Inicio > Reportajes > La composición triangular: Y parió la abuela

La composición triangular: Y parió la abuela

Escrito por el 12.11.07 a las 14:57
Archivado en: Años 60, Drama, Escenas, Hollywood

Aunque pueden abarcarlo todo, los planos tiene adjudicada una propiedad exclusiva según el contrato de la tradición visual. Que nadie se insmiscuya en la medida cuadratura de un primer plano, que sólo paseen extras borrosos en el fondo de una conversación de plano medio, o que se apiñen sin demasiado agobio los miembros de un plano de conjunto. Sin embargo, a veces un inquilino indeseado viene a ocupar un tercer puesto que es calculado por el director, pero estresante para los personajes. Como tercera corriente de un diálogo ya imposible, o de una relación que amenaza con extenderse y compartirse fuera de los límites de la intimidad, la composición triangular une tres vértices en un espacio que redobla su profundidad para superponer dos niveles de atención, en ocasiones tres, y narrar con un simple vistazo la batalla que se libra de manera tácita. Por ejemplo, la alegoría explícita en “Herencia del viento” (1960), donde un periodista bravucón se mofa de la novia de un profesor de ciencias acusado de impartir prohibidas teorías evolucionistas.

 

Mientras el maestro lee los artículos referentes a su caso en el periódico, ajeno a la conversación de los otros, el redactor intenta captar también a la chica ofreciéndole la manzana con la que estaba jugueteando. Sobra una enunciación más clara acerca de las referencias religiosas, que tendrán mucha importancia en la trama, en la que pelean lo divino y lo humano en una sala del tribunal y también en el interior de una joven que puede ser fiel a sus deberes –y dar la exclusiva deseada por el periodista– o a sus sentimientos –y apoyar al profesor que, como demuestra su actitud en la escena, confía tanto en ella que no teme darle la espalda–. La religión era, en este caso abstracto, la tentación de lo reaccionario y conservador, aunque las tensiones triangulares pueden trasladarse a un substrato más emocional, como aquella escena de “Atrápame si puedes” (2002) en la que Leonardo DiCaprio descubría a su madre con su amante. El silencio era la más evidente de las posturas, el medio para que la vista viaje de un ángulo a otro dibujando esa figura cortante y aguda, el triángulo de la discordia donde por fuerza algo sobra.

En la imagen: Fotograma de “Herencia del viento” – Copyright © 1960 Stanley Kramer Productions. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - Almudena Muñoz Pérez - 14:11 - 13.11.07

Más que tentar, Manuel, ¡cansa! Pero sí que son compatibles ambas formas de ver el cine, y llega un momento en que ambas se integran y uno puede disfrutar de las películas en todos los sentidos, atendiendo a la historia y, a la vez, a elementos formales.



1 - Manuel Márquez - 14:51 - 12.11.07

No conozco la película (ni, por tanto, el plano en cuestión, ni la escena en que se integra), pero la tesis que esbozas, como planteamiento genérico, me parece de lo más interesante. Intentaré andar atento a alguna jugada similar en las próximas pelis que vea (aunque los docentes en la materia recomiendan que no sacrifique uno el placer del visionado “neutral” a la búsqueda de composiciones y conceptos; pero es que tienta tanto…).

Saludos.



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Spider-Man: Homecoming | Inside

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.