Inicio > Reportajes > Podemos vivir sin Dumas: Nefastas (y no tanto) adaptaciones...

Podemos vivir sin Dumas: Nefastas (y no tanto) adaptaciones (Parte II)

Escrito por el 17.01.08 a las 22:59
Archivado en: Aventuras, Cine americano, Cine europeo, Historia, Personajes

Tras la incontestable supremac√≠a de “Los tres mosqueteros” en las adaptaciones de Alexandre Dumas –por n√ļmero y popularidad–, el segundo pilar en los cineastas que creen –pobrecitos– probar suerte con el escritor galo ser√≠a sin lugar a dudas “El conde de Monte Cristo”. Novela compilatoria de todas las tramas de venganza posibles, cuando las ideas del estudio no han dado para m√°s siempre aguardaba un Edmundo Dant√©s al que mejor hubiese sido dejar otros siete a√Īos en el calabozo de las bibliotecas. Y es que, como coment√°bamos en las caracter√≠sticas generales de su obra, la densidad del Monte-Cristo ofrecer√≠a buen material para seis pel√≠culas distintas, pero que indudablemente perder√≠an la riqueza del original al escindirlas de aqu√©llas que le otorgan sentido. Por ese motivo, las penurias de Dant√©s, su enamorada Mercedes y el mal√©volo Morcef no se han amoldado con soltura al medio cine, obligado por causas de metraje y teor√≠as narrativas a acortar un holgado vestido que muchas veces se transforma en simpl√≥n biquini –y no, no hay escenas picantes en sus traslaciones–.

Aqu√≠ tambi√©n existen versiones datadas en la √©poca silente: 1908 es la fecha de nacimiento de una breve mirada al m√≠tico relato. Despu√©s de otro par de intentonas superfluas, el gal√°n John Gilbert introdujo la figura de Edmundo con toda la presencia elegante y sofisticada que requer√≠an los gustos norteamericanos en “Monte Cristo” (1922) –recordemos que el protagonista es italiano y Gilbert luc√≠a esa silueta alargada y morena, poco anglosajona–. Sin embargo, el actor deber√≠a haber le√≠do en aquella¬†invisibilidad el anuncio de su futuro declive: una versi√≥n francesa de 1929 –y resulta curioso que el pa√≠s originario de Dumas haya sido menos prol√≠fico al fijarse en √©l– precede a la versi√≥n m√°s ‘lujosa’ de Hollywood en 1934, con Robert Donat y dirigida por Rowland V. Lee –quien tambi√©n se atrever√≠a con “El hijo de Monte-Cristo” (1940), los mosqueteros y un biopic sobre Richelieu (ambos en 1935)–. A partir de este momento la fiebre Dumas se extiende hacia Europa y Sudam√©rica, especialmente en formato seriado para televisi√≥n, que consigue recuperar sus detalles a la par que acent√ļa la progesi√≥n de telenovela interminable. La variedad cubre todos los gustos y colores, incluida la animaci√≥n, no tan exitosa como en el caso de “Los mosqueperros”, y todav√≠a podemos encontrar nombres c√©lebres vinculados a estos proyectos, como Tony Curtis en la piel del villano en el caso de Estados Unidos¬†(1975) o G√©rard Depardieu en el franc√©s (1998).

Poco m√°s consigue escarbarse en el escueto y mediocre historial de una obra tan importante, pero poco adecuada a los riesgos confiados de cualquier superproducci√≥n y a√ļn menos acorde con la fobia contempor√°nea¬†hacia el follet√≥n tradicional. Se ha dado por sentado en muchas ocasiones que la leyenda de Monte Cristo alcanza la memoria de cualquier persona y que un recordatorio no har√≠a sino redundar en la herida: los argumentos universales no cesan de repetirse. Para refutar esta creencia, en 2002 se rod√≥ una insulsa y presuntamente vistosa adaptaci√≥n en manos del director con historial m√°s indicado –lo cual suele ser s√≠ntoma de una cat√°strofe segura–, Kevin Reynolds, en su haber moderneces de copieteos cl√°sicos como “Robin Hood, pr√≠ncipe de los ladrones” (1991), “Rapa Nui” (1994) o “Waterworld” (1995). Menos mal que no col√≥ a Kevin Costner al frente de un reparto de bajo nivel, aunque James “Jesucristo” Caviezel tampoco salva la funci√≥n con su inexpresividad excusada por el car√°cter c√≠nico del personaje. Piratas, fiestorros y duelos a muerte en una pel√≠cula que no es ni el p√°lido reflejo de la complejidad narrativa de Dumas, segunda confirmaci√≥n –a√ļn m√°s rotunda que la primera– de que algunos libros sufrir√≠an menos atados con grilletes y sometidos al castigo gratuito del¬†latigazo.

En las im√°genes: Fotograma de “Monte Cristo” – Copyright ¬© 1929 Les Films Louis Nalpas. Todos los derechos reservados. John Gilbert en “La reina Cristina de Suecia” – Copyright ¬© 1933 Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Todos los derechos reservados. Fotograma de “El conde de Monte Cristo” – Copyright ¬© 1934 Edward Small Productions. Todos los derechos reservados. Fotograma de “El conde de Monte Cristo” – Copyright ¬© 2002 Touchstone Pictures, Spyglass Entertainment, World 2000 Entertainment, Birnbaum/Barber, Epsilon Emotion Pictures y Count of Monte Cristo Ltd. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



2 - Almudena Mu√Īoz P√©rez - 14:38 - 29.01.08

Hola, Elizabeth! Pues, efectivamente, el conde de Monte-Cristo es una invenci√≥n de Dumas, no tiene ning√ļn fundamento real. Normal que te enganche porque el escritor era experto en dilatar la acci√≥n al estilo fascicular del XIX. Gracias por leernos!



1 - elizabeth - 19:43 - 28.01.08

SOLO ME LLAMO LA ATENCION SABER SI EL CONDE DE MONTE CRISTO ERA UNA LEYENDA O UN MITO , POR UNA NOVELA QUE VEO CON MUCHA FASCINACION LOS DIAS DOMINGOS A LAS 12 DEL MEDIO DIA Y NO ME PIERDO UN SOLO CAPITULO PORQUE ME GUSTA EL DRAMA DE LA DICHA NOVELA, GRACIAS



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
V√≠deos Pel√≠culas M√°s cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 17 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebasti√°n

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.