Inicio > Reportajes > “La doble vida de Verónica”: La poesía de la vi...

“La doble vida de Verónica”: La poesía de la vida es métrica y alma

Escrito por el 30.10.07 a las 10:06
Archivado en: Años 90, Cine europeo, Críticas, Drama

Hubo una vez un sueño que se hizo vida, aunque poseía trazos de pesadilla y sus habitantes nunca supieron que las fronteras que los separaban de sus anhelos habían caído durante un tiempo. Una premisa así recogería la casi totalidad de las obras de Kiewsloski, historias en apariencia corrientes que se mueven con una cadencia de oleaje pastoso. Un realismo mágico que no lo es porque algo tenebroso y punzante confunde la alegría de una función de títeres o los ensayos musicales de una banda infantil. Una magia real que tampoco resulta la acertada cuando sus designios provocan consecuencias cercanas a las malas artes. Un defecto, sin embargo, del que no se perjudicaría el director polaco ni siquiera en su relato más romántico y accesible, “La doble vida de Verónica” (1991), otra de esas «películas de suspense para el alma» que contagian una ambigüedad perpetua, amenazante, a ratos insoportable. No es posible describir la pequeña odisea de Weronika, estudiante de canto en Cracovia y que ofrece la más escalofriante aria de la Historia del Cine, adelantando la tesis de la regeneración y el sacrificio mortal como fuente creativa. No hay palabras que resuman la herencia deVéronique, joven francesa que sabe debe continuar una tarea interrumpida, sin un punto muerto diferenciado que le sirva de apoyo.

Irène Jacob encarna, con su belleza ingenua, el doble rol de Verónica, dos mujeres separadas por un cristal más fino que cualquier vidrio, unidas por los reflejos que entrevén cuando se asoman a esas frías barreras. Esta superposición de encuentros y desencuentros permite a Kieslowski componer su soneto –si “Azul” (1993) era un réquiem y “Blanco” (1994) y “Rojo” (1994) las notas inaudibles de la tragedia– y ordenar la película a partir de planos rimados que, con mayor o menor distancia temporal, proporcionan ese empaque rupturista a la historia. La separación del guión en dos bloques es sólo una estrategia de despiste, una certificación de la imposibilidad de la cercanía de dos mujeres idénticas. Más allá del orden argumental, al director le interesa rozar lo imposible, transmitir la difícil sensación de que ante la soledad cerrada hay una corriente de aire cálido que se acerca, que se descifra en las señales lumínicas del vecino, en los libros escritos por un desconocido, en las grabaciones sonoras que conducen a Veronique hacia la apertura de sus ojos ciegos a la verdad: que estamos solos y únicamente podemos remediarlo nosotros mismos, despertando del sueño de la vida a la vida misma.

En la imagen: Irène Jacob en “La doble vida de Verónica” – Copyright © 1991 Sidéral Productions, Zespol Filmowy “Tor”, Norsk Film y Canal +. Distribuida en España por Ibero Films International S.A. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



6 - CineClub Farinango » LA DOBLE VIDA DE VERÓNICA, o a través del espejo - 0:23 - 26.06.08

[…] de campo. -Shangri-la. -The dreamers. -Blog de La Butaca. -Gash. -Wikipedia. -YouTube (trailer de la película). -FilmAffinity. […]



5 - Julio Rodríguez Chico - 20:28 - 01.11.07

Estoy de acuerdo contigo, Almudena, en eso de que las buenas películas son las que admiten muchas y variadas interpretaciones.
Mi intención sólo era destacar el carácter reflexivo de su cine, y su interés honesto por acercarse a realidades esenciales de la vida y empujar al espectador a plantearse esos temas. Eso es lo que más me atrae de Kieslowski. Si lo consigue o no, y la manera estética de la que se sirve, es otro cantar.
Y por supuesto, ni yo coincido con él ni me siento su valedor. Con lo que critícale a gusto, y gracias por tus comentarios, que lo más interesante de esto es confrontar pareceres. Puestos a indagar en su pensamiento, ciertamente pienso como tú en que “Decálogo” encierra la respuesta a todas sus cuestiones.
Un saludo,



4 - Almudena Muñoz - 12:01 - 01.11.07

Mira, Julio, he encontrado uno de los textos que hablan de esta película y que puede aclarar un poco a qué me refería con regeneración y sacrificio (lo de reencarnaciones no lo he mencionado nunca). En “La semilla inmortal”, libro que supongo conocerás, define la muerte de Weronika conmo “digna de los majestuosos suicidios de las películas de Kenji Mizoguchi”. No me gusta mucho citar, pero desde luego ese libro tiene más credibilidad que cualquier texto que yo pueda escribir. Así que con esa comparación, que sí, también se produce sólo en un nivel plástico y escenográfico, me refiero a que ella sabe que si pone al límite sus fuerzas morirá, pero lo hará por una causa mayor: ella ha ofrecido su vida a la música, al arte, a la creación. Por eso estoy de acuerdo en que Kieslowski rebosa vida, aunque ésta puede proceder de fuentes tan oscuras como la muerte, esté regida por el azar o por algo más profundo, para lo cual sería necesario revisar el “Decálogo” y no extraer conclusiones precipitadas de esta fábula inocente.



3 - Almudena Muñoz - 11:34 - 01.11.07

Bueno, cada uno interpreta las películas como quiere, ahí está la gracia del asunto XD Pero yo tampoco veo realismo mágico, ya lo digo en el texto. Lo del suspense para el alma es una definición que acuñó él mismo, no me la he inventado. Estoy de acuerdo en lo que comentas y no creo que sea incompatible con lo que yo he escrito, otra cosa es que no haya sabido expresarme correctamente (y menos mal que lo he puesto bien, que si llego a hablar mal de él… XD)



2 - Julio Rodríguez Chico - 22:54 - 31.10.07

He leído con atención lo que escribes sobre Kieslowski y “La doble vida de Verónica”. No sé si te he entendido exactamente, pero pienso que Kieslowski no entra en las categorías de “realismo mágico” ni busca el “suspense” en ningún momento; como tampoco es un director que se evada de la realidad para irse al mundo de los sueños (sí hay abstracción, fruto de su reflexión), ni hable de regeneraciones-reencarnaciones ni sacrificios mortales de Weronika…
Resumiendo mucho, me parece que lo suyo es un exquisito respeto al misterio de la vida y a realidades inexplicables (no parasicología, sino sensaciones, intuiciones, afectos…) que no se pueden atrapar ni reducir a enunciados inamovibles.
Por eso, las dos Verónicas son personas distintas con circunstancias muy semejantes -como dos haces de luz de una misma estrella, que al llegar a la tierra se desdoblan; así comienza la película-, que en el ejercicio de su libertad van escribiendo su vida: en un caso una fuerza su salud y fallece, y la otra se deja guiar la intuición de que debe cuidarse (una sensación de ayuda de alguien, de un ser afín, un alma gemela) o por el amor (el titiritero, que la deja pistas pero respeta sus libres movimientos)…para alcanzar el amor y la libertad.
Este es el tema de su obra fílmica: libertad y aprovechar las circunstancias -azar- que la vida le presenta para conducirse por el amor…de la mejor manera posible. Y todo en un tono de reflexión y poético a la vez, sensible pero metafórico.
Un saludo,



1 - Miguel A. Delgado - 22:07 - 30.10.07

Y además… es la película en la que más bella ha lucido Irene Jacob. Sin duda…

Un saludo!



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 17 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebastián

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.