Inicio > Reportajes > Por qué amar a Mankiewicz: Primer paso general

Por qué amar a Mankiewicz: Primer paso general

Escrito por el 13.12.07 a las 15:16
Archivado en: A√Īos 50, Directores, Drama, Escenas, Hollywood

En este blog amamos al director de apellido impronunciable y v√≠ctima de cuchilladas ortogr√°ficas, art√≠fice de las im√°genes y los guiones de obras maestras que resultan tan perfectas de lejos como de cerca. Para demostrarlo nos acercaremos por partes al estilo que lo convirti√≥ en sobresaliente, amado y premiado, pues si alguien necesita una prueba m√°s concluyente acerca de su maestr√≠a, ah√≠ est√°¬†el t√≠tulo exclusivo de ganador en dos a√Īos consecutivos de los Oscar¬ģ a Mejor Direcci√≥n y Mejor Gui√≥n. Como no me gusta valorar el arte en estatuillas o falsas capas de oro, prefiero tomar un plano cualquiera y extraer la prueba de √©l. Y, empezando por el plano general, destaca un fotograma de “La condesa descalza” (1954), la f√°bula con la que el cineasta se autobiografi√≥ junto a la forma antropom√≥rfica –y vaya forma, la del animal m√°s bello del mundo– de su relaci√≥n cenicienta con el cine. A Mar√≠a Vargas (Ava Gardner), la susodicha actriz venida a¬†condesa, le est√°n preparando una escultura que ser√° acta de defunci√≥n en vida, el √ļltimo coletazo de esos seres famosos que para el p√ļblico no¬†parecen m√°s humanos que un rostro de piedra.

 

Ambas, mujer y estatua, compartiendo pose: la una se eleva sobre la otra, pues la fragilidad humana es superior a Mankiewicz que la impermeabilidad del mito, al mismo tiempo eje gravitatorio que dota de sencillez a una decoraci√≥n recargada y neocl√°sica. La luz no parece derramarse desde el cortinaje superior, sino¬†procedente de¬†las telas inmaculadas de esta virgen que s√≥lo sab√≠a amar a su modo inocente. Una luminosidad risue√Īa y gr√°cil que Mar√≠a dirige, como su cuerpo, hacia los hombres, inferiores a ella, pero que siempre contemplar√° a a√Īos luz de distancia, condenada a¬†una postura p√©trea que desconoce lo que es un abrazo. Obligada a experimentar el calor y el fr√≠o del mundo a trav√©s de sus pies descalzos. El objeto del cine y las tramoyas de los productores se separan en una jerarqu√≠a que Mankiewicz marca con rotundidad a la par que resume en un solo plano todas las relaciones e idiosincrasias de esta larga, pero compacta pel√≠cula –aun plagada de falsos flashbacks que manipulan los puntos de vista, como suced√≠a en “Casablanca” (1941), y¬†deslucida por un¬†pobre Technicolor–. Por esta primera raz√≥n te saludamos, Joseph.

En la imagen: Fotograma de “La condesa descalza” – Copyright ¬© 1954 Figaro. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



1 - labutaca.net ¬Ľ Reportajes - 22:20 - 13.12.07

Por qué amar a Mankiewicz: Segundo paso de conjunto

Despu√©s del trazado visual en la primera entrega-alegato-paneg√≠rico acerca del director¬†Joseph Leo Mankiewicz, es hora de destacar su faceta guion√≠stica, no menos prol√≠fica y eficaz que la de realizador. Iniciado en este arte mucho antes de coloca…



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
Web de cine M√°s secciones Archivo de pel√≠culas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Resident Evil: El cap√≠tulo final | Manchester frente al mar | M√ļltiple | La La Land | Lion | Figuras ocultas | Vivir de noche

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.