Inicio > Reportajes > La justa va a empezar… ¬°y yo con estos pelos!

La justa va a empezar… ¬°y yo con estos pelos!

Qu√© bonito: un balc√≥n ornado de guirnaldas en medio de un jardincillo silencioso, donde el sol vespertino arranca brillos de unas ventanas ojivales, todo tan colorido a costa del technicolor que resulta imposible distinguir si es un plat√≥ real o un mal sue√Īo. Hasta que de un lado y otro hacen su entrada el gal√°n y la dama, y ahora s√≠ que es tarea ardua fijarse en sus di√°logos y creerse sus besuqueos…¬†Pero, ¬Ņen la Edad Media ya se fabricaban pelucas? Por supuesto, un accesorio usual de √©pocas tan pret√©ritas como la fara√≥nica, pero estos dos amantes no son Marco Antonio y Cleopatra y una productora ha invertido sumas considerables en el departamento de peluquer√≠a para que parezcan unos bien parecidos nobles del medioevo. Lo de cre√≠bles dej√©moslo aparte, porque vaya tela –y pelo– que se tra√≠an los figurinistas a la hora de recrear esa aristocracia de Playmobil. Si Ricardo Coraz√≥n de Le√≥n levantara la cabeza… –la de Sean Connery, faltaba m√°s–. No voy a negarle encanto a las viejas pel√≠culas medievales, en gran parte responsables de una aficci√≥n por la aventura sembrada durante generaciones y que hac√≠an cercanos, posibles y palpables esos castillos sin rastro de musgo y humedades, poblados de tan bellos cortesanos que, claro,¬†los muros no necesitaban de ornamento alguno.

edad-media-4.jpg 

Y lo que el estudio se ahorraba en atrezo lo gastaba en peluqueros m√°s inspirados en sir Walter Scott e ilustraciones de pintores rom√°nticos que en tratados hist√≥ricos. Porque, lo digo desde ya, a veces los peinados anulan todo el efecto m√°gico de trasladarse mediante im√°genes a otro tiempo. A cambio, unas risas. Una reacci√≥n parecida, entre la compasi√≥n y la verg√ľenza ajena, me sigue provocando Robert Wagner cada vez que en alg√ļn medio o p√°gina impresa me asalta un fotograma de “El pr√≠ncipe Valiente” (1954). Fiel al dise√Īo de las vi√Īetas de Foster, el director Henry Hathaway permiti√≥ que el m√°s horrible corte de pelo jam√°s inventado –por Estados Unidos lo llaman page boy hair cut— ondease sobre la cabeza del protagonista durante toda la pel√≠cula. Cierto es que no hab√≠a alternativa sin traicionar la esencia del c√≥mic originario, pero o el equipo ten√≠a muy mal gusto o sab√≠a aguantar la risa con asombrosa profesionalidad. El pobre Wagner perdi√≥ toda¬†la virilidad en el camerino de peluquer√≠a, aunque se dejase fotografiar m√°s orgulloso que Sans√≥n con su melena.

edad-media-1.jpg 

Tal vez estaba m√°s pendiente de su compa√Īera de reparto, Janet Leigh, tocada con un recogido trenzado que no le va a la zaga en cursiler√≠a. Barbie Princesa Cautiva, con mo√Īos postizos intercambiables. Las estampas promocionales de la pareja s√≥lo pueden definirse con una palabra: antilujuria. No est√° recogida por la RAE, pero no saben lo expl√≠cita y √ļtil que puede llegar a ser. Y como la dama tropieza siempre dos veces con el mismo vestido, Leigh volvi√≥ a dar el susto con “Coraza negra”, de Rudolph Mat√©, estrenada tambi√©n en 1954. De su partenaire y marido Tony Curtis mejor ahorro la descripci√≥n para no alimentar pesadillas nocturnas. Bien es sabido que, por suerte para ella, su carrera fue al alza –austera en “Los vikingos” (1958), antes de los¬†recortes de pelo que centrasen la atenci√≥n en su “busto de acero”–, pero lo sorprendente es que Wagner se recuperase del trauma, aunque no tanto como para pulir la aureola de cotizado gigol√≥ que estrope√≥ su peluca entre pr√≠ncipe de Beckelar y sketch de Muchachada. Mala suerte, porque otros hab√≠an lucido antes la melenita sin tanto esc√°ndalo, como Errol Flynn en “Robin de los bosques” (1938), y tambi√©n despu√©s, como Luc Simon en “Lancelot du Lac” (1974).

edad-media-2.jpg 

Ambos, a pesar de ese estilismo de maniqu√≠, parec√≠an dar vida al trazo infantil y ut√≥pico de los tapices, al contrario de nuevas pel√≠culas que optan por el barro, la piedra amorfa y la pelambrera, como el “Robin Hood, pr√≠ncipe de los ladrones” (1991)¬†de Kevin Costner, quien para facilitar las cosas se dej√≥ el mismo peinado que en “Bailando con lobos” (1990) –quiz√° a algunos convenza menos a√ļn la modernidad y juventud en los rostros de la serie “Robin Hood” de la BBC–. En cuanto a las nuevas versiones de Lanzarote, del Richard Gere de “El primer caballero” (1995) hagamos como con Curtis, mutis por el foro. Y hablando de ladrones y caballeros, parece que no todos se han cuidado de brindarles presumidas damiselas. Desde las alegres trenzas de la¬†Marian de Olivia de Havilland, una inexplicable tendencia ha coronado con el√©ctricos rizos a casi todas sus sucesoras: Mary Elizabeth Mastrantonio junto a Costner o Amy Yasbeck en “Las locas, locas¬†aventuras de Robin Hood” (1993), doncellas que cada vez cuidan menos de su estilista aunque sus enamorados no lo noten.

edad-media-3.jpg 

A la reina Ginebra le ocurre tres cuartos de los mismo, incumpliendo la m√°xima de que la mujer del c√©sar no s√≥lo ha de serlo, sino parecerlo. M√°s rizos locos para Cherie Lunghi en “Excalibur” (1981) frente al recato de Vanessa Redgrave en “Camelot” (1967) o Ava Gardner en “Los caballeros del rey Arturo” (1953) –donde hac√≠an m√°s gracia los ricitos de Mel Ferrer–. Pero es que Richard Thorpe, director de esta √ļltima¬†cinta, era un experto en salones aterciopelados, torneos sin sangre y princesas perfectas. S√≥lo √©l pudo plantear el dilema de escoger entre Elizabeth Taylor y Joan Fontaine en “Ivanhoe” (1952), aunque las cabelleras de las dos se√Īoritas compitiesen en artificiosidad con la perilla y las cejas puntiagudas de Robert Taylor. Para qu√© enga√Īarnos: la realidad no siempre interesa dentro de la pantalla, menos en un contexto que, incluso aristocr√°tico, s√≥lo conoc√≠a la palangana y el cepillo de cedras duras. Adem√°s, ¬Ņqui√©n dijo que ir echo unos zorros y Edad Media no fuesen compatibles?¬†“Robin Hood” (1973) permanece en la memoria junto a los dem√°s cl√°sicos mencionados y, lo mejor, sin que Disney soltase un duro para peluqueros.

En las im√°genes: Fotogramas de “Camelot” – Copyright¬† ¬© 1967 Warner Brothers/Seven Arts. Todos los derechos reservados. “El pr√≠ncipe Valiente” – Copyright¬†¬© 1954 Twentieth Century-Fox Film Corporation. Todos los derechos reservados. “Coraza negra” – Copyright¬†¬© 1954 Universal International Pictures (UI). Todos los derechos reservados. “Robin de los bosques” – Copyright ¬© 1938 Warner Bros. Pictures. Todos los derechos reservados. “Lancelot du Lac” – Copyright ¬© 1974 Compagnie Fran√ßaise de Distribution Cin√©matographique (CFDC), Gerico Sound, Laser Films, Mara Films y Office de Radiodiffusion T√©l√©vision Fran√ßaise (ORTF). Todos los derechos reservados. “El primer caballero” – Copyright¬†¬© 1995 Columbia Pictures Corporation y First Knight Productions. Todos los derechos reservados. “Robin Hood, pr√≠ncipe de los ladrones” – Copyright¬†¬© 1991 Morgan Creek Productions y Warner Bros. Pictures. Todos los derechos reservados. “Las locas, locas¬†aventuras de Robin Hood” – Copyright ¬© 1993 Brooksfilms y Soci√©t√© des Etablissements L. Gaumont. Todos los derechos reservados. “Ivanhoe” – Copyright¬†¬© 1952 Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



7 - Miguel A. Delgado - 10:31 - 07.05.08

Si es que fue una decisi√≥n rid√≠cula, la verdad…



6 - Almudena Mu√Īoz P√©rez - 13:27 - 04.05.08

Tienes raz√≥n, Joaqu√≠n, hay una gran diferencia entre re√≠rse de y con una pel√≠cula. Tal vez Lucas confi√≥ demasiado en que el homenaje se entender√≠a…



5 - Joaquín R. Fernández - 3:35 - 03.05.08

Muchos espectadores, sobre todo los m√°s j√≥venes, se desternillan con este tipo pel√≠culas que han marcado a no pocas generaciones. Veamos, Lucas intent√≥ homenajearlas en “Star Wars. Episodio II: El ataque de los clones”, con Padm√© luciendo vestidos y peinados y, sobre todo, recitando di√°logos pr√°cticamente calcados a los de estas pel√≠culas que mencionas. De ah√≠ que en las escenas en las que Anakin profesa su amor por ella, ¬°zas!, la gente se echara a re√≠r. ¬°C√≥mo han cambiado los tiempos! ¬°Magn√≠fico post, Almudena!



4 - Almudena Mu√Īoz P√©rez - 22:58 - 02.05.08

Pues s√≠ te la recomiendo, Manuel, al menos como desestresante. Re√≠r te reir√°s un rato, y no s√≥lo por el peluc√≥n del amigo Robert… :)



3 - Almudena Mu√Īoz P√©rez - 18:48 - 02.05.08

Es cierto!! Iba a mencionarlo y se me ha pasado XD Anton Chigurh, príncipe de las bombonas de aire.



2 - Manuel M√°rquez - 8:19 - 02.05.08

Ni siquiera sab√≠a, compa Almudena, que hubiera una adaptaci√≥n cinematogr√°fica de El pr√≠ncipe valiente, pero te puedo asegurar que, despu√©s de ver esa foto que has puesto para ilustrar el “atentado”, ya me guardar√© bien de echarle ojo. Que, por cierto, vaya colecci√≥n tan tremenda que exhibes de composturas capilares: admirable…

Un abrazo.



1 - Miguel A. Delgado - 10:43 - 30.04.08

Dios m√≠o… visto as√≠, el g√©nero medieval no es que quede muy bien, la verdad. ¬°Ya hemos encontrado la inspiraci√≥n para el archifamoso peinado de Bardem en la de los Coen!

Un saludo!



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
V√≠deos Pel√≠culas M√°s cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 17 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebasti√°n

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.