Síguenos

Sucedió en un rodaje: Gable & Lombard

Actores y actrices

Sucedió en un rodaje: Gable & Lombard

A veces parece imposible creer que hombres cotizados como Clark Gable –o un sosias actual, George Clooney– caigan en el lazo del matrimonio o que incluso tras ese contrato exista un auténtico sentimiento amoroso. Revestido con más o menos florituras de revista de sociedad, el romance del “Rey” con Carole Lombard“Ser o no ser” (1942)– fue tan dramático que su propio realismo acabó convertido en trama novelesca. Se conocieron como miembros del reparto de “No man of her own” (1932) y sólo se demostraron una gélida indiferencia. Quizá convencidos de que no se debe meter en una misma olla amor y trabajo, tuvieron que esperar a una ocasión más propicia: cómo no, una fiesta. A partir de 1936 se fraguó una de las parejas más celebradas del Hollywood dorado: se peleaban, se mandaban mensajitos ostentosos a los sets, se regalaban obsequios tan estrafalarios como un cachorro de puma, cazaban juntos y las bromas mutuas hicieron correr ríos de relatos y rumores. Finalmente, Pa y Ma, así se llamaban entre ellos, se casaron en 1939 como el colofón de una screwball auténtica –o el inicio de una verdadera tragedia–.

 

Puesto que su felicidad no duró mucho, el matrimonio estuvo condenado a un recuerdo matizado por el sensacionalismo y las gamas rosáceas –el horripilante biopic “Los ídolos también aman” (1976)–, si bien hay que reconocer que resultaba imposible no aprovecharse de un acontecimiento así. El 16 de enero de 1942 la actriz regresaba a Los Ángeles con su madre en un vuelo que la traía de vender bonos de guerra por Indiana. La ironía es que el transporte previsto había sido el tren, pero la señora Gable quería regresar cuanto antes y escogió un avión… que se estampó contra Table Rock Mountain, en Nevada. La reacción de Gable se entremezcla con el mito: que si intentó suicidarse con una moto, que si se entregó a la bebida… Pero la decisión que lo lanzó a la heroicidad de folletín fue abandonar su carrera y alistarse en las Fuerzas Aéreas del Ejército para combatir en una Segunda Guerra Mundial que, en cierto modo, le había arrebatado a su esposa –y contra ese Hitler obsesionado con el actor y que, según la leyenda, pretendía secuestrarlo–. Mientras ascendía de rango, el soldado Gable limpiaba el recuerdo de su romance roto para pasar página… Al fin y al cabo, Lombard era su tercera esposa y tras ella vendrían Sylvia Ashley y Kay Williams. Ni las grandes estrellas tienen a su alcance una película forever after. Por fortuna, nunca conoceremos el papel que tuvo el azar tras los The End que convertían la vida en capítulos de un guión férreo.

En la imagen: Clark Gable y Carole Lombard se conocen en “No man of her own” – Copyright © 1932 Paramount Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Destacados

Guía de película

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1

Buscador de cine

Subir