Films, Spun Inc. y Stone Canyon Entertainment.

    Escribe tu comentario

    AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

    (obligatorio)

    (obligatorio; no se mostrará)



    1
    Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

    ● Cincuenta sombras más oscuras
    ● Rings
    ● Batman: La Lego película
    ● Jackie
    ● La gran muralla
    ● El fundador
    ● T2: Trainspotting
    ● Logan
    ● El guardián invisible
    ● Kong: La Isla Calavera
    ● El bar
    ● La bella y la bestia
    ● Los Pitufos: La aldea escondida
    ● Ghost in the shell
    ● Fast & furious 8
    ● Alien: Covenant

     
    Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
    Actualidad:  Resident Evil: El capítulo final | Manchester frente al mar | Múltiple | La La Land | Lion | Figuras ocultas | Vivir de noche

    © LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.