Inicio > Reportajes > “Prince of Persia: Las Arenas del tiempo”. Vide...

“Prince of Persia: Las Arenas del tiempo”. Videojuego a lo grande

Escrito por el 18.05.10 a las 20:45
Archivado en: Acción, Aventuras, Fantástico, Hollywood, Romance

FichaCartelFotosPhotocallSinopsisCómo se hizoTráilerNoticias
PreviaCríticasBanda sonoraVideojuegoComentarios

Recomendada para los fans de la saga de videojuegos y del cine de aventuras.

Fue en 1989 cuando vio la luz el primer “Príncipe de Persia”, de la mano de su creador Jordan Mechner. Aquel glorioso plataformas ofrecía calabozos eternos y agotadores que componían uno de los mejores videojuegos de finales de los 80. A esa primera aventura del príncipe de Persia le siguieron, a lo largo de las dos últimas décadas, más de una docena de secuelas y revisiones para distintos soportes y videoconsolas. Las evoluciones y el potencial que fue desarrollando el personaje hacían esperar, tarde o temprano, su adaptación cinematográfica. “Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo” es esa adaptación y toma como referente el juego homónimo que abrió una nueva trilogía en 2003 a cargo de Ubisoft.

La dimensión del proyecto viene dada desde la producción: Jerry Bruckheimer es el poderoso impulsor de una cinta que ha costado en torno a los 150 millones de dólares y que espera convertirse en uno de los primeros éxitos de cara a la temporada estival. Para ello, cuenta con un Jake Gyllenhaal que se ha demostrado capaz de alternar superproducciones abiertamente comerciales (“El día de mañana”) con trabajos para directores importantes que han consolidado su prestigio como actor (Ang Lee en “Brokeback Mountain: En terreno vedado”, David Fincher en “Zodiac”). Le acompañan Gemma Arterton, reciente chica de Bond en “Quantum of solace” (2008) y de Perseo en “Furia de titanes” (2010), y Ben Kingsley (“Shutter Island”, “Elegy”) como villano de la función. En la dirección, Mike Newell, habitual mesnadero de Hollywood (“La sonrisa de Mona Lisa”, “El amor en tiempos del cólera”) con todo capaz de firmar la interesante “Donnie Brasco” (1997) o una de las más dignas entregas de la saga Harry Potter. “Prince of Persia: Las Arenas del tiempo” narra la epopeya de Dastan (Gyllenhaal) y Tamina (Arterton) en su camino por evitar que las Arenas del Tiempo, un regalo de los dioses que puede invertir el tiempo, caigan en manos malignas. La película se estrena en los cines el 21 de mayo.

En la imagen: Fotograma de “Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo” – Copyright © 2010 Walt Disney Pictures y Jerry Bruckheimer Films. Distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1 - Javier - 22:42 - 26.05.10

No estoy de acuerdo, para nada es para fans del videojuego, es una adaptación bastante chapuza y como película ni tiene cuerpo ni tiene nada. Un poco cutre les ha quedado ¿tanto les habria costado darle el proyecto a alguien con mejor mano para las películas de acción?



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Spider-Man: Homecoming | Inside

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.