Inicio > Reportajes > Tan “Lejos de la tierra quemada”, tan cerca del...

Tan “Lejos de la tierra quemada”, tan cerca del purgatorio de Charlize Theron

De lo poco que puede contarse de “Lejos de la tierra quemada” (2008), el debut en la dirección del guionista Guillermo Arriaga tras su ruptura profesional con Alejandro González Iñárritu, es que confirma al artefacto de las narraciones desdobladas en un mareante multiángulo de espacios y tiempos como un (dudoso) lacre de prestigio inmediato, en el que también confían para sus carreras las damas dispuestas a desollarse la apariencia durante el rodaje. Bellísimas mujeres que hacen aplicable el tópico de “por mi físico nadie me toma en serio”, alerta junto a sus agentes en la superficie de los papeles flotantes por pescar alguno que las afee, las golpee, las dramatice, las haga llorar, temblar por algo más creíble y desgarrador que las caricias de un secundario romántico o una comedia con chispa. Después de Goya Toledo, Naomi Watts, Cate Blanchett —mujeres Iñárritu, de ser válida tan pretenciosa etiqueta—, y January Jones —el precioso calco de Grace Kelly en la teleserie “Mad Men” protagonizó “Los tres entierros de Melquiades Estrada” (Tommy Lee Jones, 2005), con guión de Arriaga—, Charlize Theron se suma a la cantera de féminas destrozadas en alguna cuneta de la América profunda y de las esquinas de estas historias desestructuradas.

charlize-theron-1.jpg

La última parada de Theron en las carteleras no ha sido la primera en el infierno para la actriz sudafricana, cuyo último tramo filmográfico combina con precisa ambición los roles oscarizables con superproducciones alimenticias y, a veces, igual de sorprendentes que esos dramones por los que se pelean con perfectas uñas y dientes las divas de Sunset Boulevard. Tocada por algún angel bienhechor que la convierte, si no en la primera según gustos, en una de las más hermosas intérpretes del panorama actual, Charlize Theron ha echado el pulso a una tendencia en contra desde sus mediocres comienzos, sitos en una industria dispuesta a no aprovechar las posibilidades de una belleza de ojos frágiles, a lo Marilyn, bautizada con nombre de starlette que derrocha talento en alguna escena cabaretera.

charlize-theron-2.jpg

Sin embargo, pocas danzas se encuentran en el pasado de la actriz, metida a prometedora bailarina de ballet con destino truncado a costa de una lesión de rodilla. La pérdida de ese sueño, unida al turbulento trauma que supuso la muerte de su padre cuando ella contaba quince años —como dictó la sentencia, su madre lo mató de un disparo en defensa propia—; los dos baches más duros y crueles para Theron la impulsaron hacia aspiraciones gloriosas y dignificantes, aunque antes de probar las mieles tuviese que atravesar el inevitable sendero de los currículums vacíos y sin padrinos protectores. Una breve aparición en “The Wonders” (Tom Hanks, 1996), revisión soft de los primeros “The Commitments” (Alan Parker, 1991), la tv movie “Hollywood confidential” (Reynaldo Villalobos, 1997) y la comedia criminal “2 días en el valle” (John Herzfeld, 1996) sucedieron a un olvidable debut en “Los chicos del maíz: La cosecha urbana” (James D.R. Hickox, 1995), género por el que han pasado no pocos rostros imberbes de hoy consagradas estrellas.

charlize-theron-3.jpg

Si escalar de la nada a comparsa de respetados actores masculinos parece suficiente para algunas colegas del gremio, no lo es según los cánones de la inquieta Charlize Theron, quien tragó con toda la voluntad de quien se olía mejores promesas sus insulsos papeles de mujer florero en “No pierdas el juicio” (Jonathan Lynn, 1997), donde compartía plano con Jeff Daniels, y en “Pactar con el diablo” (Taylor Hackford, 1997). Ver su nombre impreso en el cartel promocional bajo el de Al Pacino debió insuflar un extra de seguridad en la actriz, enseguida fichada por Woody Allen en su vilipendioso análisis de la meca del cine y la moda en “Celebrity” (1998), donde encarnaba a una top model de alta gama rota por la fama, el reflejo de la vida sacrificada por Theron desde que decidiese cambiar las pasarelas por una oportunidad frente a las cámaras. A pesar del rodaje a las órdenes de uno de los más afamados directores contemporáneos —y teniendo en cuenta que eso no implica gran cosa en Estados Unidos y mucho menos en una década devastadora para el cineasta neoyorquino—, la dulce rubia tuvo que repetir como acompañante, esta vez de un gorila disneyano—“Mi gran amigo Joe” (Ron Underwood, 1998)—, de Johnny Depp en la escasamente escalofriante “La cara del terror” (Rand Ravich, 1999) y de Ben Affleck, su pareja con peor química, en “Operación Reno” (John Frankenheimer, 2000).

charlize-theron-4.jpg

Entonces la puerta grande se abrió para ella, aunque las dimensiones del portal de la fama no sean relevantes en relación a la calidad de sus obras. “Las normas de la casa de la sidra” (Lasse Hallström, 1999), una blandísima adaptación de John Irving esperable de los últimos tiros de su director y de que la partitura la firmase la poco sorprendente Rachel Portman, la invitó por primera vez a los Oscar®, eso sí, sin nominación mediante. La escasa entidad dramática de un film en el que Theron debía escoger entre Paul Rudd y Tobey Maguire —¿alguna duda al respecto?— la empujó a cintas de mayor presupuesto, pero similar envergadura: fue una codiciada muñeca de época en “Hombres de honor” (George Tillman Jr.), “La leyenda de Bagger Vance” (Robert Redford, 2000) y “La maldición del escorpión de jade” (2001), su desafortunado segundo intento con Woody Allen. Por fortuna, entre el departamento de vestuario y las mesas de catering —la bomba del empalago “Noviembre dulce” (Pat O’Connor, 2001) y el tratado sobre las bandejas de fast food “15 minutos” (John Herzfeld, 2001)—, Theron encontró tiempo para escaparse a “La otra cara del crimen” (James Gray, 2000), que a su vez nos reveló la faceta en constante pulsión de una actriz con ganas de hacer estallar sus penas.

charlize-theron-5.jpg

“Atrapada” (Luis Mandoki, 2002) hasta el punto de probar la relajación de la comedia romántica — “Waking up in Reno” (Jordan Brady, 2002)— que despunta en la carrera de cualquier actriz como en su día a día un par de ejercicios de pilates, el nuevo siglo dio un respiro a Charlize gracias al amor —el de su novio Stuart Townsend—, el blockbuster de pedigrí —“The Italian job” (F. Gary Gray, 2003), remake de la película homónima de 1969 con Michael Caine— y la cima del árbol navideño: el dorado brillo de su Oscar® a Mejor Actriz por “Monster” (Patty Jenkins, 2003), un difícil papel tan alabado como criticado por lo que se considera táctica de evasión —engordar catorce kilos y volverse desagradablemente irreconocible bajo capas de maquillaje y desaliñada peluquería—. La humanidad que Theron consiguió imprimir en la asesina Aileen Wuornos la convirtió en una yonqui del drama de altos vuelos, como demostraron “En tierra de hombres” (Niki Caro, 2005), por la que volvió a colarse en las quinielas de los Oscar®, “En el valle de Elah” (Paul Haggis, 2007), “Batalla en Seattle” (2007), bajo la batuta de su novio, la aquí inédita “Sleepwalking” (Bill Maher, 2008) y, ahora, “Lejos de la tierra quemada”.

charlize-theron-6.jpg

Las aspiraciones hechas carne de una mujer de ensueño que de vez en cuando también debe dar rienda suelta a sus instintos carnívoros en un mainstream cada vez menos provocador. Aún así, fue una triste y hermosísima Britt Eckland en “Llámame Peter” (Stephen Hopkins, 2005), levantó polvareda en “Juegos de mujer” (John Duigan, 2005) por sus escenas lésbicas junto con Penélope Cruz, antes de que ésta robase un Oscar® por besar a Scarlett Johansson, se tiñó de negro riguroso para la vergonzosa “Aeon Flux” (Karyn Kusama, 2005) y dotó de una sorpresiva doblez al rol femenino en peli de superhéroes gracias a “Hancock” (Peter Berg, 2008). Después de probar la televisión en “Arrested development”, Charlize no da muestras de abandonar la gran pantalla para un futuro cercano: la veremos junto a Viggo Mortensen en “La carretera” (John Hillcoat, 2009), el reciente best seller del redescubierto Cormac McCarthy, vuelve a entrenar las manos para asaltar cajas fuertes en “The Brazilian job”, secuela de “The italian job”, y su apellido planea sobre otro papel con aromas de premio en “The Danish girl”: la esposa del pintor transexual Einar Wegener, interpretado por Nicole Kidman, otra rubia de oro que podría derretirse, si el duelo de damas con Oscar® finalmente se consolida en sus agendas, ante el cálido talento de Charlize Theron, con permiso de Ava Gardner, el animal africano más bello y prometedor del mundo.

En las imágenes, fotogramas de: “Lejos de la tierra quemada” © 2008 Wide Pictures y Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados. “Celebrity” © 1998 Sweetland Films y Magnolia Productions. Todos los derechos reservados. “Pactar con el diablo” © 1997 Warner Bros. Pictures, New Regency Pictures, Kopelson Entertainment y Taurus Film. Todos los derechos reservados. “Las normas de la casa de la sidra” © 1999 FilmColony, Miramax Films y Nina Saxon Film Design. Todos los derechos reservados. “The Italian job” © 2003 UIP. Todos los derechos reservados. Y “Monster” © 2003 Filmax. Todos los derechos reservados.

Más sobre: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



5 - Huxley - 10:26 - 29.04.09

Jeje, Pedro, de buen rollito, pero es que, colega, a algunos os ponen más de dos adverbios en un mismo párrafo y ya no es que os suene a inglés, sino directamente a chino XD Y hablando de la forma… en fin, mejor no sigo XD

Pero para formas de verdad, las de Charlize Theron. Impresionante mujer.



4 - pedro - 17:49 - 28.04.09

Ufff, ¿no podrias escribir un poco mas claro? El fondo del post esta bien, pero la forma … El comienzo parece una traduccion automatica de un articulo en ingles
Saludos



3 - LaButaca.net » Opinión de cine - 14:28 - 16.03.09

“Lejos de la tierra quemada”: Que el director no se coma al guionista…

Sorprende que Guillermo Arriaga, para su debut como director, haya escogido un guión con menos fuerza, una historia en la que parece intuirse algo muy potente que no llega a desplegarse con toda su fuerza. Y es una lástima.
La expectación por saber …



2 - Billy - 6:03 - 14.03.09

Ya me parecía que sería una crítica despiadada hacia la que considero una de las actrices con mayor talento; pero luego de leer que Charlize es “el animal africano más bello del mundo” no me cabe duda que es una crítica hecha con profundo cariño…



1 - Miguel A. Delgado - 12:27 - 12.03.09

Creo que esa película tan injustamente tratada que era “En el valle de Elah” sirvió para certificar su calidad como actriz. ¡Y con la cara lavada!

Un saludo!



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

● Cincuenta sombras más oscuras
● Rings
● Batman: La Lego película
● Jackie
● La gran muralla
● El fundador
● T2: Trainspotting
● Logan
● El guardián invisible
● Kong: La Isla Calavera
● El bar
● La bella y la bestia
● Los Pitufos: La aldea escondida
● Ghost in the shell
● Fast & furious 8
● Alien: Covenant

 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Spider-Man: Homecoming | Inside

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.