Inicio > Reportajes > Los rudos no bailan solos: La danza en John Ford

Los rudos no bailan solos: La danza en John Ford

Escrito por el 04.01.08 a las 15:28
Archivado en: A√Īos 40, Escenas, Hollywood, Western

Ni saloons destrozados por alguna bronca ma√Īanera, ni estepas de indios que corren como b√ļfalos, ni duelos de cinco segundos tras una espera inaguantable de diez minutos: el lugar de confluencia de todo western firmado por John Ford es el baile. Cita indispensable para asegurar la trama sentimental que, en ocasiones, resultaba m√°s fuerte que la excusa-pueblo asediado –v√©ase “Pasi√≥n de los fuertes” (1946)–, a la vez escena de descanso y fluidez visual, y acontecimiento estrella en las comunidades de colonos del Oeste decimon√≥nico. Bailando se decid√≠an filias y fobias, rangos militares y ojerizas entre bandas, robos materiales y hurtos emocionales, risas y pu√Īaladas, familias y amores, que era lo que en el fondo le importaba al director del parche: el amor al hijo, al padre, a la tierra. Sin la suntuosidad narrada al estilo de cr√≥nica rosa, t√≠pica de pel√≠culas de √©poca, los saraos con los que Ford obsequia a sus personajes son m√°s retablos particulares que sociales, tarimas o habitaciones –seg√ļn el nivel econ√≥mico de los lugare√Īos– donde predomina el primer plano antes que la panor√°mica del que mira y bosteza hacia el espect√°culo.

 

As√≠, un coronel de la talla de Henry Fonda –entrenando una mirada torcida que pocos, ni siquiera Ford, le explotar√≠an–acababa bailando seg√ļn su ley de vida: la marcha erguida y solemne; muy al contrario de unos tratantes de caballos que, como su g√©nero de venta, pod√≠an acelerar el desenfreno de una coreograf√≠a con tal de asombrar a la joven m√°s buscada — “Caravana de paz” (1950) adelanta los cortejos musicales de “Siete novias para siete hermanos” (1954), una pel√≠cula muy fordiana de haberle gustado al director la frivolidad del musical, y que, m√°s all√° de las acusaciones machistas de las que suele ser objeto, resulta amena, divertida y encantadora aun con sus paisajes pintados a mano–. Cuando la banda arranca, ya nadie habla y el cineasta conf√≠a en la sugesti√≥n de los gestos, las invitaciones y las miradas que, en la estricta cuadratura de los pueblos y los fuertes, pueden al fin cruzarse sin miedo. Si se celebra un baile, habr√° esperanza. Las historias m√°s pesimistas de Ford carec√≠an, precisamente, de √©l, bien porque el contexto no daba para juergas o porque alg√ļn maldito impedimento interrump√≠a dulces perspectivas. Que se lo digan a Wyatt y Clementine. Cuando el Oeste apenas lo poblaban cuatro gatos y cinco desalmados, acercarse entre s√≠ era un lujo de danzarines. Y Ford, como en otras muchas cosas, reparti√≥ tesoros¬†para contrarrestar¬†la carest√≠a.

En la imagen: Fotograma de “Fort Apache” – Copyright ¬© 1948 Argosy Pictures. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
Web de cine M√°s secciones Archivo de pel√≠culas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Resident Evil: El cap√≠tulo final | Manchester frente al mar | M√ļltiple | La La Land | Lion | Figuras ocultas | Vivir de noche

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.