Inicio > Reportajes > “Hannah Montana: La película”. Yo también fui, ...

“Hannah Montana: La película”. Yo también fui, soy y seré un ídolo adolescente (Segunda parte)

Después de haberse desgañitado de ilusión con el estreno de “17 otra vez”, las chicas pasan el relevo a… más chicas. El fenómeno fan ejerce su mayor influencia sobre el género femenino, tanto da si el producto en cuestión lo protagoniza el chico de sus sueños o la chica que soñarían ser. Y desde su recién cumplida pubertad hasta los dieciséis años que luce ahora con el desparpajo propio de su edad, Miley Cyrus es la teen queen del momento gracias a esa fábrica de sueños reformulada en franquicia de ídolos adolescentes, la Disney y su cetro The Mickey Mouse Club. Las exitosas audiencias de la serie televisiva y su permanencia en altos puestos de las listas radiofónicas han dado pábulo al largo cinematográfico que sigue a un concierto 3-D estrenado en salas IMAX. En él, la niña actriz debe decidir si prefiere a Miley Cyrus, la granjera amante de los caballos, o a Hannah Montana, la rubia de bote rompepistas —un dilema similar al de su papel en “Bolt” (Chris Williams y Byron Howard, 2008)—. Si Radiohead la manda a freír espárragos con su nuevo álbum… ¿cuántas teen queens de la Historia habrán llorado amargas lágrimas de “Creep”?

idolos-adolescentes-femeninos-1.jpg

1950: Ellas los prefieren rebeldes, pero saben que ellos —y sus madres— guardan debilidad por las buenas chicas de expresión naif. Una jovencísima Elizabeth Taylor terminaba de jugar con la perra Lassie para consagrarse como mujercita perfecta ante un matrimonio honrado y prometedor en “El padre de la novia” (Vincente Minnelli, 1950). El modelo de belleza provinciana sumisa triunfaría entre otras tantas actrices de su quinta y entre el público hostigado a admirar valores de soldaduras conservadoras. Con el mismo patrón, y un descosido de picardía que ya asomaba en la mirada violeta de la Taylor, fueron cortados los papeles de Debbie Reynolds, quien inauguró la saga de Tambey Tyree en “Tammy, la muchacha salvaje” (Joseph Pevney, 1957); Piper Laurie entre la mula Francis y enredos con Rock Hudson en “¿Has visto a mi chica?” (Douglas Sirk, 1952); las marchosas Tuesday Weld en “El rey del rock-and-roll” (Will Price, 1956) y Connie Stevens en “Yo soy el padre y la madre” (Frank Tashlin, 1958); Anne Francis, la virginal tentación extraterrestre de Leslie Nielsen en “Planeta prohibido” (Fred M. Wilcox, 1956); y Natalie Wood, protagonista de un particular crepúsculo divino junto a Bette Davis en “La estrella” (Stuart Heisler, 1952), a modo de advertencia para noveles que subrayaría en “La rebelde” (Robert Mulligan, 1965), ascenso y caída de una actriz con dos años años de fama.

Para ser una queen fan en los 50 tenías que haber visto: “Girls Town” (Charles F. Haas, 1959), “Su alteza el ladrón” (Rudolph Maté, 195), “April Love” (Henry Levin, 1957), “Vacaciones para enamorados” (Levin, 1959) y “El hijo de mamá” (David Butler, 1956).

idolos-adolescentes-femeninos-2.jpg

1960: Acumulación de teen queens para todos los públicos, a pesar de que dicha etiqueta conlleve un contradictorio matiz de erotismo. Las pantallas se llenan de muchachas en bikini y minifalda, y las núbiles actrices que en la década anterior ilustraban a las hijas de sociedad un correcto comportamiento ahora despiertan las pasiones de sus hermanos junto a los pósters de pin-ups. Es la época del calor y de protagonistas de ojos abiertos: el angelical rostro de Debbie Reynolds es sustituido por Sandra Dee, antaño chica “Gidget”, que ahora pasa a manos de Deborah Walley. Las playas y las urbes de juerga se pueblan de adolescentes que ya no lo son tanto: Ann-Margret (“Un beso para Birdie”), Carol Lynley (“Adán también tenía su manzana”), Annette beach girl Funicello (“Babes in Toyland”) y Shelley Fabares (“Girl Happy”), mientras Nancy Sinatra se atrevía a quemar el asfalto con los moteros de “Los ángeles del infierno”. El desenfreno encuentra su contrapunto en Hayley Mills, lo más parecido a una Miley Cyrus sesentera, icono Disney en producciones familiares como “Polyanna” o “Tú a Boston y yo a California”, antes de que alcanzase la mayoría de edad y, al filo de una nueva década, siguiese siendo tan virtuosa como para afirmar su pertenencia a “El invencible sexo débil” (Jonathan Miller, 1970).

Para ser una queen fan en los 60 tenías que haber visto: “Cita en Las Vegas” (George Sidney, 1964), “Speedway” (Norman Taurog, 1968), “Gidget goes hawaiian” (Paul Wendkos, 1961), “Tammy tell me true” (Harry Keller, 1961) y “Pajama party” (Don Weis, 1964).

idolos-adolescentes-femeninos-3.jpg

1970: Las damiselas se enfrentan al peor momento para ir a la peluquería y a una oferta más bien pacata de adolescentes con ánimo de conquista. Mientras algunas ya creciditas se estrenan con personajes de instituto —Olivia Newton-John en “Grease” y Ali MacGraw en “Love Story”—, otras más jóvenes se preparan para el boom de la próxima década, sin saber, como Brooke Shields, que debería aprovechar que ahora es “La pequeña” y no el icono sexual ahogado en “El lago azul”. Tatum O’Neal, oscarizada por su debut en “Luna de papel” (Peter Bogdanovich, 1973), junto a su padre y ex teen idol Ryan, fue otra de las afectadas por la transición y la fiebre de las “Faldas revoltosas” que truncó su carrera hasta una reciente resurrección en la pequeña pantalla.

Para ser una queen fan en los 70 tenías que haber visto: “Los picarones” (Michael Ritchie, 1976), “Halloween” (John Carpenter, 1978), “Pasiones en juego” (Anthony Harvey, 1979), “Estirpe indomable” (Frank Pierson, 1978) y “Locos por ellos” (Robert Zemeckis, 1978).

idolos-adolescentes-femeninos-4.jpg

1980: Al creciente número de galanes ochenteros le corresponde una tropa de teen queens no menos generosa, si bien no todas ellas fueron lanzadas con el propósito de la procreación hormonal. Ni Drew Barrymore con su “E.T.” (Steven Spielberg, 1982), ni Jennifer Connelly “Dentro del laberinto” (Jim Henson, 1986) pretendían despertar una complicidad más allá de lo infantil, aunque la segunda hubiese protagonizado uno de los flechazos más hermosos del cine con su ballet de “Érase una vez en América” (Sergio Leone, 1984). Quienes sí tuvieron claro su papel de rompecorazones con más o menos fortuna fueron Molly Ringwald, “La chica de rosa” después de haber soplado “Dieciséis velas”; Deborah Foreman (“La chica del valle”), Kelly Preston (“Amor en la hoguera”), Meg Ryan, ya toda una locaza en su pequeño papel de “Top Gun”; la star televisiva Lori Loughlin (“Admiradora secreta”), Jennifer Jason Leigh (“Aquel excitante curso”) o la Demi Moore que hacía pasar a todos “Un verano loco”. Entremedias, las cuidadoras de niñas con las curvas incipientes de Elisabeth Shue que vivían “Aventuras en la gran ciudad” (Chris Columbus, 1987) y las Sarah Jessica Parker pre-pijoterío neoyorquino (“Footloose”).

Para ser una queen fan en los 80 tenías que haber visto: “La locura de papá” (Stan Dragoti, 1989), “¿Qué pasó anoche?” (Edward Zwick, 1986), “Una maravilla con clase” (Howard Deutch, 1987), “Casual sex?” (Geneviève Robert, 1988) y “Las chicas sólo piensan en divertirse” (Alan Metter, 1985).

idolos-adolescentes-femeninos-5.jpg

1990: La liberación de las rutinas vitales femeninas y el salto definitivo de la mujer al mundo profesional imponen a maduras actrices con síndrome de teenitis (Meg Ryan, Jennifer Aniston) como reinas de la comedia romántica, y a las adolescentes como propietarias de una parcela de cultivo menos fértil: el romance bobalicón del que siempre han sido destinatarias. No es de extrañar que surjan modelos de rebeldía en Juliette Lewis o Winona Ryder, y que se produzca la consagración de las scream queens que pueden sufrir tanto como en los ochenta y con espacio para el debate entre procacidad o recato sexual —Neve Campbell, Katie Holmes, Jennifer Love Hewitt— En los extremos, los bebés crecen, o eso creen —Barrymore en “Nunca me han besado”—, y otros dan sus primeros y cada vez más arriesgados primeros pasos —Kirsten Dunst en “Entrevista con el vampiro” (Neil Jordan, 199) y Natalie Portman en “Beautiful girls” (Ted Demme, 1996)—.

Para ser una queen fan en los 90 tenías que haber visto: “Fuera de onda” (Amy Heckerling, 1995), “El chico ideal” (Frank Coraci, 1998), “Scream” (Wes Craven, 1996), “Donde reside el amor” (Jocelyn Moorhouse, 1995) y “Sé lo que hicisteis el último verano” (Jim Gillespie, 1997).

idolos-adolescentes-femeninos-6.jpg

2000: Sus estilismos son los más buscados y copiados por clones ansiosos de los mismos suspiros que despiertan las teen queens entre los muchachos. Las más pequeñas prefieren a Miley Cyrus, Dakota Fanning, Mandy Moore, Lindsay Lohan, Hilary Duff y Ashley Tisdale, y las chicas con ganas de crecer demasiado rápido se fijan en Keira Knightley, Julia Stiles, Piper Perabo, Kate Bosworth, Scarlett Johansson, Sarah Michelle Gellar, Anne Hathaway y “Gossip Girl” varias. A la espera de que la fase cinta-familiar-con-animales sea un episodio o un epílogo en la carrera de Miley Cyrus, deseamos que por lo menos no se repita el desagradable ejemplo de las gemelas Olsen.

Las películas de 2009 más esperadas por las queen fans: “Luna nueva” (Chris Weitz, 2009), “Qué les pasa a los hombres” (Ken Kwapis, 2009), “I love you, Beth Cooper” (Columbus, 2009), “Jennifer’s body” (Karyn Kusama, 2009), y “Bandslam” (Todd Graff, 2009).

idolos-adolescentes-femeninos-7.jpg

En las imágenes: Miley Cyrus en “Hannah Montana: La película” © 2009 Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Todos los derechos reservados. Debbie Reynolds en “La conquista del Oeste” © 1962 Cinerama Productions Corp. y Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Todos los derechos reservados. Ann-Margret en “Cita en Las Vegas” © 1964 Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) y Winters Hollywood Entertainment Holdings Corporation. Todos los derechos reservados. Tatum O’Neal en “Luna de papel” © 1973 The Directors Company, Paramount Pictures y Saticoy Productions. Todos los derechos reservados. Jennifer Connelly en “Dentro del laberinto” © 1986 Delphi V Productions, Henson Associates (HA), TheJim Henson Company, Lucasfilm y TriStar Pictures. Todos los derechos reservados. Alicia Silverstone en “Fuera de onda” © 1995 Paramount Pictures. Todos los derechos reservados. Y Hayden Panettiere en “I love you, Beth Cooper” © 2009 1492 Pictures. Todos los derechos reservados.

Más sobre: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - LA BUTACA - 12:32 - 11.09.09

“Hannah Montana: La película”: Expandiendo el fenómeno…

“Hannah Montana: La película” está disponible a la venta en DVD desde el 9 de septiembre. Atendiendo al producto y al público al que va destinado, sólo cabe decir que la edición no decepcionará a sus seguidores. En ella encontramos todo lo …



1 - Miguel A. Delgado - 10:56 - 06.05.09

Conclusión: que todo sigue igual. Para que luego digan que el fenómeno fan es un invento de ahora mismo…

Un saludo!



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram                              
Destacados:  Estrenos 13 de octubre | Festival de Sitges | Festival de San Sebastián | Fiesta del Cine

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.