Inicio > Reportajes > “Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio...

“Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio”. Un paseo por WETA

Escrito por el 28.10.11 a las 11:56
Archivado en: Animación, Aventuras, Cine americano

Un grupo de privilegiados periodistas tuvieron acceso a los famosos estudios WETA para ver de cerca el proceso de creación de la esperadísima película “Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio”. A continuación os relatamos su crónica en exclusiva para España, por cortesía de Way To Blue.

Durante la post-producción de “Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio” (ver tráiler y escenas) tuvimos la suerte de recibir una invitación para visitar los estudios WETA en Wellington, Nueva Zelanda, y poder ver más de cerca los procesos que se han llevado a cabo a la hora de realizar la película. Dirigida por Steven Spielberg y producida por Peter Jackson, la adaptación cinematográfica animada del icónico reportero belga Hergé promete ser algo extraordinario cuando se estrene en cines el 28 de octubre.

La mayoría de los libros de Tintín fueron publicados en los años 30, 40 y 50, y algunos clásicos distinguidos como “El loto azul” y “Tintín en el Tíbet” vendieron más de 250 millones de copias y se publicaron en unos 100 idiomas. Los acontecimientos del día incluyen una visita guiada a las instalaciones de WETA, que dieron vida a la Tierra Media (“El Señor de los Anillos”), Pandora (“Avatar”) y, más recientemente, a los primates de “El origen del planeta de los simios”. También se nos prometió un encuentro con Peter Jackson y Steven Spielberg, con quienes comentaremos el proceso de filmación. En la adaptación cinematográfica, a Tintín lo encarna Jamie Bell (“Billy Elliot. Quiero bailar”, “La legión del águila”), al Capitán Haddock, una leyenda de WETA como Andy Serkis (“King Kong”, “El Señor de los Anillos”), a Hernández y Fernández, Simon Pegg y Nick Frost (“Paul”, “Arma fatal”) y al villano Sakharine, Daniel Craig (“Casino Royale”, “Munich”, de Spielberg).

Presentación con Peter Jackson y Steven Spielberg

Después de un copioso desayuno del que el Capitán Haddock se habría sentido orgulloso, pasamos a un auditorio donde el mismísimo Peter Jackson nos dio la bienvenida. Cuando todo el mundo se sentó, Jackson nos informó de que Steven Spielberg se nos uniría en breve desde Los Ángeles a través de videoconferencia.

Mientras esperábamos a Spielberg, Jackson empezó explicando que este había comprado los derechos cinematográficos de Tintín a principios de los 80 e, inicialmente, lo concibió todo como una película de imagen real, con la única excepción de que el heroico perro de Tintín, Milú, debía ser un animal CGI (imagen generada por ordenador). Una conversación inicial entre él y Spielberg (mientras Spielberg estaba rodando “La guerra de los mundos”), lo convenció, ya siendo un gran fan de Tintín, para intentar hacer una maqueta de prueba y ver cómo podría quedar la idea. Como en ese momento, Jackson estaba rodando “King Kong” y tenía un departamento de maquillaje a disposición, filmó un pequeño sketch de sí mismo interpretando al Capitán Haddock con un Milú corriendo a su alrededor generado por ordenador y producido por WETA. Steven Spielberg comentó más adelante que esta “prueba de pantalla” sirvió para dos cosas: una, le convenció de que ahora Jackson se había convertido en un cómplice; y dos, que su proyecto ya no iba a ser una película de imagen real.

Después se nos unió Steven Spielberg a través de vídeo. El aclamado director parecía de muy buen humor y enseguida empezó a bromear y a reírse con Jackson. Lo que resulta evidente es que estos dos pesos pesados de Hollywood tienen una gran amistad, jugando el uno con el otro como si fueran dos niños con cuerpo de adultos. Después de que ambos se sentaran, nos mostraron una doble secuencia de la película. Las secuencias inacabadas consistían en una escena de persecución interpretada por el perro de Tintín, Milú, y luego un clip de un hidroavión con Tintín y el Capitán Haddock. Además, se nos dijo que la música que estábamos escuchando era de un favorito de Spielberg, John Williams, y se añadió tan solo un par de días antes, lo cual fue una fantástica exclusiva para todos los presentes. Tras unas secuencias sobrecogedoras, que fueron también en parte en 3D, se nos invitó a formular preguntas a ambos directores.

Ronda de preguntas y respuestas con Peter Jackson y Steven Spielberg

La primera pregunta, y una de las muchas que teníamos en mente, era cómo se sentían ambos entrando en un mundo nuevo como el de las películas de animación. Spielberg tomó las riendas primero:

―Bien, siempre he aprendido que el mundo no es tan importante como su historia. Creo que siempre va a ser así, sin importar la tecnología que utilicemos para enmarcar nuestras historias. Por lo tanto, a pesar de que esto era una curva peligrosa de aprendizaje, para mí personalmente, y una curva de aprendizaje muy valiosa, esto siempre se reduce a las bases de la historia, el argumento, la narrativa, los personajes y, especialmente con los libros de Hergé, nuestra sensibilidad en el deseo de captar un tipo de arte lo más cercano posible al estilo de Hergé.

Peter Jackson añadió:

―Una de las cosas importantes para mí fue que, puesto que ni Steven ni yo sabemos de informática, teníamos que establecer mucha comunicación con los artistas informáticos y teníamos que canalizar la película, por así decirlo, a través de alguien que te echara un cable. De modo que quisimos crear una especie de “conducto” en el que los propios cineastas pudieran adentrarse y filmar su película dentro de este mundillo virtual. Lo que estábamos buscando es que Steven fuera capaz de moverse en un plató rodeado por estos entornos y personajes invisibles pero virtuales. También fue capaz de manejar la cámara por sí mismo. En cierto modo, y a pesar de su tecnología, creo que nos dimos cuenta de que había una forma de darnos cierta libertad como cineastas.

A continuación pasamos a hablar del guión y de por qué los cineastas sintieron que Steven Moffat, Edgar Wright y Joe Cornish eran los adecuados para Tintín.

―La primera decisión que se tomó fue realmente decisión de Peter ―dijo Spielberg―. Peter había sido un gran admirador de “Doctor Who”. De hecho, yo también. Pero Peter también era un fan “grand-slam” y me dijo por teléfono: «¿por qué no traemos al guionista de Doctor Who?». De modo que él fue la primera persona que trajimos y Steven fue quien trabajó estrechamente con Peter y conmigo en la entrega del primer borrador.

En cuanto a traer a Edgar Wright y Joe Cornish, Spielberg continuó:

―Steven Moffat tuvo que volver a su serie y no podía trabajar más para nosotros, de modo que buscamos a otros dos guionistas británicos, Joe Cornish y Edgar Wright, para impulsar el proyecto. E hicieron un trabajo formidable.

Sobre el guión, Jackson aseguró:

―Quisimos dar a la película una sensación europea. No queríamos americanizarla; es una pieza europea de la cultura pop. Hay una mezcla de acción, aventura, sátira, cierto grado de crítica social, también un humor bufonesco. Queríamos ese tipo de sensibilidad y queríamos que los guionistas fueran fans de Tintín.

Ya se ha comentado lo bien que ambos cineastas parecen funcionar juntos, pero, ¿estaban siempre de acuerdo? ¿Cómo lidiaron con eso?

―No recuerdo haber tenido ningún desacuerdo en particular ―aseguró Jackson―. Yo lo relaciono con hacer un crucigrama con un amigo; te sientas aquí y tratas de solucionar el puzzle conjuntamente. No es una competición.

―Creo que Peter y yo somos tan fans de Tintín que, una vez estás de acuerdo en eso, todo lo demás viene rodado ―coincide Spielberg ―. Venimos de dos continentes distintos, pero con el mismo corazón en lo que a Tintín concierne. No hay ego, hay problemas a solucionar pero el ego no se interpone en ese camino. Siempre tenía que ser «¿cómo hacemos esto?, ¿cómo hacemos de esto una historia mejor?» No creo que hayamos tenido una sola discusión en esta película.

Como hay una gran variedad de material disponible de Tintín, se preguntó por qué han elegido esta historia particular para hacer la película.

―La decisión inicial se basó en realidad en un par de cosas ―explica Jackson―. Queríamos que Haddock y Tintín se encontraran por primera vez y eso sucede en “El cangrejo de las pinzas de oro”. Nos fijamos en ese libro, pero no sentíamos que la primera película estuviera allí. De modo que, “El secreto del Unicornio” era atractivo en el sentido de que tenía muchos más misterios y aventuras. Y lo bueno que tiene “El secreto del Unicornio” es que nos lleva a los orígenes de Haddock, nos explica de donde procede su familia.

―Fue importante que utilizáramos primero los elementos de “El cangrejo de las pinzas de oro”, porque es la herencia de Hergé ―aseguró entonces Spielberg―. Queríamos que el público viera en nuestra primera película de Tintín una presentación del Capitán Haddock en Tintín y de Tintín en el Capitán Haddock. Así que utilizamos muchos elementos de “El cangrejo de las pinzas de oro” y una buena parte de la misma base de “El secreto del Unicornio”.

En cuanto al casting para la producción de las tomas de interpretación, se nos dijo que no era distinto al proceso que se sigue en una película de imagen real; se les preguntó por qué se decantaron por el reparto actual. Parece que Peter Jackson estaba detrás de Jamie Bell para interpretar al protagonista:

―Trabajé con Jamie en “King Kong”, y por eso me pareció que era bastante parecido a Tintín. Es un tipo digno con un gran sentido del humor, una determinación tenaz y da lo mejor de sí mismo en todo lo que hace. Esas son cualidades esenciales de Tintín.

Jackson dio paso entonces a Spielberg para que explicara cómo consiguió involucrar a Daniel Craig:

―Trabajé con Daniel en “Camino a la perdición” y así fue cómo nos encontramos. Había tenido algunas buenas experiencias con Daniel y se convirtió en un gran amigo personal. Un día estábamos tomando unas cervezas y le mencioné a Tintín y dije «guau, serías ideal para Sakharine». Así que lo hablamos y él pensó que sería emocionante probar algo nuevo, nunca antes había hecho algo parecido. Simon Pegg y Nick Frost, ya saben, son básicamente gemelos en la vida real.

Jackson concluyó hablando del papel de Andy Serkis como Capitán Haddock:

―No piensen, ni por un segundo, que Andy estaba dentro de la película porque fuera amigo nuestro. Andy es un gran Capitán Haddock, hubiera sido muy difícil encontrar o pensar en alguien que pudiera hacer un trabajo tan interesante con ese personaje y con la energía maníaca y el abanico de cualidades desordenadas que tiene ese personaje. Supe que Andy sabría exactamente qué hacer.

Una de las últimas preguntas se centró en cómo acogería el público actual a Tintín, en un mundo dominado por películas como “Piratas del Caribe” y “Transformers”. Spielberg se mostró más que contento con esa pregunta.

―Es una pregunta fácil de responder porque por un lado era un paseo por Disneyland y por otro era un juguete que no fue demasiado popular fuera de Estados Unidos. Cuando me entusiasmo con un proyecto, no hago un estudio de mercado para ver la viabilidad del éxito basado en la popularidad. Solo busco una historia que me atraiga. Esperas que haya un público que entienda y aprecie lo que has hecho o se entretenga con ello.

―Mi filosofía es que tienes que tener la creencia de que si terminas haciendo una buena película―terminó diciendo Jackson―, y obviamente no existe ninguna garantía de ello, pero si terminas haciendo una buena película, tendrás el convencimiento de que el público disfrutará. Literalmente, debes hacer la mejor película que puedas.

Taller de tomas de interpretación con Peter Jackson y Joe Letteri

La siguiente parte de la visita consistió en echar un vistazo al plató de filmación de tomas de interpretación de la película y quedamos todos gratamente sorprendidos de que el propio Peter Jackson cogiera las riendas y nos guiara durante el proceso. Además, el cuatro veces ganador del Oscar® de la Academia, Joe Letteri (supervisor senior de efectos visuales), estaba allí para guiarnos a todos a través de los aspectos técnicos. La habitación en la que entramos era un gran espacio de almacén. En el centro había una especie de escenario donde podía verse un armazón básico transparente de un apartamento, complementado con una puerta y dos actores vestidos con sus trajes para las tomas de interpretación. En la parte posterior de la habitación había un gran número de ingenieros informáticos dirigiendo sus miradas a las muchas pantallas que tenían delante. Y fue cuando miramos hacia un monitor que vimos cómo el mundo de Tintín cobraba vida y la estructura básica que teníamos delante cambió al apartamento de Tintín con actores transformados en Tintín y Hernández. Al tiempo que los actores se movían por el apartamento, veías a estos personajes en la pantalla imitando sus movimientos.

Joe Letteri empezó a narrar el proceso que utilizan las cámaras para moldear el entorno y los límites del mundo. A pesar de que no lo veremos en acción hoy, también habló de la tecnología de las tomas de interpretación facial, que es una cámara que se conecta a un casco que los actores llevan para captar sus expresiones. Se nos prestó uno de estos cascos para tener una idea de cómo eran, pero por suerte no obligaron a nadie a ponérselo.

Seguidamente, Peter Jackson manejó una cámara portátil alrededor de este mundo virtual y en el monitor pudimos verle acercando y alejando varios aspectos del apartamento de Tintín, mientras explicaba que puede viajar por el mundo sin poner un pie en ningún lugar. La ventaja es que esto significa que el director no tiene que estar demasiado cerca del actor o interferir en el escenario físico como en un plató de una película real. Jackson pidió entonces a los actores de demostración que abrieran la puerta del apartamento y entonces vimos a sus personajes salir a la calle. Aquí, Jackson demostró de nuevo cómo la cámara puede moverse por todo el mundo e incluso imitar una carrera, solo moviendo el pulgar sobre los controles de navegación de la cámara. Es un modo completamente distinto de hacer cine con posibilidades prácticamente ilimitadas.

Mientras mirábamos con fascinación este taller personal con Peter Jackson y este increíble mundo virtual, Joe Letteri dijo que lo que realmente estaban haciendo con esta tecnología era «cerrar la brecha entre la imagen real y la realización original de películas». Lo que quiere decir Joe es que ahora puedes filmar una animación del mismo modo que filmas una película de imagen real, incluso si estás en la otra parte del mundo como está Spielberg. Jackson añadió que les llevó varios años construir este entorno virtual antes de estar en disposición de navegar por él e interpretar en él como se estaba demostrando. Pero tiene muchas ventajas, «es genial ser capaz de rodar una escena bajo una lluvia torrencial y no mojarte», bromeó Jackson.

Al compararla con un rodaje de una película de imagen real, Jackson insistió en que no se impacienta ante el aparente lujo de esta experiencia, pero en el sentido de afirmar que detrás de un rodaje real siempre hay algunas frustraciones. Puso algunos ejemplos, como cuando amanece un día lluvioso mientras se consume el presupuesto y los actores están sentados sin hacer nada, o esa toma perfecta de luz natural para la que solo tienes una pequeña ventana donde filmarla, «pero aquí, puedes rodar una bonita puesta o salida del sol todo el día. Es una manera diferente de enfocar el rodaje, a pesar de que necesitas saber cuándo parar».

Luego nos mostraron un segundo plató en la misma habitación, la cabina del capitán. De nuevo, se trata de una construcción en bruto con respecto a la escena mostrada en el monitor. Esta vez, los actores se transformaron en Tintín y el Capitán Haddock. Diversos elementos de atrezzo  en la mesa tales como una botella de whisky o una flecha se recogen y luego los actores los utilizan, como los trajes de tomas de interpretación, estos objetos se ajustan para monitorizarlos por ordenador y colocarlos en el mundo virtual de Tintín.

En cuanto a los propios personajes, Jackson explicó que se les puede dar la forma y medida que se quiera, pues los rasgos físicos del actor real no marcan ninguna diferencia. Sin embargo, tienes que respetar el hecho de que cuanto más te alejes del aspecto físico real del actor más complicado será conseguirlo, por ejemplo, manteniendo la línea del ojo correcta. Las posibilidades son extraordinarias, y Jackson terminó asegurando que Tintín no habría podido hacerse años atrás porque la tecnología no estaba allí; «este es el modo que se utiliza ahora, dentro de 5 años se hará de otra manera». Y con eso, Jackson nos dio las gracias por nuestro tiempo y nos marchamos. Es apasionante ver a Jackson manos a la obra, tiene los pies en la tierra y sin embargo demuestra pasión y ganas de mostrar las posibilidades de esta tecnología. Parecía un poco decepcionado cuando tuvimos que irnos.

Presentación de Joe Letteri (supervisor senior de efectos en WETA DIGITAL)

Nuestra siguiente parada en la visita a WETA fue una sala de conferencias donde Joe Letteri se encontraba a punto de ofrecer una presentación sobre cómo se aúna el proceso de animación, a partir de los conceptos básicos iniciales que necesitan la aprobación de los cineastas para las escenas totalmente interpretadas que después se verán en el cine. Joe explicó que esta era la sala donde suelen revisar y comentar “las tomas en bruto” en la pantalla con Steven Spielberg.

Una vez se aprueba una toma de concepto, el equipo de Joe lleva esa escena a la completa animación y nos mostraron algunas versiones de trabajos en curso. Joe nos llevó primero a través de una escena totalmente animada donde no aparece ninguno de los actores. La escena es una animación en bruto del vuelo de un hidroavión a través de unas nubes tormentosas. Tanto la primera como la segunda versión son muy similares, excepto que la segunda implica mucho más trabajo en términos de la limpieza que hay detrás de las escenas. La tercera versión es una animación totalmente interpretada con todo detalle y con fenómenos atmosféricos añadidos (como viento, lluvia, rayos); esta parece una película diferente de las dos primeras escenas de base.

La siguiente escena que nos mostraron es una con elementos con tomas de interpretación. La escena tiene lugar ahora en un hidroavión volando en condiciones peligrosas con Tintín, Milú y el Capitán Haddock a bordo. Una vez más, Joe nos llevaron por las distintas etapas básicas desde el concepto hasta la aprobación. Una de las principales tareas aquí es trabajar con la toma facial de los actores y aplicar el detalle adicional a los rostros para construir la estructura.

―Cuando hablo de animación ―explicó Joe―, me refiero a la combinación de la información que ha sido captada a partir de la composición de la cara y aplicar cualquier capa artística que se necesite.

Por ejemplo, Andy Serkis es el Capitán Haddock, pero él no se parece al Capitán Haddock, por lo que la toma facial proporciona la base sobre la que trabajarán después. Y, después, los elementos atmosféricos tienen que ser considerados en términos de lo que ocurre en su cara, como los movimientos musculares o el cabello mecido por el viento.

Siguiendo con el tema de Haddock, y con la ayuda de su director de animación Paul Storey, Joe nos desveló el proceso detallado de la animación de la cara de Haddock y, mediante la ayuda informática ahora en pantalla, pudimos ver los múltiples controles disponibles en términos de conferir al personaje las expresiones que necesitan. Esta filigrana facial es una forma de arte detallado, «hay mucha ciencia implicada en esto», afirma Leterri.

Por último, Joe nos llevó a ver, con la ayuda de su director de textura, cómo trabajan la piel de forma realista sobre los personajes. Tienen un método de hacerlo que, según Joe explicó: «Combina el mundo real y la generación de imágenes por ordenador». Para obtener la calidad translúcida de la piel usan una técnica llamada sub-surface scattering (diseminación bajo superficie), la misma que se utilizó para el personaje de Gollum en “El Señor de los Anillos”. Este proceso ha avanzado para acabar combinándose con una compleja técnica por la cual emplean escaneados reales de la piel (usando silicona) para crear un efecto de la piel realista con todas las imperfecciones. Nos mostraron varias personas en pantalla, con diferentes tipos de piel, a las que estaban modelando su rostro mediante este mismo proceso.


El sonido de Tintín

A continuación pasamos al sonido y nos condujeron a una habitación llena de desechos y basura. Es la habitación más desordenada de WETA con diferencia, pero hay una buena razón. Es la sala de efectos de sonido; la sala donde se crean muchos de los efectos sonoros que después se oirán en la película. El arte de reproducir sonidos reales para la película se llama foley o efectos de sonido. Como técnicamente es una animación, todos los efectos de sonido han sido creados desde cero, no hay una pista de acompañamiento natural como la que se obtendría de una producción de imagen real. En el suelo hay grava, arena, moqueta, madera, superficies de todo tipo para pisar que se pueda imaginar. Es meticuloso, lento, y a veces incluso bastante divertido, pero marca una enorme diferencia en el producto final. Los técnicos emplean muchas formas extrañas y maravillosas para lograr los sonidos pero por norma, los efectos de sonido deben pasar desapercibidos en la mezcla final y quedar integrados con la música y el diálogo.

Abandonamos entonces la sala de efectos de sonido y entramos en un estudio de sonido, donde los ingenieros estaban sentados delante de una enorme mesa de mezclas, ocupados con la pre-mezcla. Aquí es donde las diferentes fuentes de sonido de la película se limpian y compensan antes de entrar en la mezcla final y en la banda sonora general. Una gran pantalla delante nos mostraba la escena sobre la que estaban trabajando: el Capitán Haddock, Tintín y Milú se encuentran en un barco en medio del océano. Los ingenieros reprodujeron el clip solo con los efectos de sonido y se hacía extraño escucharlo sin ningún diálogo o música de fondo. Se podían oír los ruidos del barco al crujir, el agua y el arrastre de los pies de los tres habitantes del barco. La gran mesa de mezclas que utilizan les permite aislar cada sonido, como los pasos de Milú, y alterarlos para conseguir el correcto balance cuando se reproduce junto con los demás sonidos.

Nos trasladaron a continuación a una segunda fase del sonido, de nuevo con una gran mesa de mezclas y con un montón de ingenieros de WETA trabajando detrás de una gran pantalla. Aquí es donde se preparan los elementos para la mezcla final y están los supervisores que controlan áreas específicas como el diálogo o los efectos de sonido. Una vez se ha hecho toda la pre-mezcla, todos los elementos se unen para obtener la banda sonora de la película, incluyendo la música de John Williams. Este es un largo proceso que incluye largos días de 14 horas para estos ingenieros, llenos de idas y venidas con los cineastas. Según uno de ellos, simplemente se trata de «tiempo y experimentación». Sin embargo, todos coinciden en que vale la pena cuando la magia en la pantalla se mezcla perfectamente con la banda sonora de la película.


El arte de Tintín – Taller WETA (Richard Taylor y Chris Guise)

Nos dirigieron entonces al taller WETA para encontrarnos con Richard Taylor (supervisor de diseño) y Chris Guise (diseñador conceptual senior) para hablarnos del arte de Tintín. Nos instalamos en una sala de conferencias rodeados por recordatorios de los genios de WETA. En una pared había varias ilustraciones gráficas de la producción de Tintín y en otra, una enorme vitrina muestra los Oscars®, BAFTAs® y muchos modelos, figurines y otras parafernalias de anteriores películas, donde predominaba lo relacionado con “El Señor de los Anillos”.

Richard Taylor comenzó diciendo que Spielberg y Jackson realmente querían «primero explorar el mundo de Tintín desde el punto de vista de la ilustración» y que se les pidió inicialmente que tomaran fotogramas del libro del cómic original y las ilustraran en un marco de un mundo más real. En un proyector, nos mostraron los fotogramas tal como aparecen en el libro y luego cómo los artistas de WETA habían creado el look. Podría decirse fácilmente que es la misma escena pero las recreaciones de WETA son comprensiblemente más ricas en color y detalle. Chris Guise añadió que inicialmente, los artistas no estaban seguros sobre cómo darle realismo al mundo de Tintín y si debían mantener la sensación del dibujo animado. Cuando consultaron a Jackson, su respuesta fue simplemente «quiero que parezca tan realista como Gollum». Bajo esta premisa, pasaron por varios conceptos antes de que se acercaran a lo que los cineastas buscaban. Jackson incluso los instó a recrear muchas de las famosas portadas del libro de Hergé.

A continuación se nos mostró un tipo de arte más conceptual en el proyector y esta vez, la forma en que juegan con la luz para conseguir los ambientes físicos para dar vida y añadir estados de ánimo, experimentando incluso las formas de conferir a la película la sensación de cine negro. Sin embargo, al usar los libros como guía se plantearon auténticos desafíos, como el ilustrar las expresiones de Milú sin usar las cejas “flotantes” que posee en el libro, y el hecho de que Hergé creara este personaje en 2D y esta fuera una producción en 3D implicó que los artistas tuvieran que dar vida a personajes completamente caracterizados con todos los tipos de imperfecciones de la piel detalladas.

Una de las últimas piezas del trabajo artístico conceptual que nos mostraron fue la casa de Tintín en Labrador Road. En los libros, solo se ven realmente algunos fotogramas y aquí de nuevo los artistas tuvieron que ir más allá manteniéndose lo más fieles posible que pudieron, incluso los coches que se veían en la calle se habían escogido cuidadosamente. También nos mostraron una imagen del interior del apartamento de Tintín y más ejemplos de las construcciones de los artistas de este detallado mundo que se manifiestan mediante la incorporación de reliquias y trofeos que aparecen de fondo y que probablemente Tintín pudo haberse traído de sus viajes alrededor del mundo. Los artistas también hablaron sobre cómo estos ambientes quieren reflejar el personaje que habita en ellos y esto puede verse también en el Capitán Haddock, cuyo barco, el Karaboudjan, es deliberadamente un reflejo de su abandono y de su naturaleza desaliñada.

En resumen, los cuatro artistas de WETA acabaron haciendo alrededor de 2500 imágenes para la película a un ritmo de una al día para satisfacer el apetito de los cineastas. Sin embargo, Taylor terminó confesando que lo más emocionante para todos ellos fue trabajar bajo la batuta de un mentor como Steven Spielberg, y que trabajar con el legendario cineasta no les decepcionó: Spielberg, desde Los Ángeles, siempre se dirigió a cada artista personalmente para saber sus opiniones. Es una experiencia que Taylor recuerda con cariño y afirma que todos manifestaron un «profundo espíritu de colaboración».


El final

Después de deambular por la tienda de regalos de WETA, nuestra última parada del día recaló en la Cuevade WETA para ver una película de 20 minutos sobre la historia de la compañía. De la mano de Jackson, es simplemente impresionante y digno de ver lo que han hecho en Wellington y cómo continúan llevando esto a los límites de lo permisible en el cine moderno. Con cada nuevo proyecto, parece que parten de lo imposible y luego retroceden para intentar conseguirlo, llevando la tecnología a sus límites.

Al dejar Wellington, no nos cupo duda de que el estimado mundo de Hergé está en las mejores manos. No solo porque están al cargo dos de los mejores cineastas del mundo, como son Peter Jackson y Steven Spielberg, sino también porque WETA puede por fin llevar el mundo de Tintín a la vida de una forma que nunca antes se había podido experimentar. “Las aventuras de Tintín: el secreto del Unicornio” va a cautivar a los espectadores de todo el planeta cuando se estrene en la gran pantalla el 28 de octubre.


Imágenes de rodaje y fotogramas de “Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2011 Columbia Pictures, Paramount Pictures, Hemisphere Media Capital, Amblin Entertainment y The Kennedy/Marshall Company. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram                              
Destacados:  Estrenos 6 de octubre | Festival de Sitges | Palmarés de San Sebastián | Fiesta del Cine

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.