Frank Sinatra y la afonía del sonoro

by Almudena Muñoz | mayo 14, 2008 22:07

Hoy –y a lo largo de muchos días y semanas pasados– se dirá lo indecible acerca de Frank Sinatra, se le llamará La Voz, el cantante metido a actor, el actor que cantaba en sus películas, el celoso marido del animal más bello del mundo[1], el padre de la country Nancy, el crooner que hacía crujir la banca, el más brillante roedor del rat pack o, al menos, el que más trozo de queso se llevaba. No me interesan los «y el pedestal del día es para…» ni los aniversarios mortuorios, un invento bien triste y que sólo sirve para que los enterados se reiteren, los desinformados se olviden enseguida y las ventas de discos se eleven lo mismo que la posición de dichas compras en las estanterías, abarrotadas de buenos ejemplos culturales siempre pendientes de consumo. Por eso, y dado que aquí me toca hablar de cine y no de música, no lloraré tras diez años de su muerte a Sinatra ni recomendaré con fiereza su filmografía. Que nadie interprete ahora, si es que siguen leyendo, que siento alguna manía personal hacia la celebridad. Pues en absoluto, pero las bienamadas cuerdas vocales del cantante no suplen un talento cinematográfico poco destacado. El secreto de Frank es que supo escribir su nombre en los planteles correctos.

sinatra-1.jpg

Primero en pequeños cameos inocentes, como “Travesía caribeña”[2] (1942) –es decir, reafirmando la idea de cantante de orquesta que ameniza las cenas de los ricachones– hasta su salto de mano de dos grandes: Gene Kelly y Stanley Donen. “Levando anclas”[3] (1945) y, especialmente, la maravillosa “Un día en Nueva York”[4] (1949) –no, aún no cantaba aquello de “New York, New York” que enamoraría a Scorsese, sino el jovial «New York New, York what a wonderful town…»– fueron dos musicales de referencia que abrieron las puertas de Frank… al cante. Al baile menos porque, vistas las coreografías, en realidad no constituían su fuerte, ataviado de una parsimonia que quería hacerse pasar por un Fred Astaire más bajito y más apuesto. Su primer papel cien por cien intérprete fue “El milagro de las campanas”[5] (1948), en la piel de ¡un cura! Bueno, aire así a lo padrecito rural se daba un poco. Pero los productores entrevieron mucho más potencial bajo la sotana y lanzaron al joven a su elemento: las mujeres, las tropelías y la personalidad canalla. Experimentos tan raros como el western-musical “Me besó un bandido”[6] (1948) –frase que después podrían hacer suya muchas chicas en relación al actor– o el musical deportivo “Take me out to the ball game”[7] (1949) precedieron su época dorada: los cincuenta.

sinatra-2.jpg

 En 1953 aquel orgulloso e inocuo hombrecillo de comedias y veladas alza un Oscar® al mejor actor secundario. “De aquí a la eternidad”[8] –casi todos los títulos de Sinatra parecen premonitorios…– le brindó su oportunidad seria, la de imprimir credibilidad en un personaje ingenuo y torturado que roza unas notas chirriantes de afectación como la propia película. Pero ya se sabe que ése no es un defecto, sino el caballo ganador de los académicos. Y como a tantos otros valores en alza por una noche, el premiado fue cayendo paulatinamente en películas sin importancia. Algo de film noir, una metedura de pata con Doris Day —“Siempre tú y yo” [9](1954)–, un drama poco conocido de Stanley Kramer —“No serás un extraño”[10] (1955)– preceden a la repetición de sus filones: un brillante musical — “Ellos y ellas”[11] (1955), de Mankiewicz, aunque Marlon Brando danzando y cantando robaba cualquier protagonismo, por su rareza, no por su acertada ejecución– y otro dramón de los gordos, la magnífica “El hombre del brazo de oro”[12] (1955), en la línea iniciada por “Días sin huella”[13] (1943). Pero no sería hasta “Como un torrente”[14] (1958), otro de esos ambiguos melodramas de Minnelli, cuando alguien volviese a confiar en su faceta dramática.

sinatra-3.jpg

“Pal Joey”[15] (1957) o “Alta sociedad”[16] (1956) –pobre remake de “Historias de Filadelfia”[17] (1940)– se aprovechan de sus melodías hasta el boom del cine bélico —“Cuando hierve la sangre” [18](1959), “Todos fueron valientes”[19] (1965)– y las comedias alocadas junto a otros cantantes —Bing Crosby en “Dos frescos en órbita”[20] (1962) y Dean Martin en “Tres sargentos” [21](1962)–, detonadas por la archifamosa “La cuadrilla de los once”[22] (1960), manifiesto del rat pack y futuro objeto de rapiña para George Clooney y compañía. Entre sus últimos trabajos, destacó otro fabuloso drama, “El mensajero del miedo”[23] (1962), “El último de la lista”[24] (1963), de Huston, o “El detective”[25] (1968). Sin embargo, pocos ejemplos de su carrera resultan memorables gracias a su actuación, y mucho más valor suponen en la actualidad las aportaciones que realizó a cientos de bandas sonoras y a que una determinada época se rememore al instante –aunque sea en series tan destructivas sobre el american way of life que parecían propagar sus canciones, como las estupendas “Los Soprano”[26] o “Mad Men”[27]–. ¿Podemos comprender que Sinatra fuese abducido por el rostro que más dividendos le daba o que las productoras sólo pensasen en sus amigas las discográficas? No era perfecto, pero sí efectivo, y eso se sigue notando, en cd o en dvd. Y tras tantos años, no es moco de pavo para alguien que en sus letras decía: «quiero despertar en una ciudad que nunca duerme y descubrir que soy el rey de la colina…» El montecito de Hollywood es todo tuyo, Frank –pero te avisamos que se ha quedado pequeño–.

En las imágenes: Frank Sinatra a la derecha de una fotografía promocional de “Un día en la ciudad” – Copyright  © 1949 Loew’s y Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Todos los derechos reservados. Fotogramas de “De aquí a la eternidad” – Copyright © 1953 Columbia Pictures Corporation. Todos los derechos reservados. Y “Como un torrente” – Copyright © 1958 Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Todos los derechos reservados.

Endnotes:
  1. animal más bello del mundo: http://spanish.imdb.com/name/nm0001257/
  2. “Travesía caribeña”: http://spanish.imdb.com/title/tt0035320/
  3. “Levando anclas”: http://spanish.imdb.com/title/tt0037514/
  4. “Un día en Nueva York”: http://spanish.imdb.com/title/tt0041716/
  5. “El milagro de las campanas”: http://spanish.imdb.com/title/tt0040594/
  6. “Me besó un bandido”: http://spanish.imdb.com/title/tt0040513/
  7. “Take me out to the ball game”: http://spanish.imdb.com/title/tt0041944/
  8. “De aquí a la eternidad”: http://spanish.imdb.com/title/tt0045793/
  9. “Siempre tú y yo” : http://spanish.imdb.com/title/tt0047688/
  10. “No serás un extraño”: http://spanish.imdb.com/title/tt0048432/
  11. “Ellos y ellas”: http://spanish.imdb.com/title/tt0048140/
  12. “El hombre del brazo de oro”: http://spanish.imdb.com/title/tt0048347/
  13. “Días sin huella”: http://spanish.imdb.com/title/tt0037884/
  14. “Como un torrente”: http://spanish.imdb.com/title/tt0052218/
  15. “Pal Joey”: http://spanish.imdb.com/title/tt0050815/
  16. “Alta sociedad”: http://spanish.imdb.com/title/tt0049314/
  17. “Historias de Filadelfia”: http://spanish.imdb.com/title/tt0032904/
  18. “Cuando hierve la sangre” : http://spanish.imdb.com/title/tt0053108/
  19. “Todos fueron valientes”: http://spanish.imdb.com/title/tt0059518/
  20. “Dos frescos en órbita”: http://spanish.imdb.com/title/tt0056417/
  21. “Tres sargentos” : http://spanish.imdb.com/title/tt0056470/
  22. “La cuadrilla de los once”: http://spanish.imdb.com/title/tt0054135/
  23. “El mensajero del miedo”: http://spanish.imdb.com/title/tt0056218/
  24. “El último de la lista”: http://spanish.imdb.com/title/tt0057254/
  25. “El detective”: http://spanish.imdb.com/title/tt0062883/
  26. “Los Soprano”: http://spanish.imdb.com/title/tt0141842/
  27. “Mad Men”: http://spanish.imdb.com/title/tt0804503/

Source URL: http://www.labutaca.net/reportajes/frank-sinatra-y-la-afonia-del-sonoro/