Inicio > Reportajes > “The international: Dinero en la sombra” y una ...

“The international: Dinero en la sombra” y una Naomi Watts más global que nunca

Clive Owen se embolsa la audiencia acumulada de “Duplicity” (Tony Gilroy, 2009) mientras su compañera en “The international: Dinero en la sombra” (Tom Tykwer, 2008) atrae a más de un despistado en las enrevesadas tramas de conspiraciones que vienen maquinándose desde hace años en los sótanos y los despachos más luminosos de grandes bancos. Naomi Watts ha conseguido en una década lo que estuvo peleándose durante otro par de lustros bien largos: el inestimable honor de escoger los papeles que más le interesan sin perder la categoría de actriz bienamada por público y crítica. Al igual que dos de los personajes cumbre de su carrera, una intérprete venida de lejos, en términos geográficos y vitales, que ha encontrado un hueco en Hollywood para sus inquebrantables valores y su dorada madurez.

naomi-watts-1.jpg

«Sería como en las películas. Fingir ser otra persona.» (Betty en “Mulholland drive”) Inglesa de nacimiento y adolescencia en Australia, país donde apenas destacan sus dotes para la actuación. Otra rubia pálida, bajita y huesuda que no rompe el prototipo de las escenas australes, a pesar de que en ellas coincide con emergentes estrellas como Nicole Kidman —en “La primera experiencia” (John Duigan, 1991), aunque ya se habían conocido en una audición para un spot de bikinis—, Russell Crowe —en la mini serie “Brides of Christ” (Ken Cameron, 1991)— o Hugo Weaving —en “For love alone” (Stephen Wallace, 1986)—. Después de la adaptación de un cómic de culto, “Tank girl” (Rachel Talalay, 1995), pequeños papeles televisivos, anuncios publicitarios y dramones abocados al olvido, Naomi imita a su amiga Nicole y se traslada a Los Ángeles con la esperanza de rozar esa “Fama” con la que había soñado desde un pase de la película de Alan Parker.

naomi-watts-2.jpg

«Resulta extraño telefonearte a ti misma.» (Betty en “Mulholland drive”) Pero conseguirlo no es sencillo, ni siquiera al contar con amistades tan valiosas como las de la ascendente Kidman y su marido Tom Cruise. Mediocres tv-movies, series que no pasan la dura criba de la primera temporada —“Sonámbulos” (1997)—, doblajes de relleno en secuelas —“Babe, el cerdito en la ciudad” (1998)—y pequeños papeles en sagas agotadas —“Los chicos del maíz IV”— no la alientan, sin embargo, a regresar a casa y recuperar el oficio de modelo y redactora de revista. La perseverancia ofrece sus frutos y un resplandor de alerta en el contestador automático: David Lynch la quería para un proyecto televisivo.

naomi-watts-3.jpg

«¿Alguna vez habías hecho esto antes?» (Betty en “Mulholland drive”) Debieron preguntar a la desconocida Naomi Watts al sondearla para el papel de Betty en “Mulholland drive” (2001), la serie que iba a recuperar para la pequeña pantalla al director de “Cabeza borradora” y su legendario éxito “Twin Peaks” (1990-1991). Malas noticias para la emocionada actriz: el episodio piloto no había recibido el visto bueno para su emisión. La buena noticia: que Lynch podría reciclar el material rodado en una película perturbadora y onírica que sembraría encendidos elogios en Cannes y una nominación para Lynch en los Oscar®.

naomi-watts-4.jpg

«¿Nerviosa? No, ¿por qué? ¿Debería estarlo?» (Ann Darrow en “King Kong”) Y Naomi se enfrentó a un repentino careo con el King Kong de las colinas hollywoodienses: la popularidad que durante tantos años se le había escapado del horizonte realista y que en un sólo año le llenó la agenda de proyectos sustanciosos y el buzón de correos admirativos. El título “la Reina del remake” le viene de bautismo comercial, desde que se estrenase para el gran público con “The Ring (La señal)” (Gore Verbinski, 2002), nueva versión de la cinta nipona “Ringu”, de Hideo Nakata. La seguirían su secuela, “The ring 2 (La señal 2)” (Nakata, 2005), “King Kong” (Peter Jackson, 2005), “El velo pintado” (John Curran, 2006) y “Funny Games U.S.” (Michael Haneke, 2007), pero Naomi combinó desde su tardío lanzamiento el refrito alimenticio con incursiones en el mundo independiente, como una muestra de fidelidad al Lynch que causó la precipitación de sus anhelos. Con él repitió en “Inland Empire” (2006), y antes probó el neowestern en “Ned Kelly” (Gregor Jordan, 2003), el drama intimista en “Ya no somos dos” (Curran, 2004), el desengaño estadounidense en “El asesinato de Richard Nixon” (Niels Mueller, 2004), el suspense en “Tránsito” (Marc Forster, 2005) y el sello de prestigio en “21 gramos” (Alejandro González Iñárritu, 2003) y “Promesas del este” (David Cronenberg, 2007), la primera de las cuales le reportó su primera nominación al Oscar® en el apartado de actriz principal.

naomi-watts-5.jpg

«Hago reír al público, eso es lo que hago.» (Ann Darrow en “King Kong”) Naomi Watts ha demostrado saber gritar y llorar —y tuvo que hacerlo más que nunca a las órdenes de Haneke—, y su currículo reclama un equilibrio de género, un merecido descanso en el balneario de la comedia. Pero, ¿está la actriz capacitada para volver airosa de estas vacaciones? Que la comedia no es camino de rosas lo demuestran las incursiones de Watts, plagadas de espinas: si como una Ann Darrow rediviva no le importaba hacer el ridículo con una coreografía dedicada al simio gigante, en las pocas comedias de su historial falta, precisamente, un poco más de riesgo: “Funerarias S.A.” (Nick Hurran, 2002) pasó sin pena ni gloria por las taquillas, el dúo Merchant/Ivory demostró lo soporífero que podía ser un enredo en París en “Le divorce” (2003) con una cariacontecida Watts,  y en “Extrañas coincidencias” (2004) retorció las tuercas de su personaje casi tanto como David O. Russell el tono de la película.

naomi-watts-6.jpg

«Las cosas buenas nunca perduran.» (Ann Darrow en “King Kong”) Sentencia que Naomi Watts está dispuesta a combatir durante otra década si es necesario, ahora que ha alcanzado su mejor momento personal y profesional. Y el trabajo duro será necesario si quiere evitar la maldición de su amiguísima Nicole Kidman, recién nombrada veneno para la taquilla. Tal vez por ese motivo Watts sabe que le conviene aferrarse a su especialización y huir de experimentos, de ahí los próximos dramones que tiene en cartera: “Mother and child” (2010), del no menos lacrimógeno Rodrigo García; una nueva cinta de espías con otro especialista, Doug Liman, en “Fair Game”; y su nombre suena para un nuevo y polémico remake, el de “Los pájaros” (1963) de Hitchcock, y para la adaptación de “Las hermanas Grimes”, novela del ahora reivindicado Richard Yates, después de que su proyecto sobre “El rey Lear” haya sido cancelado. En todo caso, cero resignación: puede que Woody Allen le brinde en su próxima película londinense la puesta de largo definitiva en la comedia que empezará a rodar el próximo verano.

En las imágenes: “The international: Dinero en la sombra” © 2009 Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados. “Tank Girl” © 1995 Trilogy Entertainment Group. Todos los derechos reservados. “King Kong” © 2005 UIP. Todos los derechos reservados. Naomi Watts junto al director David Lynch en una imagen de rodaje de “Mulholland Drive” © 2001 Universal Pictures. Todos los derechos reservados. “King Kong” © 2005 UIP. Todos los derechos reservados. Y “Extrañas coincidencias” © 2004  Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



5 - Urbinaga - 6:39 - 30.04.09

La escena del “Gugem – New York” no tiene desperdicio y hay que verla en pantalla grande de cine antiguo si es posible. Naomi esta insuperable, ha salido del embarazo como una orquidea, solo hay que ver la frescura de la cara. Pura belleza. El thriller esta comedido y la direccion es excelente, no es Bourne a 60 imagenes por minuto hasta quedarnos pistojos. Igual es un thriller para madurit@s. Owen lo borda.



4 - LaButaca.net » Opinión de cine - 13:54 - 29.04.09

“The international: Dinero en la sombra”: El espejismo de la justicia…

Como thriller político de intriga, “The international: Dinero en la sombra” mantiene una narración ágil, dinámica y clara. Al fin y al cabo, lo que el espectador espera es intensidad dramática en una acción trepidante, y eso está má…



3 - LaButaca.net » Opinión de cine - 12:34 - 29.04.09

“The international: Dinero en la sombra”. Más normalita de lo que aparenta…

“The international: Dinero en la sombra” es un simple entretenimiento, con un final decepcionante y algunas soluciones de guión sorprendentemente torpes y arbitrarias. La sombra de la trilogía de Bourne sigue siendo muy larga.
La nueva pe…



2 - LaButaca.net » Opinión de cine - 17:49 - 28.04.09

“The international: Dinero en la sombra”. Reinventando el thriller…

Con una soberbia planificación visual y un claro distanciamiento con las dos principales franquicias que hoy se disputan el trono del género, resulta imposible hablar de “The international: Dinero en la sombra” como un thriller convencion…



1 - Miguel A. Delgado - 16:37 - 27.04.09

Para mí, la mejor actriz de su generación.

Un saludo!



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

● Cincuenta sombras más oscuras
● Rings
● Batman: La Lego película
● Jackie
● La gran muralla
● El fundador
● T2: Trainspotting
● Logan
● El guardián invisible
● Kong: La Isla Calavera
● El bar
● La bella y la bestia
● Los Pitufos: La aldea escondida
● Ghost in the shell
● Fast & furious 8
● Alien: Covenant

 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Resident Evil: El capítulo final | Manchester frente al mar | Múltiple | La La Land | Lion | Figuras ocultas | Vivir de noche

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.