Inicio > Reportajes > “Planeta prohibido”: Delirio permitido

“Planeta prohibido”: Delirio permitido

Escrito por el 28.12.07 a las 21:41
Archivado en: A√Īos 50, Ciencia-ficci√≥n, Cr√≠ticas, Hollywood

Si hay un g√©nero que de verdad sufre las inclemencias del paso del tiempo –toda una contradicci√≥n cuanto intenta adelantarse al futuro–, √©se es la ciencia ficci√≥n. Lo cual no representa ni mucho menos una cat√°strofe evolucionista. Acostumbrados a nuestros delicados F/X –veremos qu√© nos parecen en pocos a√Īos–, ahora no observamos demasiada diferencia entre una superproducci√≥n de gran estudio y una pel√≠cula casera de Ed Wood –bueno, un poquito s√≠, pero la risi√≥n y la fascinaci√≥n son las mismas–. En la primera categor√≠a disponemos de joyas tan reivindicables como “Planeta prohibido” (1956), obra de un director tan escueto e impersonal como Fred M. Wilcox, de modo que la cinta enfatiza sus virtudes en relaci√≥n al auge del g√©nero durante aquella maravillosa d√©cada. Aunque menos obvia sociol√≥gica y culturalmente que sus compatriotas –la era McCarthy y la guerra fr√≠a–, el punto de partida daba la vuelta a la situaci√≥n acostumbrada: esta vez eran los humanos quienes, a bordo del t√≠pico platillo volante plateado y pulido, interrump√≠an la paz de un planeta cualquiera.

 

Una ruda caterva de tripulantes en pijamas grises que, ¬°albricias!, encontraban las maravillas de un clima c√°lido, un √ļnico habitante, Morbius¬†(Walter Pidgeon), capaz de duplicar el coeficiente intelectual de un hombre, su robot servil y su no menos sol√≠cita hija, Alta (Anne Francis). El planeta de cielos verdes y dos lunas despide el extra√Īo encanto de la naturaleza –lagos, vegetaci√≥n escasa y animales ex√≥ticos– unida a la ¬Ņm√°xima? tecnolog√≠a humana. Una fusi√≥n que se hace patente en el personaje de Robby el robot, animado por la misma movilidad que una persona y dotado de un comportamiento ap√°tico y mec√°nico. Su presencia en la historia, bastante secundaria, le report√≥ una popularidad instant√°nea, traducida en otros productos audiovisuales y en copieteos posteriores –junto con¬†“Metr√≥polis” (1927) y “Naves misteriosas” (1971), referente para los androides de George Lucas–. Pero, por muy atractivos que fuesen los ficticios adelantos t√©cnicos, al p√ļblico le atra√≠an m√°s que un im√°n los atractivos de carne y hueso. Algo parecido a lo que sufr√≠an los comandantes de la nave ante Alta, una pin-up del espacio, dispuesta al coqueteo, el abrazo, el beso y la refocilaci√≥n –por ese orden y con escasos segundos¬†de diferencia– tras a√Īos y a√Īos de soledad casta y minifaldas sin m√°s espectador que su padre –no, el gui√≥n aparca cualquier insinuaci√≥n inmoral–.

 

Eso para los caballeros; para las damas –y la r√°pida rendici√≥n amorosa de Alta, que a saber t√ļ c√≥mo diferencia lo que es enamorarse a primera vista si es lo primero que ve– la cabeza pensante y los m√ļsculos bien torneados que capitanean la acci√≥n son los de… ¬°Leslie Nielsen! Con expresi√≥n a√ļn m√°s insondable que la de Robby, el bueno de Nielsen ofrec√≠a horas de cachondeo antes de la saga “¬°Ag√°rralo como puedas!” (1988), aunque justo es reconocerle una rotundidad absoluta al decretar¬†la ense√Īanza¬†√ļltima de la pel√≠cula. Dichos as√≠, estos argumentos no la defender√≠an¬†ante el¬†tribunal m√°s exigente, si bien quiz√° no entender√≠a la herencia pulp del conjunto, que consigue alejarse de las interpretaciones pol√≠ticas tan dadas en su contexto. Sus previsiones formales, su falta de grandilocuencia –tambi√©n actoral– y el justo balance entre comedia y thriller terror√≠fico –hasta que unos torpes dibujos animados nos revelan al monstruo– bastan para volver a estimar un g√©nero que no pretend√≠a el hiperrealismo y s√≠ dar vida a las fantas√≠as de un medio con derecho a juguetear. Por lo menos el valor de unas pel√≠culas que se mueven sin concreci√≥n entre ser muy malas o muy buenas, ancladas en un tiempo pret√©rito mientras imaginan un futuro que pronto ya habr√° pasado.

En las im√°genes: Fotogramas de “Planeta prohibido” – Copyright¬†¬© 1956 Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



8 - LaButaca.net ¬Ľ Noticias de cine - 19:45 - 31.10.08

Reputados guionistas para “Spider-Man 4″ (David Lindsay-Abaire) y “Planeta prohibido” (J. Michael Straczynski)…

Seg√ļn publican en The Hollywood Reporter, “Spider-Man 4″ tendr√≠a un nuevo guionista. Se trata de David Lindsay-Abaire, quien ha escrito los libretos de “Robots” y de la a√ļn por estrenar “Coraz√≥n de tinta”, aunque…



7 - Joaquín R. Fernández - 3:00 - 04.01.08

La verdad es que en lo del traje tienes toda la raz√≥n del mundo, hoy en d√≠a queda un tanto… rid√≠culo. Sin embargo, el resto de efectos especiales aguantan bastante bien el paso de los a√Īos. En cuanto al “remake”, buf, ya me lo veo venir: Klaatu viene a alertarnos del calentamiento global :P “Cuando los mundos chocan” me parece una obra notable, aunque, por supuesto, inferior a “Ultim√°tum a la Tierra”, que bajo mi punto de vista es sobresaliente. Por cierto, ¬°estoy deseando que en un futuro escribas otro “post” de cl√°sicas cintas de ciencia-ficci√≥n!



6 - Almudena Mu√Īoz P√©rez - 13:54 - 03.01.08

¬°Por supuesto Joaqu√≠n! XD Yo, al menos, hablaba desde el punto de vista de los efectos especiales. “Ultim√°tum a la Tierra” tiene una profundidad discursiva m√°s eficaz que otras pel√≠culas parecidas y que me resultan m√°s pretenciosas, como “Cuando los mundos chocan”. Por eso soy bastante esc√©ptica ante el ‘remake’ que se est√° fraguando, m√°s a√ļn con Keanu Reeves y un director empe√Īado en meter la mano donde no hace falta, como “Los p√°jaros”. En fins.



5 - Joaquín R. Fernández - 17:02 - 02.01.08

Ah, no, por lo de “Ultim√°tum a la Tierra” no paso. ¬°Es una obra maestra! XD Lo del disfraz del autom√°ta fue un problema para los responsables del filme, cierto, pero eso es una nimiedad si tenemos en cuenta todas sus bondades:

-Al contrario de las invasiones hostiles de la época, aquí se nos muestra a un extraterrestre de aspecto humano que advierte a la humanidad de que no sólo es un peligro para su propio planeta, sino también para otros.

-La llegada de la nave me encanta, sobre todo la tensión existente hasta que se abre la compuerta y, posteriormente, aparece Gort.

-Los momentos m√°s intimistas tambi√©n me encantan, como cuando desayunan en la pensi√≥n o el extraterrestre visita con el ni√Īo el cementerio.

-La interrumpción de la corriente eléctrica, ¡genial!

-Helen y la m√≠tica frase de “Klaatu Barada Nikto”

-La puesta en escena de Robert Wise, la banda sonora de Herrmann y la magistral fotografía en blanco y negro (Klaatu apareciendo en la pensión).

En fin, me dej√≥ impresionado de cr√≠o y, todav√≠a hoy, no me canso de verla. Ay, menudo rollo os he metido, pero, lo siento, ¬°adoro “Ultim√°tum a la Tierra”!



4 - Almudena Mu√Īoz P√©rez - 15:00 - 02.01.08

Jaja, es mejor revisar estas cosas con la suficiente distancia y comprendiendo que ya no nos provocan sus intenciones originales -¬Ņasustar, asombrar?-. Yo a “El incre√≠ble hombre menguante” no la encuadrar√≠a aqu√≠, porque no es una cinta acerca del espacio exterior, sino de amenazas internas y tangibles en la √©poca: la energ√≠a nuclear. Eso s√≠, redonda y maravillosa. Y lo de “Ultim√°tum a la tierra” es cierto XD Nunca he visto nada m√°s rid√≠culo -y entra√Īable- que un extraterrestre que se dice de metal s√≥lido al que se le arruga el traje con cada paso.



3 - Miguel A. Delgado - 17:11 - 31.12.07

Pero el caso es que, a m√≠, “Planeta prohibido” siempre me ha parecido deliciosa, y creo que ha aguantado mejor el paso del tiempo que otras cintas m√°s respetadas un√°nimemente (caso “Ultimatum a la Tierra”).

Eso s√≠, lo de revisar las pel√≠culas que nos dejaron con la boca abierta en cuesti√≥n de efectos deber√≠a estar prohibido: a√ļn recuerdo la cara de alucine que se me qued√≥ cuando, el a√Īo pasado, volv√≠ a ver “Gremlins”… :)

Un abrazo y ¬°feliz a√Īo!



2 - Joaquín R. Fernández - 3:33 - 29.12.07

Completamente de acuerdo con lo que dice Manuel, si bien considero que “El incre√≠ble hombre menguante” pose√≠a unos efectos especiales realmente llamativos, aunque es cierto que la grandeza de la pel√≠cula est√° en su historia y el paso de los a√Īos le ha resultado m√°s benigno que a “Planeta prohibido” (que, en todo caso, no deja de ser un estupendo divertimento).



1 - Manuel M√°rquez - 21:55 - 28.12.07

Como de costumbre, excelente rese√Īa, compa Almudena, de √©stas que invitan a echarle una mirada al film en cuesti√≥n (desde luego, no lo conozco…). Eso s√≠, no quer√≠a dejar pasar por alto, acerca del punto de la obsolescencia de estos films fantacient√≠ficos de los 50, que algunos de ellos (precisamente, aquellos que menos basaban su atractivo en el aspecto FX) s√≠ que siguen resultando a d√≠a de hoy altamente fascinantes y tremendamente “modernos”: casos, por ejemplo, de El incre√≠ble hombre menguante (reestrenada en pantalla grande no ha muchos a√Īos…), o de La invasi√≥n de los ladrones de cuerpos (recientemente reversionada por Petersen, si mal no recuerdo…). Peque√Īas joyitas, creo…

Un abrazo.



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
Trailers Actualidad Archivo de pel√≠culas Facebook          Twitter                          
Destacados:  Estrenos del 22 de septiembre | Primer tr√°iler de "Tomb Raider" (2018) | Fiesta del Cine: 16 a 18 de octubre

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.