Inicio > Reportajes > “Regreso al futuro (III)”: Traici√≥n

“Regreso al futuro (III)”: Traici√≥n

Escrito por el 15.03.08 a las 16:28
Archivado en: A√Īos 90, Ciencia-ficci√≥n, Comedia, Cr√≠ticas, Hollywood

Habi√©ndose rodado a la par y conectadas de manera ineludible, “Regreso al futuro II” (1989)¬†y “Regreso al futuro III” (1990) deber√≠an, a priori, despertar sentimientos parejos. A√ļn as√≠, esta √ļltima es la entrega menos valorada de las tres, a pesar de –o tal vez debido a– que el discurso metaling√ľ√≠stico contin√ļa y que la comedia, incluso, se redobla. Los problemas proceden de paradojas tan graves como las causadas por la cruzada espacio-temporal, aparte de que la pel√≠cula de cierre depende en mayor medida de su predecesora de lo que √©sta depend√≠a de la primera. Robert¬†Zemeckis no es un mago y la f√≥rmula empieza a agotarse: tras el salto al pasado y al futuro, la peor decisi√≥n que pod√≠a tomar era revisar los or√≠genes, precisamente la actitud nost√°lgica que hab√≠a sorteado desde el comienzo de la saga. Las primeras ubicaciones visuales no insin√ļan lo mismo: para viajar al Far West de 1885, entorno so√Īado por Emmett (Christopher Lloyd) como retiro definitivo de sus d√≠as, el DeLorean debe estamparse contra una pantalla de cine. La cita quiz√° resulte demasiado evidente, lo mismo que la tropa de indios corriendo en sentido inverso al moderno coche; pero, aparte de obvia, el director la traiciona al sumergirse de lleno en el paisaje seleccionado en vez de seguir yendo contra √©l.

regreso-al-futuro3-1.jpg 

Embutido en un rid√≠culo disfraz que hace a√ļn m√°s rid√≠culas las escenas de invisible realismo, m√°s cercanas al parque tem√°tico, Marty McFly (Michael J. Fox) se rebautiza a s√≠ mismo Clint Eastwood para pasar desapercibido entre sus antepasados –igual de poco atractivos que los descendientes que vio en el futuro–. La referencia como arma de supervivencia para una pel√≠cula que cojea de contenido y cohesi√≥n con las otras dos: se identifican con facilidad los lugares comunes del western cl√°sico, el pueblo aterrorizado, los bandidos, el saloon destrozado, el baile p√ļblico, la maestra (Mary Steenburgen). De √©sta se enamora Emmett, abri√©ndose una subtrama que no alcanza los niveles de parodia deseables y que lo separa cada vez m√°s de Marty, de modo que las l√≠neas narrativas se bifurcan despistando el inter√©s y olvidando el sentido √ļltimo: el presente, o el futuro, 1985. Los paralelismos sembrados a lo largo de la trilog√≠a tienen cabida para empaquetar como un todo las tres pel√≠culas, pero Zemeckis cae como un ingenuo en la man√≠a de atender al origen, de fotografiar el recuerdo y pintarlo de sepia, de glorificar al Tiempo en el reloj del ayuntamiento reci√©n inaugurado –el conflicto ahora, como en 2015, es poner en marcha la maquinaria detenida–.

regreso-al-futuro3-2.jpg 

La decisi√≥n de escoger el western como g√©nero revisitado se antoja m√°s capricho fetichista que ganas de marear la Historia: es el ferrocarril lo que consigue arrancar al DeLorean averiado, lanzarlo de viaje a 1985, imagen que contiene una idea inconcebible hasta el momento en la saga: el pasado impulsa al futuro, no como concatenaci√≥n causal de los hechos, sino como ayuda imprescindible. De ah√≠ la consecuencia fatal del happy end sin dobles lecturas, el apret√≥n de manos conciliador con un tiempo pret√©rito que Zemeckis se hab√≠a atrevido a cuestionar, pero se comprueba que s√≥lo el m√°s inmediato. Aunque “Regreso al futuro III” resulta igual de disfrutable en algunos de sus tramos y no pierde el ritmo original, su estrategia de rastreadores de pesquisas esclarece lo innecesario, asienta en c√°tedra de honor la materia de homenaje mientras se desprestigia a s√≠ misma en la banalidad de la comedieta. Y esa familia Teler√≠n del final que podr√≠a haber dise√Īado Julio Verne se marcha a dar vueltas por el tiempo y el espacio a lo Willy Fog, la fantas√≠a rom√°ntica de un director que, como era de temer, querr√≠a rozar la sensaci√≥n de dominar y racionalizar lo ca√≥tico. El gamberro se hizo relojero.

Im√°genes de¬†“Regreso al futuro III” ¬© 1990 Amblin Entertainment, U-Drive Productions y Universal Pictures. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrar√°)



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

‚óŹ Cincuenta sombras m√°s oscuras
‚óŹ Rings
‚óŹ Batman: La Lego pel√≠cula
‚óŹ Jackie
‚óŹ La gran muralla
‚óŹ El fundador
‚óŹ T2: Trainspotting
‚óŹ Logan
‚óŹ El guardi√°n invisible
‚óŹ Kong: La Isla Calavera
‚óŹ El bar
‚óŹ La bella y la bestia
‚óŹ Los Pitufos: La aldea escondida
‚óŹ Ghost in the shell
‚óŹ Fast & furious 8
‚óŹ Alien: Covenant

 
V√≠deos Pel√≠culas M√°s cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacado:  Del coco de Disney‚ÄĘPixar a los perfectos desconocidos de √Ālex de la Iglesia

¬© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benet√ļsser, Valencia, Espa√Īa - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducci√≥n de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.