Inicio > Reportajes > La “Perversidad” de “La mujer del cuadro&...

La “Perversidad” de “La mujer del cuadro”

Escrito por el 02.04.08 a las 14:57
Archivado en: A√Īos 40, Cine negro, Cr√≠ticas, Hollywood

El desdoblamiento existente entre “La mujer del cuadro” (1944) y “Perversidad” (1945) se hace m√°s destacado en sus t√≠tulos originales: “The woman in the window” –m√°s preciso que el espa√Īol, que podr√≠a aplicarse tambi√©n a “Laura” (1944)– y “Scarlett Street”. Ambas trazan un peque√Īo d√≠ptico sobre la calle, los enga√Īos que sufre el individuo arrastrado por el mal que acecha ah√≠ fuera, en la extensi√≥n de la urbe y el predominio del arte cinematogr√°fico frente al teatro, que determina la puesta en escena de un Fritz Lang curtido en la farsa escenogr√°fica del expresionismo alem√°n. Bajo su direcci√≥n y los guiones de Nunnally Johnson –que imprime en la primera un tono simb√≥lico– y Dudley Nichols –que no escatima im√°genes de cierta ternura para sopesar la crueldad del planteamiento–, estas dos peque√Īas insignias del film noir de qualit√© –hecho en USA, firmado por un europeo–, cuyo visionado puede alterarse sin que el orden cronol√≥gico determine su sentido parejo, abofetean con no poca amargura la seguridad de los prototipos norteamericanos.

la-mujer-del-cuadro1.jpg

Y para empezar, el propio protagonista, Edward G. Robinson, int√©rprete de elevada reputaci√≥n que casi nunca pudo desvincularse del rictus amenazante con el que adornaba a g√°ngsters derrotados y libidinosos. Algo de bajito bonach√≥n supo entrever Lang en √©l, alej√°ndolo de una apariencia cristalizada que s√≥lo pod√≠a romperse si las amenazas se dirig√≠an, ahora, contra s√≠. Riesgos femeninos que adquieren las formas de Joan Bennett, actriz especializada en papeles tan rom√°nticos como la Amy de “Las cuatro hermanitas” (1933). La femme fatale no parece corromper el esquem√°tico universo hollywoodiense, pero las mujeres de Lang, cuando son malas, son malas de verdad. Es cierto que el argumento de “La mujer del cuadro” no perjudica a Bennett: el profesor Richard Wanley (Robinson) se topa con la susodicha mientras contempla el retrato de una hermosa mujer a trav√©s de un escaparate.

perversidad1.jpg

La superposici√≥n de reflejo y pintura, tan explotado en posteriores escenas m√≠ticas, introduce un cambio de tornas y una nueva lectura –la que origina negativas reacciones ante su final, que a d√≠a de hoy se ve resentido por el abuso que se ha hecho de esa soluci√≥n sorpresa–. Es la mujer quien encuentra al hombre, un iluso que se deja arrastrar al apartamento de ella; una masculinidad desprotegida que, tras esta castraci√≥n, debe lidiar con un asesinato y un cargo de conciencia. En otros t√©rminos, lo mismo sucede en “Perversidad”, que enriquece la visi√≥n del cineasta sobre la trama de dependencia sexual. Aqu√≠ es el ingenuo Christopher Cross (de nuevo Robinson) quien halla a Kitty (Bennett), aparentemente en apuros, y su buena voluntad servir√° de excusa para que ella y su prometido (Dan Duryea) se aprovechen del beneficio de un hombre que, no por casualidad, se entretiene en pintar cuadros. Esta segunda pel√≠cula se convierte en la respuesta hiperrrealista –inspirada en la novela “La golfa” del escritor franc√©s La Fouchardi√®re, que ya hab√≠a sido adaptada al cine en 1931 por Jean Renoir– a la belleza imposible de “La mujer del cuadro”.

cuadro-perversidad.jpg

La experiencia demoledora de un hombre aislado –de sus compa√Īeros de club, de su esposa– que lanza un aviso cuando el mal ya est√° hecho: es posible que ambos personajes sean el mismo, que en la primera se recuerden los horrores de “Perversidad” y, seg√ļn los c√°nones de la industria, se vengen de ellos como un fantaseo. O que la perfecci√≥n gen√©rica de “La mujer del cuadro” se diluya con la respuesta descre√≠da de Lang en su siguiente pel√≠cula. Las dos interpretaciones suponen una complementariedad fascinante, una forma de re-narrar que no se limita a la reinterpretaci√≥n de las tramas. Fritz Lang sab√≠a hablar del ser humano, la modernidad, el g√©nero, el cine y¬†las otras artes sin que se notase el batiburrillo; elegante y m√ļltiple, para toda clase de p√ļblico e intereses, filmograf√≠a de obras negras en clave humor√≠stica o risibles patetismos recubiertos de oscuras intenciones.

En las im√°genes: En primer y tercer lugar, fotogramas de “La mujer del cuadro” – Copyright¬†¬© 1944 International Pictures.¬†Todos los derechos reservados. En segundo y cuarto lugar, fotogramas de ¬†“Perversidad” – Copyright¬†¬© 1945 Fritz Lang Productions. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



1 - labutaca.net ¬Ľ Noticias de cine - 22:15 - 08.04.08

Tras abrir el Festival de M√°laga, Manuel Guti√©rrez Arag√≥n presenta en Madrid “Todos estamos invitados”…

Esta ma√Īana el equipo de ‚ÄúTodos estamos invitados‚ÄĚ ha presentado la pel√≠cula en Madrid. Tras inaugurar el Festival de M√°laga, y a tan s√≥lo unos d√≠as de su estreno este viernes, Manuel Guti√©rrez Arag√≥n ha comparecido con sus protagonistas pri…



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
Web de cine M√°s secciones Archivo de pel√≠culas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Spider-Man: Homecoming | Inside

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.