Inicio > Reportajes > No sin mi coche (y porque la gasolina la paga el estudio)

No sin mi coche (y porque la gasolina la paga el estudio)

Escrito por el 09.05.08 a las 20:54
Archivado en: Acción, Cine americano, Historia

Llega a las pantallas de todo el mundo “Speed Racer” (2008) con un inquietante eslogan –¬ęun mundo hecho para la velocidad¬Ľ–, lo que me plantea si no ser√° la secuela de una carrera premeditada que viene fragu√°ndose desde cientos de pel√≠culas atr√°s. Guste o no ser√° as√≠, un ritmo vertiginoso en consumo de experiencias y cine, mientras no se paladea nada. Sin embargo, antes del susodicho Meteoro otros personajes con ganas de quemar el asfalto se agenciaron un coche por compi, y resulta curioso comprobar c√≥mo ha cambiado el significado de las cifras que marcan los kil√≥metros por hora. Tal vez quien m√°s obligaba a la aguja a inclinarse era James Bond a bordo de sus costosos Aston Martin, pero lo casi sci-fi de su tecnolog√≠a hac√≠a cre√≠ble hasta la m√°s arriesgada de las carreras. Pensemos m√°s bien en esos momentos que el protagonista disfruta crey√©ndose amo de la pista, sin sospechar siquiera que en unas d√©cadas esas velocidades las rebasar√≠a un coche teledirigido. Por ejemplo, pel√≠culas de competici√≥n –dentro, no fuera de s√≠ mismas–, como “Grand Prix” (1966), de John Frankenheimer, que remite a la mezcla de escuder√≠as enfrentadas y amores revueltos.

grand-prix.jpg

“Las 24 horas de Le Mans” (1971), con Steve McQueen, unas melenas leoninas y el Gulf Team Porsche 917 con que, atenci√≥n, pretend√≠a triunfar en el circuto donde falleci√≥ un amigo suyo –¬Ņno les suena? L√©anse la sinopsis de la de los Wachowski–; o “Greased lightning” (1977), sobre el primer campe√≥n de carreras afroamericano, y la futurista “The last chase” (1981) ya auguraba el papel liberador del autom√≥vil. Aunque no todos perd√≠an los estribos –perd√≥n, los frenos– en su af√°n por alcanzar la meta: el elegante autom√≥vil de “La carrera del siglo” (1965), una menor pero divertida comedia de Blake Edwards, se tomaba su tiempo y dilatado metraje para atravesar tres continentes, a lo Phileas Fogg. Otros locos que se han lanzado a las autopistas –hay que ver, con lo que peligrosas que son, ¬Ņno pueden meterse a senderismo?–: “Los locos del cannonball” (1981), parodia de “Cannonball!” (1976), o “Locos al volante” (19). Como ya analiz√≥ mi compa√Īera T√≤nia, las hot rod movies, desde “Rebelde sin causa” (1955) hasta “Grease” (1978), pasando por “The wild ride” (1960) o “Catch me if you can” (1989) –de Stephen Sommers, no de Spielberg– fomentaron entre los chicos la posibilidad de pavonearse gracias a las carrocer√≠as que paga pap√°, aunque lo disfracen de autosuperaci√≥n, como Tom Cruise en “D√≠as de trueno” (1990).

herbie.jpg

Por suerte para nuestros queridos ni√Īos del futuro –espero que se perciba la iron√≠a–, no todo es metal tuneado y tubos de escape con di√°metros meloneros, algunos se han preocupado de mostrar al coche como el mejor amigo del hombre solitario o del chaval marginado. Ah√≠ tienen a “Chitty Chitty Bang Bang” (1968) o a Herbie, el escarabajo blanco que protagoniz√≥ numerosos t√≠tulos —“Ah√≠ va ese b√≥lido” (1968) dio el pistoletazo de salida hasta “Herbie, torero” (1980), lo que hay que o√≠r…– y que recuper√≥ Lindsay Lohan para la gran pantalla en “Herbie: A tope” (2005) –cinta terrible, pero al menos le daban papeles a la moza descarriada–. Unos pocos se quedaron tan tocados que de mayores s√≥lo supieron seguir comunic√°ndose con sus inseparables coches, como Batman o Michael Knight, de “El coche fant√°stico” (1982). Pero para carrera escalofriante, la que se marca Grace Kelly en “Atrapa a un ladr√≥n” (1955), justamente en la zona donde morir√≠a en accidente de tr√°fico. Con rastrear un poco en los √ļltimos a√Īos se encuentran ejemplos, a veces demasiado parecidos a este nuevo “Speed Racer”, que prosiguen la loa al volante y las chicas de bandera –a cuadros–. Tal vez ten√≠a raz√≥n Springsteen, ¬ęwe were born to run¬Ľ, si bien es diferente del lema de estos muchachos: born to race.

En las im√°genes: Fotogramas de “Grand Prix” – Copyright ¬© 1966 Cherokee Productions, Douglas & Lewis Productions, Joel Productions, John Frankenheimer Productions Inc. y Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Todos los derechos reservados. Y de “Ah√≠ va ese b√≥lido” – Copyright ¬© 1968 Walt Disney Productions. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
Web de cine M√°s secciones Archivo de pel√≠culas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Resident Evil: El cap√≠tulo final | Manchester frente al mar | M√ļltiple | La La Land | Lion | Figuras ocultas | Vivir de noche

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.