Inicio > Reportajes > “Traidor”: Don Cheadle, Guy Pearce y el encuent...

“Traidor”: Don Cheadle, Guy Pearce y el encuentro de dos valores en alza

En “Traidor”, Guy Pearce le sigue la pista a Don Cheadle. Uno es agente del FBI en lucha contra el terrorismo. El otro, un antiguo oficial de operaciones especiales que parece saber más de dos cosas respecto a la conspiración que el primero persigue. Empieza a ser frecuente ver en nuestra cartelera thrillers que escenifican la lucha contra el terrorismo en un marco internacional, y la película de Jeffrey Nachmanoff parece inscribirse en una tendencia hacia la que ya apuntaran cintas como “Red de mentiras”. Ahora bien, lo que no es tan frecuente es encontrar como principales cabezas de cartel a dos intérpretes como Pearce y Cheadle, dos actores que han disfrutado de algunos sonoros pero puntuales éxitos en el pasado y con una trayectoria consolidada que quieren seguir ampliando.

Ampliar imagen

Cheadle se inició en el cine en los 80, debutando con la comedia “Loca Academia de Conductores” (1985). Sin embargo, y como otros tantos en sus primeros pasos, frecuentó la televisión con pequeñas participaciones en series varias, algunas tan conocidas como “Fama” o “Canción triste de Hill Street”. Cheadle retomó el cine en “La colina de la hamburguesa” (1987) y se puso bajo las órdenes de Dennis Hopper en la policíaca “Colores de guerra” (1988). A principio de los 90 disfrutó de su primer personaje de larga duración para una serie de televisión, Ronald Wilson en “Hotel de oro”, una especie de secuela de “Las chicas de oro” que sólo permaneció una temporada en antena. Más éxito tuvo “Picket fences”, que le permitió intervenir a lo largo de varias temporadas e hizo que su rostro resultara cada vez más familiar. Tras estas participaciones televisivas se apuntó al cine negro en “Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto” (1995) y “El demonio vestido de azul” (1995); luego al de catástrofes en “Volcano” (1997); y después, al de uno de los más prometedores autores del cine norteamericano, en “Boogie nights” (1997). Los premios empezaron a fijarse en él y en 1998 se llevó un Globo de Oro por resucitar a Sammy Davis Jr. en el telefilme “The Rat Pack” (1998), y hasta “Los Simpsons” le llamaban ya para pedirle voz en uno de sus capítulos.

La nueva década para Don Cheadle significó empezar a figurar en las agendas de grandes directores. Brian De Palma le llamó para su “Misión a Marte” (2000), y Steven Soderbergh para la portentosa “Traffic” (2000). Entre medias, la empalagosa “Family man” (2000), y poco después, la grata sorpresa para el cine de acción que fue “Operación Swordfish” (2001). Tras su colaboración, Soderbergh decidió incluirle en el selecto club de Danny Ocean en “Ocean’s Eleven (Hagan juego)” y sucesivas (será porque se lo ponía más fácil para encontrar a su propio Sammy Davis Jr.). A pesar de su crecimiento como actor de la gran pantalla, Cheadle seguía asiduo a la televisión y encontró tiempo para cuatro capítulos de “Urgencias” y algunos pinitos más. “El asesinato de Richard Nixon” le devolvió a primera línea de batalla en 2004, pero fueron “Crash (Colisión)” y “Hotel Rwanda” las que dispararon su popularidad e hicieron que su nombre sonara por vez primera en la ceremonia de los Oscars® (nominado a Mejor Actor Protagonista por la segunda de ellas). Desde entonces, se ha dejado ver poco en nuestra cartelera más allá de las entregas de la franquicia de Ocean, hasta llegar a la recién estrenada “Hotel para perros”, papel que el actor aseguró haber aceptado por dinero. Con “Traidor”, Don Cheadle dobla la apuesta para este año mientras se prepara para tomar parte activa de la revolución que Marvel prepara para sus superhéroes en la pantalla. De momento, será War Machine, compañero de Iron Man en la secuela en ciernes. Más adelante, llegará el turno de Los Vengadores.

Aunque nacido en Inglaterra, Guy Pearce creció en Australia, donde dio sus primeros pasos como actor en grupos teatrales. Su debut llegó a mediados de los 80 con la serie australiana “Vecinos”, en la que también participaban, entre otros, Jason Donovan o Kylie Minogue. Los filmes “Heaven tonight” y “Hunting”, y unos cuantos episodios para diversas series precedieron al que sería su primer título relevante: en 1994, Pearce se travistió y se embarcó en “Las aventuras de Priscilla, reina del desierto”, a manos del también australiano Stephan Elliott, y compartiendo cartel con Hugo Weaving y Terence Stamp. Tras bailar irreconocible el “I will survive” en el desierto, cambió de registro por el western, en la serie “Snowy River: The McGregor Saga”. Un par de películas para la televisión de su país precederían a su gran salto a Hollywood. Era 1997 y Curtis Hanson le regalaba el papel de policía incorruptible en su “L.A. Confidential”, una de las más extraordinarias revisiones del negro en los 90. El papel le valió algunas nominaciones y le dio a conocer en la meca del cine. El australiano se embarcaría en 1999 en la siempre controvertida y extraña “Ravenous”, producto inusual de terror en el que asumiría el protagonismo. “Reglas de compromiso” (2000) le rodeó de estrellas de la pantalla, a saber Tommy Lee Jones, Samuel L. Jackson o Ben Kingsley. Pero el personaje con el que siempre asociaríamos a Pearce iba a ser Leonard, amnésico y tatuado en la brillante “Memento” (2002).

Tras aquel relanzamiento de su carrera, Guy Pearce se metió en su particular bilogía de adaptaciones literarias: “La venganza del Conde de Montecristo” y “La máquina del tiempo” (ambas de 2002), sin embargo, estas no mantuvieron ni mucho menos el listón que tan alto había dejado el filme de Christopher Nolan. Lo siguió intentando al servicio de Jean-Jacques Annaud en “Dos hermanos” (2004), siendo Andy Warhol en “Factory girl” (2006) o interpretando a Harry Houdini en “El último gran mago” (2007). Sin llegar a cuajar ninguno de estos proyectos, Pearce trata de recuperar grandes papeles por otros senderos: actualmente podemos verle en “Más allá de los sueños (Bedtime stories)”, propuesta que coincidirá en cartelera con “Traidor”. Queda pendiente de estreno la esperada “The hurt locker”, thriller bélico de Kathryn Bigelow que lleva de nuevo el género a Iraq, y casi a punto está “The road”, adaptación sobre la obra de Cormac McCarthy. Mientras tanto, podemos asistir a la caza de “Traidor”, partida que está obligado a ganarle a su contendiente en la pantalla.

En las imágenes, fotogramas de: “Traidor” © 2008 Wide Pictures y Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados. “Volcano”© 1997 Donner / Shuler-Donner Productions, Fox 2000 Pictures, Moritz Original, Twentieth Century-Fox Film Corporation. “Hotel Rwanda” © 2004 On Pictures. Todos los derechos reservados. “Memento” © 2000 Team Todd, I Remember Productions y Newmarket Capital Group. Todos los derechos reservados. “La máquina del tiempo” © 2002 Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Sorry, the comment form is closed at this time.



1 - Miguel A. Delgado - 13:51 - 27.03.09

Hay que reconocer que, como actores, Cheadle le da mil vueltas a Pearce.

Un saludo!



 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Agencia de comunicación y marketing de cine - Valencia

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.