Inicio > Reportajes > Se ofrece rasurado apurado: Barberos, navajas y pantallas e...

Se ofrece rasurado apurado: Barberos, navajas y pantallas ensangrentadas

Escrito por el 25.06.08 a las 20:54
Archivado en: Cine americano, Cine europeo, Escenas, Terror

Acaba de salir a la venta una completísima gama de ediciones en dvd y blu-ray de “Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet” (2007), el musical de Broadway reconvertido en orgiástico diorama por Tim Burton. Nada recomendable para los espectadores propensos a apartar rápidamente los ojos de la pantalla al más mínimo gesto amenazador por parte de un objeto afilado. Utensilios habituales en cualquier barbería —de las antiguas, antes de que la higiene aboliese el ritual público del afeitado—, aunque nuestra morbosa atención —sí, también la de quienes luego no miran— se dirija antes a la destartalada tienda de un mal barrio inglés que al impoluto negocio con una de esos cilindros giratorios en blanco y rojo. Cómo no encontrar en ella barberos psicóticos y crímenes más fáciles que una garganta puesta en bandeja. O el ojo, pues la palma en los gritos de pánico y los violentos tirones de cuello se la lleva “Un perro andaluz” (1929), el manifiesto surrealista de Buñuel que aún despierta las mismas reacciones que el día de su estreno, aun avisando previamente de la polémica imagen…

navajas-1.jpg 

Quizá por influencia de su amigo Salvador Dalí, interventor en los diseños oníricos de “Recuerda” (1945), en esta película a Gregory Peck le dé por armarse de navaja tras un ataque de locura y regresión temporal. Menos mal que Ingrid Bergman estaba bien arropada en la cama y que un vaso de leche puede hasta con las peores pesadillas. Otros que se tomaron la misma parsimonia para afilar la navaja antes de rebanar tranquilamente algunos cuellos, oreja o lo que se terciase, son el psichokiller de “Tinieblas” (1982), giallo de Dario Argento, Michael Madsen en “Reservoir dogs” (1992) —aunque Tarantino tuvo la sensibilidad de deslizar la cámara hacia fuera de campo—, en “Vestida para matar” (199), “Terror ciego” (1971), o jóvenes con miedo a que sus mayores los deshereden, como el protagonista de “What happened then?” (1934). Las gargantas rebanadas son plato típico en cualquier género, aunque las hayamos visto con más frecuencia en las historias de gángsters, también con barberías como escenario —una de las recientes, “Promesas del Este” (2007)—.

navajas-2.jpg

Pero asimismo en películas tan diferentes como el western alternativo “Dead man” (1995), otros no menos novedosos como “Grupo salvaje” (1969), el thriller “Marathon Man” (1976), el drama “El honor de los Prizzi” (1985) o la cinta histórica “Elizabeth” (1998) —al fin y al cabo la reina inglesa mostró una obsesión marcada por el pasatiempo de rebanar cabezas, aunque lo hicieran otros por ella y con herramientas más pesadas y rápidas—. Y no sólo a modo de sucio y rastrero asesinato, sino como suicidio —“Caché” (2005)—, incluso aún más impactante que un ataque por la espalda que uno puede prever para ir apartando poco a poco la mirada, o como castigo cuyas marcas afectan a mujeres que no necesitan de afeitado facial —la prostituta de “Sin perdón” (1992) o “Rio Lobo” (1970)—. Ficción, ficción, porque ya no hay barberías ni navajas plegables tan a mano como antaño… Yo no me relajaría, porque a punto he estado de morir asfixiada por los secadores de las modernas y en apariencia seguras peluquerías…

En las imágenes: Fotograma de “Recuerda” – Copyright © 1945 Vanguard Films y Selznick International Pictures. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Rio Lobo” – Copyright © 1970 Batjac Productions, Cinema Center Films y Malabar. Todos los derechos reservados.  

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



3 - Miguel A. Delgado - 22:15 - 07.07.08

Cierto, cierto; tranquila, que no había confundido esto con CSI :)



2 - Almudena Muñoz Pérez - 13:34 - 01.07.08

No sé si simbólica… pero desde luego es tan dolorosa y lenta como otras muertes. Supongo que posee mucha plasticidad en pantalla. Pero, ¡oye!, que éste no es un foro de forenses (aunque a veces sí truculento XD).



1 - Miguel A. Delgado - 11:47 - 30.06.08

¿Por qué, de todas las formas de matar que existen, la de la navaja sigue teniendo una fuerza simbólica que nos desagrada más que muchas de las otras?

Un saludo!



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  OSCARS 2018: Nominaciones por películas

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.