Inicio > Reportajes > Frank Sinatra y la afonía del sonoro

Frank Sinatra y la afonía del sonoro

Escrito por el 14.05.08 a las 22:07
Archivado en: Actores y actrices, Historia, Hollywood

Hoy –y a lo largo de muchos d√≠as y¬†semanas pasados– se dir√° lo indecible acerca de Frank Sinatra, se le llamar√° La Voz, el cantante metido a actor, el actor que cantaba en sus pel√≠culas, el celoso marido del animal m√°s bello del mundo, el padre de la country Nancy, el crooner que hac√≠a crujir la banca, el m√°s brillante roedor del rat pack o, al menos, el que m√°s trozo de queso se llevaba. No me interesan los ¬ęy el pedestal del d√≠a es para…¬Ľ ni los aniversarios mortuorios, un invento bien triste y que s√≥lo sirve para que los enterados se reiteren, los desinformados se olviden enseguida y las ventas de discos se eleven lo mismo que la posici√≥n de dichas compras en las estanter√≠as, abarrotadas de buenos ejemplos culturales siempre pendientes de consumo. Por eso, y dado que aqu√≠ me toca hablar de cine y no de m√ļsica, no llorar√© tras diez a√Īos de su muerte a Sinatra ni recomendar√© con fiereza su filmograf√≠a. Que nadie interprete ahora, si es que siguen leyendo, que siento alguna man√≠a personal hacia la celebridad. Pues en absoluto, pero las bienamadas cuerdas vocales del cantante no suplen un talento cinematogr√°fico poco destacado. El secreto de Frank es que supo escribir su nombre en los planteles correctos.

sinatra-1.jpg

Primero en peque√Īos cameos inocentes, como “Traves√≠a caribe√Īa” (1942) –es decir, reafirmando la idea de cantante de orquesta que ameniza las cenas de los ricachones– hasta su salto de mano de dos grandes: Gene Kelly y Stanley Donen. “Levando anclas” (1945) y, especialmente, la maravillosa “Un d√≠a en Nueva York” (1949) –no, a√ļn no cantaba aquello de “New York, New York” que enamorar√≠a¬†a Scorsese, sino el jovial ¬ęNew York New, York what a wonderful town…¬Ľ– fueron dos musicales de referencia que abrieron las puertas de Frank… al cante. Al baile menos porque, vistas las coreograf√≠as, en realidad no constitu√≠an su fuerte, ataviado de una parsimonia que quer√≠a hacerse pasar por un Fred Astaire m√°s bajito y m√°s apuesto. Su primer papel cien por cien int√©rprete fue “El milagro de las campanas” (1948), en la piel de ¬°un cura! Bueno, aire as√≠ a lo padrecito rural se daba un poco. Pero los productores entrevieron mucho m√°s potencial bajo la sotana y lanzaron al joven a su elemento: las mujeres, las tropel√≠as y la personalidad canalla. Experimentos tan raros como el western-musical “Me bes√≥ un bandido” (1948) –frase que despu√©s podr√≠an hacer suya muchas chicas en relaci√≥n al actor– o el musical deportivo “Take me out to the ball game” (1949) precedieron su √©poca dorada: los cincuenta.

sinatra-2.jpg

¬†En 1953 aquel orgulloso e inocuo hombrecillo de comedias y veladas alza un Oscar¬ģ al mejor actor secundario. “De aqu√≠ a la eternidad” –casi todos los t√≠tulos de Sinatra parecen premonitorios…– le brind√≥ su oportunidad seria, la de imprimir credibilidad en un personaje ingenuo y torturado que roza unas notas chirriantes de afectaci√≥n como la propia pel√≠cula. Pero ya se sabe que √©se no es un defecto, sino el caballo ganador de los acad√©micos. Y como a tantos otros valores en alza por una noche, el premiado fue cayendo paulatinamente en pel√≠culas sin importancia. Algo de film noir, una metedura de pata con Doris Day —“Siempre t√ļ y yo” (1954)–, un drama poco conocido de Stanley Kramer —“No ser√°s un extra√Īo” (1955)– preceden a la repetici√≥n de sus filones: un brillante musical — “Ellos y ellas” (1955), de Mankiewicz, aunque Marlon Brando danzando y cantando robaba¬†cualquier protagonismo, por su rareza, no por su acertada ejecuci√≥n– y otro dram√≥n de los gordos, la magn√≠fica “El hombre del brazo de oro” (1955), en la l√≠nea iniciada por “D√≠as sin huella” (1943). Pero no ser√≠a hasta “Como un torrente”¬†(1958), otro de esos ambiguos melodramas de Minnelli, cuando alguien volviese a confiar en su faceta dram√°tica.

sinatra-3.jpg

“Pal Joey” (1957) o “Alta sociedad” (1956) –pobre remake de “Historias de Filadelfia” (1940)– se aprovechan de sus melod√≠as hasta el boom del cine b√©lico —“Cuando hierve la sangre” (1959), “Todos fueron valientes” (1965)– y las comedias alocadas junto a otros cantantes —Bing Crosby en “Dos frescos en √≥rbita” (1962) y Dean Martin en “Tres sargentos” (1962)–, detonadas por la archifamosa “La cuadrilla de los once” (1960), manifiesto del rat pack y futuro objeto de rapi√Īa para George Clooney y compa√Ī√≠a. Entre sus √ļltimos trabajos, destac√≥ otro fabuloso drama, “El mensajero del miedo” (1962), “El √ļltimo de la lista” (1963), de Huston, o¬†“El detective” (1968). Sin embargo, pocos ejemplos de su carrera resultan memorables gracias a su actuaci√≥n, y mucho m√°s valor suponen en la actualidad las aportaciones que realiz√≥ a cientos de bandas sonoras y a que una determinada √©poca se rememore al instante –aunque sea en series tan destructivas sobre el american way of life que parec√≠an propagar sus canciones, como las estupendas “Los Soprano” o “Mad Men”–. ¬ŅPodemos comprender que Sinatra fuese abducido por el rostro que m√°s dividendos le daba o que las productoras s√≥lo pensasen en sus amigas las discogr√°ficas? No era perfecto, pero s√≠ efectivo, y eso se sigue notando, en cd o en dvd. Y tras tantos a√Īos, no es moco de pavo para alguien que en sus letras dec√≠a: ¬ęquiero despertar en una ciudad que nunca duerme y descubrir que soy el rey de la colina…¬Ľ El montecito de Hollywood es todo tuyo, Frank –pero te avisamos que se ha quedado peque√Īo–.

En las im√°genes: Frank Sinatra a la derecha de una fotograf√≠a promocional de “Un d√≠a en la ciudad” – Copyright¬† ¬© 1949 Loew’s y Metro-Goldwyn-Mayer (MGM).¬†Todos los derechos reservados. Fotogramas de “De aqu√≠ a la eternidad” – Copyright¬†¬© 1953 Columbia Pictures Corporation. Todos los derechos reservados. Y “Como un torrente” – Copyright ¬© 1958 Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



2 - Almudena Mu√Īoz P√©rez - 16:14 - 15.05.08

Hum hum, Manuel, pregunta trampa porque las ‘biograf√≠as filmadas’ de Scorsese no son tal cosa… O nos har√≠a un documental largu√≠simo y s√≥lo apto para forofos como “No direction home”, o nos tomar√≠a el pelo con un concierto-promoci√≥n a lo “Shine a light”… Y bastantes palos se llev√≥ ya con “New York, New York”. ¬ŅPodr√≠a repetirse la agudeza de “El √ļltimo vals”? No creo que le saliese con Sinatra, parece que el director siente demasiada adoraci√≥n por esa √©poca, como se not√≥ en “El aviador”. A ver con qu√© nos sorprende de George Harrison! :)



1 - Manuel M√°rquez - 10:34 - 15.05.08

Excelente recorrido, en la l√≠nea a la que nos tienes acostumbrados, por la filmograf√≠a del bicho malo este del Sinatra. Y, aunque, en general, abomino bastante del g√©nero de las biograf√≠as filmadas, siento aut√©ntica curiosidad por ver c√≥mo quedar√≠a el “invento” de Scorsese con un material como √©ste. ¬ŅC√≥mo lo ves t√ļ…?

Un abrazo.



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
V√≠deos Pel√≠culas M√°s cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 17 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebasti√°n

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.