Inicio > Reportajes > “Roma, ciudad abierta” o la fuerza de la realid...

“Roma, ciudad abierta” o la fuerza de la realidad

Escrito por el 08.12.07 a las 19:21
Archivado en: Años 40, Cine bélico, Cine europeo, Directores, Drama

El neorrealismo tiene en “Roma, ciudad abierta” y Roberto Rossellini uno de emblemas y paradigmas fundamentales, de enorme influencia en la historia posterior del cine. Pero lo es no sólo porque la cámara saliera a la calle para mostrar la realidad de una Italia de posguerra, ni porque unos tipos populares fueran interpretados por actores no profesionales o expresasen la precariedad del momento, y tampoco porque otorgase al cine su impagable calidad como documento histórico. Fundamentalmente lo es porque el neorrealismo concebía el cine —con Rossellini a la cabeza— como una manera de aproximarse a la realidad auténtica y verdadera, de ponerse frente a ella en diálogo franco y sincero, de manera que la cámara extrajera de ella todo el compromiso que exigen la vida y el mundo, que se dejara impresionar por la fuerza de una situación y unas vidas vividas al límite en su drama y ámbito cotidiano.

Esa es la tarea del director de cine, su sinceridad y honestidad para hablar con la imagen, su modo de entenderlo como compromiso y diálogo con la realidad. Al hablar de esta película y de su director, el mismo Víctor Erice ha destacado cómo el movimiento italiano supo beneficiarse y nutrirse de una situación de hambre y necesidad, de un deseo de renovación social —frente al fascismo—que permitió agrupar a artistas de ideologías tan dispares, y de cómo también supo conectar con un público que «se identificó con las imágenes, con una participación emocional en lo que veían, de los sentimientos y de la inteligencia». Todo un cúmulo de circunstancias que hicieron posible el milagro del neorrealismo, que le otorgaron una fuerza excepcional y que permitieron una renovación del cine.

Fueron elementos de la realidad que pasaron al celuloide gracias a la concepción humanista de un hombre que concedía al cine una dimensión moral y ética. Y, según Erice, en la actualidad no se dan ni lo uno ni lo otro para poder esperar un segundo neorrealismo cinematográfico —no estéticamente hablando, sino como concepto y lenguaje de la imagen—, porque ahora apenas hay verdadero cine sino que se trata más bien de audiovisuales, no hay cineastas sino directores sometidos a una censura económica, no hay sociedad comprometida y con inquietudes sino aburguesada y consumista. Sobre esto volveremos.

En las imágenes: Fotogramas de “Roma, ciudad abierta” – Copyright © 1945 Excelsa Films. Distribuida por Minerva Films SpA. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



4 - La Mirada de Ulises » Blog Archive » El mejor cine de los años 40: Titulares y suplentes de un equipo campeón - 9:21 - 15.06.09

[…] Ladrón de bicicletas (Vittorio de Sica) 2. Roma, ciudad abierta (Roberto Rossellini) 3. Ser o no ser (Ernst Lubitsch) 4. Ciudadano Kane (Orson Welles) 5. Qué […]



3 - La Mirada de Ulises » Blog Archive » “Un lugar en el cine”: Cineastas en acción - 8:25 - 15.12.08

[…] ser el cine que conecta con la realidad, a partir de la experiencia del neorrealismo italiano y de “Roma, città aperta”, se convierten en requisito para que las imágenes puedan ser consideradas como realmente […]



2 - labutaca.net » Reportajes del cine - 13:52 - 07.03.08

Centenario de Anna Magnani: La Mamma del cine italiano…

Roma está de celebración, y es que, como capital de buen país mediterráneo, sabe montar una fiesta a costa de alguna conmemoración destacada: un 7 de marzo de 1908 nacía Anna Magnani, la más fabulosa estrella italiana –con permiso de Sofia…



1 - Manuel Márquez - 18:58 - 11.12.07

Excelente reseña, compa Julio, la de esta impresionante, magnífica y durísima pelicula. Tuve ocasión de verla por primera vez hace ahora precisamente un año (con motivo de un miniciclo sobre neorrealismo que tuve que preparar en un pequeño pueblo de mi provincia), y me impactó muchísimo, especialmente su parte final, que me dejó de piedra, muy, muy impresionado.

¿Cine de ese calado humano hoy día? Bueno, no sé, yo creo que hay creadores a los que no les falta esa vocación de crítica social (y se me vienen a la cabeza así a bote pronto, y bastante obvio, además de, por supuesto, salvando las distancias estilísticas, gente como Loach, Guedigian o Iciar Bollaín), pero está claro que en el mundo en que nos desenvolvemos, tanto ellos como el público hacia el que van dirigidos sus películas, ha cambiado mucho, quizá demasiado.

Saludos.



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.