Síguenos

“Monstruos contra alienígenas”: Catálogo de invasiones para terrícolas desprevenidos

Acción

“Monstruos contra alienígenas”: Catálogo de invasiones para terrícolas desprevenidos

La Tierra es invadida por alienígenas, una vez más. La fórmula de las invasiones por seres de otros mundos tiene un atractivo inagotable para el cine, y “Monstruos contra alienígenas” llega para corroborarlo en el campo de la animación tridimensional, abriendo así la veda en un subgénero (el de las invasiones alienígenas) que ofrece infinidad de posibilidades. Así, Dreamworks enfrenta a una generación de variopintos monstruos contra los siempre temidos visitantes, en esta ocasión encabezados por un  gigantesco armatoste de un solo ojo. Y es que, ante la frecuencia con la que la Tierra ha sido visitada en el cine, conviene tener en cuenta los diferentes tipos de invasiones propuestas en el mismo.

Ampliar imagen

El extraterrestre amistoso: Escasean en la gran pantalla aquellos que llegan a la Tierra sin afán de destruirla, colonizarla y demás aviesas intenciones. Pero “E.T., el extraterrestre” (Steven Spielberg, 1982), mejoró la reputación de los extraterrestres cinematográficos y demostró que un visitante de otro mundo también podía ser el mejor amigo de un solitario niño terrestre. El televisivo “Alf”, incluso podía integrarse en la familia media americana sin mayores problemas. Siempre, claro está, que no hubieran gatos de por medio…

Diplomacia intergaláctica: El icónico y multihomenajeado Exeter era el embajador de Metaluna en “Regreso a la Tierra” (Joseph M. Newman, 1955), uno de los títulos clave de la ciencia-ficción cincuentera. Unos años antes, Klaatu también había llegado a nuestro planeta con buenas maneras, pero con un mensaje bastante menos agradable que se resumía en su contundente título, “Ultimátum a la Tierra” (Robert Wise, 1951).

Invasión hostil: Es, por supuesto, la más habitual. “Independence Day” (Roland Emmerich, 1996) o “La guerra de los mundos” en sus diferentes versiones son ejemplos de extraterrestres que desean la destrucción o dominación de nuestra civilización, sin medias tintas. Caben aquí todo tipo de visiones apocalípticas, épicas exaltaciones patrióticas e incluso la desmitificación de todas las anteriores como excusa para la comedia burtoniana, marcianos exeterianos inclusive (esto es, “Mars attacks!”).

Explotadores de recursos: Pese a las apariencias iniciales, los visitantes de “V” escondían siniestras intenciones que pasaban por robar toda el agua de la Tierra y utilizar a la humanidad como fuente de alimento. Los de “Señales” (M. Night Shyamalan, 2002), sin embargo, tenían una relación muy distinta con el agua. Especialmente curioso resulta el caso de “Cielo líquido” (Slava Tsukerman, 1982), en la que el objetivo de los extraterrestres de turno (esta vez invisibles) era la heroína.

El cazador de otro mundo: No busca la destrucción masiva que sí desean otros congéneres de las invasiones. El “Depredador” (1987) de John McTiernan era más bien un cazador implacable que hacía del ser humano su presa, y que lucharía en “Alien vs. Predator” (Paul W. S. Anderson, 2004) por su supremacía como especie alienígena.

Vinieron de dentro de…: Ejemplos como “La invasión de los ladrones de cuerpos” (Don Siegel, 1956) o “La cosa” (John Carpenter, 1982) son la prueba de que la invasión interior, la que absorbe al ser humano y/o somete su cuerpo a violentas transformaciones, puede resultar tanto o más terrorífica que cualquier invasión a escala mundial. El miedo a asistir al grotesco espectáculo de ver tu propio cuerpo desmembrado o abriéndose sin remedio está harto presente en la película de Carpenter y es una constante en una filmografía como la de David Cronenberg (con sus vertientes del terror venéreo y el biológico).

La Tierra como campo de batalla: En la reciente “Transformers” (Michael Bay, 2007), la Tierra no era sino el campo de batalla para la guerra entre dos especies de robots alienígenas gigantes. La implicación de la raza humana en dicha guerra sólo se producía indirectamente, cuando la disputada chispa vital iba a parar a nuestro planeta.

Ampliar imagen

En las imágenes: Fotograma de “Monstruos contra alienígenas” © 2009 Paramount Pictures Spain. Todos los derechos reservados. Fotograma de “E.T. El extraterrestre” © 1982 Universal Pictures. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Ultimátum a la Tierra” © 1951 20th Century Fox Film Corporation. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Mars attacks!” © 1996 Tim Burton Productions y Warner Bros. Pictures. Todos los derechos reservados. Imagen promocional de “V” © 1984-1985 Warner Bros. Television. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Depredador” © 1987 Amercent Films, American Entertainment Partners L.P., Twentieth Century-Fox Film Corporation. Todos los derechos reservados. Fotograma de “La cosa” © 1982 David Foster Productions, Turman-Foster Company y Universal Pictures. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Transformers” © 2007 Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Destacados

Guía de película

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1

Buscador de cine

Subir