Inicio > Reportajes > La trilog√≠a de la bruja: “La loba”

La trilog√≠a de la bruja: “La loba”

Escrito por el 04.02.08 a las 21:38
Archivado en: Actores y actrices, A√Īos 40, Cr√≠ticas, Directores, Drama, Hollywood

La √ļltima vez no se hizo de rogar. Ya desde el prometedor t√≠tulo se percib√≠a el aroma de una putrefacci√≥n emocional en la que s√≥lo se pod√≠a caer tras los destrozos de “Jezabel” (1938) y “La carta” (1940). William Wyler hab√≠a demostrado que¬†sab√≠a ser muy oscuro, y Bette Davis que en rictus mal√©volos nadie se atrever√≠a a retarla. Apenas un a√Īo despu√©s de su segunda colaboraci√≥n, el d√ļo lanz√≥ un adi√≥s majestuoso con “La loba” (1941), personalmente mi favorita de las tres, y no suena descabellada la posibilidad de que en el microclima relampageante de la pel√≠cula se viesen reflejadas las iras y penas de una pareja en pleno fracaso √≠ntimo. El vac√≠o que la Warner contrajo con la producci√≥n previa –o bien un simple pago de deuda, como de forma extra-oficial se coment√≥– provoc√≥ la cesi√≥n de la actriz a la RKO, que ser√≠a la distribuidora de esta cinta producida por Samuel Goldwyn. O, tal vez, conocedores de la obra teatral que se representaba en Broadway, no deseaban que una historia as√≠ diese mala imagen al estudio –y al propio director, que al a√Īo siguiente regal√≥ a la MGM la gallina del antibelicismo, “La se√Īora Miniver” (1942)–.

Y es que habr√≠a que recuperar el t√≠tulo original —“The little foxes”— y admitir que el personaje de Bette, Regina Giddens, es una zorra de tomo y lomo –con perd√≥n– que arrastra tras las largas colas de sus vestidos la sombra de una nueva clase alta capaz de chantajear, negociar y especular sin que los lazos familiares importen demasiado. La contradicci√≥n de Regina es que pretende firmar un contrato millonario para mantener¬†su tren de vida: una apagada existencia de veladas esnobs, looks estropajosos, invitados orondos y cuartos cerrados, sin percatarse de la luz que traen a la l√≥brega mansi√≥n su hija Alexandra —Teresa Wright debuta y se prepara para futuros trabajos con Wyler, como su suprema obra “Los mejores a√Īos de nuestra vida” (1946)– y su marido inv√°lido –de nuevo Herbert Marshall tras “La carta”–, dos ejemplos del sacrificio opuesto al que se dispone la due√Īa de la casa. Capaz del mejor gesto al servir las copas, Regina se separa de sus m√°scaras cuando regresa a su h√°bitat natural, el silencio dominador, ejercido en ese af√°n escalofriante por limpiar el polvo del antiguo cuarto de su esposo y colocar las cosas en su sitio antes de que vuelva de la ciudad y las zalamer√≠as puedan comprar su valiosa r√ļbrica.

Mencion√°bamos con anterioridad a Orson Welles, pues “La loba” bien podr√≠a servir como retrato vecinal de los Amberson en “El cuarto mandamiento” (1942), los mismos decorados amplios y asfixiantes, las escaleras con su rol de endeble jerarquizaci√≥n hogare√Īa, pr√≥xima a cambiar. La acci√≥n apenas se despega de esos interiores que albergan m√°s secretos que sus propios habitantes, y s√≥lo una puerta cerrada da a Regina lo que quiere y a Bette el halago desmedido: el encierro perpetuo en ese ego arquitect√≥nico, una vez que Wyler ya ha construido del todo su trilog√≠a y se despide con un portazo, sin sopesar desde la lejan√≠a el contorno del conjunto. Se trata de una extra√Īa casa, como esas decr√©pitas mansiones victorianas, en el panorama de la filmograf√≠a Wyler, no tanto en la de Bette. A√ļn as√≠, el miedo a acercarse a ella provoc√≥ que de nueve nominaciones a los Oscar¬ģ el equipo se fuera de nuevo sin nada. Sin embargo, alg√ļn vestigio invisible hab√≠an impreso en la industria: poco despu√©s John Huston se arrimaba a Bette para rodar el ep√≠logo de este tr√≠ptico: “Como ella sola” (1942) es casi una parodia alocada de los personajes de Bette, pues ella solita se atreve a dilapidar fortunas, levantar prometidos, inducir a la muerte o el suicidio, atropellar inocentes y estampar el coche contra un √°rbol en apenas hora y media. Si las pel√≠culas de Wyler no fueron suficientes, este compendio garantiz√≥ la carrera fren√©tica en el cine de los esp√≠ritus pasionales como Bette, aun despu√©s de haber alcanzado la mayor gloria y genialidad en los brazos de Wyler, luminosos y c√°lidos como un d√≠a de verano que en su perfecci√≥n ya anunciaba la inminente tormenta.

En las im√°genes: Teresa Wright y Herbert Marshall atrapados entre las dos caras de Bette Davis, y un ejemplo del omnipresente decorado en “La loba”¬†– Copyright ¬© 1941 The Samuel Goldwyn Company. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



5 - abomar - 19:16 - 09.03.08

la Loba, es la pelicula dramtica mas gen genial d la historioa del cien, con una BETTE davis espendida en su fuerza interpretativa , la cual se muestra bella, genial ocurrente y alos 2 segundos maligna, anviciosa y capaz de juagr con todas las miserias que le rodean, mostrandose deapidad e inflexive con la dulzura y amnor entre su hija y un Marshall, marido vencido ante la loba de su mujer, hasta el ultimo momento.



4 - Miguel Lavi√Īa Guallart - 10:38 - 06.02.08

Me uno a todo lo dicho sobre B. Davis (y os acord√°is de su √ļltima aparici√≥n fumando en el Festival de San Sebasti√°n? eso s√≠ que era una estrella!!)

Como se√Īalas, Almudena, cualquiera que piense que Wyler era simplemente un director de oficio s√≥lo tiene que ver los momentos sublimes que consigue con el uso de las escaleras -y esos planos de Davis mirando desde arriba parecen un √ļltimo regalo envenado, la amarga despedida del director a la actriz-

Saludos!



3 - Almudena Mu√Īoz P√©rez - 20:25 - 05.02.08

La Bette debe estar sonroj√°ndose all√° donde repose por toda la eternidad…



2 - Manuel M√°rquez - 7:57 - 05.02.08

Muy buena rese√Īa, compa Almudena: a la altura de ese pedazo de pel√≠cula que es La loba. Eso es poder√≠o, lo de Bette Davis, y lo dem√°s son tonter√≠as: la ves enarcar las cejas y torcer la boca, y ya te est√°s echando a temblar. Si, adem√°s, esboza un rictus de sonrisa, ni te cuento…

Un fuerte abrazo.



1 - Joaquín R. Fernández - 2:23 - 05.02.08

Gran, gran película, un drama de altura. Bette Davis está genial y algunas de sus escenas, tanto por la interpretación de los actores como por la puesta en escena de William Wyler, son magistrales.



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
Web de cine M√°s secciones Archivo de pel√≠culas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Spider-Man: Homecoming | Inside

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.