Síguenos

«Valkiria»: Las caras de Hitler en el cine

Actores y actrices

«Valkiria»: Las caras de Hitler en el cine

Decía Tom Cruise que durante el rodaje de «Valkiria» se había sentido incómodo embutiéndose en un auténtico traje nazi. Y eso que el actor desempeña en la nueva película de Bryan Singer el papel más heroico: el de Claus von Stauffenberg, el coronel alemán que trataría de asesinar a Adolf Hitler a través de la operación Valkiria. Imaginen entonces cómo se sentiría David Bamber a la hora de ponerse bajo la piel del mismísimo Führer, a la hora de convencerse y hacerse a sí mismo a imagen y semejanza del dictador alemán.

Bamber es el último en llegar de una larguísima tradición de actores que le han interpretado desde mediados de los años 30 hasta nuestros días. Durante la Segunda Guerra Mundial, Hitler ya era diana de mofas, alegatos, y retratos tanto en el cine como en la televisión que contestaban a las exaltaciones propagandísticas de Leni Riefenstahl. Algunos lo fueron de forma explícita, otros disimulados bajo identidades que en absoluto impedían la identificación automática. En este segundo grupo, Charles Chaplin iba a inmortalizar su particular visión en la magistral «El gran dictador» (1940), en la que bajo el título de dictador de Tomania, se mostraría como un niño jugando con una bola del mundo. Unos meses antes, el grupo cómico ‘Los tres chiflados’ había realizado en «You Nazty Spy!» la que sería considerada la primera parodia de Hitler de parte de Hollywood. Y si nos ponemos metaficcionales, encontraremos que en 1942, Bronski (Tom Dugan) hacía de Hitler en la obra de teatro que satirizaba el movimiento nazi en «Ser o no ser», de Ernst Lubitsch.

Hitler sería también objeto de burla en «Hitler–Dead or alive» (1942), en la que tres ex convictos se lanzan a la captura del dictador para lograr una recompensa de un millón de dólares, o «Hitler y el diablo» (1944), en la que sería Bobby Watson quien interpretara al tirano. Precisamente sería esta la primera de las 9 veces que Watson iba a desempeñar el papel hasta 1962, convirtiéndose así en el actor que más veces ha encarnado a Hitler en la pantalla. Otro gran especialista (más prodigado con Hitler en vida) fue Carl Ekberg, que en 1941 hizo su fugaz debut en el falso documental «News on the march», con el que Orson Welles empezaba «Ciudadano Kane» tras su celebérrimo prólogo. Ekberg sería también el Hitler de «Hubo una luna de miel», comedia de Leo McCarey en la que Cary Grant convencía a Ginger Rogers de que su marido era un nazi, o en la más tardía «¿Qué hiciste en la guerra, papi?», que Blake Edwards dirigiera en 1966. Mención aparte merece el gran Mel Blanc, actor de voz que fue Porky, el pato Lucas, Bugs Bunny, el gallo Claudio y, por qué no, Adolf Hitler. Porque los Looney Tunes también se lo pasaron en grande a costa del alemán, a quien no dudarían en vapulear repetidamente en algunos de sus más divertidos cortos. Blanc, amén de sus infinitos registros, se encargaría de imitar con asombroso éxito la violenta, enfurecida dicción del Führer. No serían los únicos dibujos animados que le incorporarían: por epatante que pueda resultar, «Los Simpsons» (a través de Rasca y Pica o las memorias del abuelo, por ejemplo) y «Dragon Ball» también le otorgaron pequeños cameos al personaje.

En 1951, Luther Adler sería por dos veces Hitler: en la cinta bélica de Henry Hathaway «Rommel, el zorro del desierto» (en la que Rommel era James Mason), y en «The magic face», en la que es asesinado y suplantado en el poder por un actor que deliberadamente lidera Alemania hacia la derrota. En 1962, Vincente Minnelli dirigía «Los cuatro jinetes del Apocalipsis», y le regalaba a Bobby Watson su último papel como Hitler. Un año después, Curt Conway le daba vida en uno de los episodios de «Dimensión desconocida» («The twilight zone») y Bill Freed haría lo propio en la rareza «They saved Hitler’s brain». Y si ellos conservaron el cerebro de Hitler, en España no quisimos ser menos y así, en 2006, Pedro Temboury firmó «Ellos robaron la picha de Hitler» en la que, efectivamente, el miembro del dictador es el centro de la discordia. Y si a estas alturas se están preguntando si alguna vez hubo un Hitler español, la respuesta es sí: Narciso Ibañez Menta lo fue en «El monstruo no ha muerto», miniserie para la televisión argentina de 1970, y Emilio Colmenar en la comedia española «Operación gónada» (2000). Por otro lado, en el capítulo de ostentosas (y exhaustivas) superproducciones soviéticas, «Osvobozhdenie» (1969) fue la película por excelencia, recogiendo las hazañas rusas que llevaron a la liberación europea del yugo del nazismo, y haciendo de Fritz Dietz su particular Adolf Hitler.

Por lo que respecta a grandes intérpretes que antes o después acabaron poniéndose el uniforme y el bigote, Alec Guinness lo hizo en «Hitler: los últimos diez días» (1973), el camaleón Peter Sellers en «Camas blandas, batallas duras» (1974), Anthony Hopkins en «The bunker» (1981) e Ian McKellen en «Countdown to war» (1989). Otros rostros conocidos que se atrevieron con el reto fueron Liam Neeson en la serie «The Great War and the shaping of the 20th century» (1996), o Robert Carlyle en «Hitler: el reinado del mal» (2003). Pero sin duda, si ha habido alguien que haya conmocionado, aterrado y convencido siendo Adolf Hitler, ese es el suizo Bruno Ganz en «El hundimiento» (2004), con una actuación soberbia capaz de incorporar la dicción, los tics, gestos y ademanes del personaje: nunca Hitler fue tan humano y terrofífico como en la película de Oliver Hirschbiegel. También cineastas de la talla de John Sturges (en «Ha llegado el águila»), Agnieszka Holland (en «Europa Europa»), Steven Spielberg (en «Indiana Jones y la última cruzada») o Alexander Sokurov («Molokh») lo han retratado en la pantalla de distintas maneras. Le llega el turno ahora a Bryan Singer, que confía a David Bamber el difícil rol del dictador y a Tom Cruise el de conspirador que tratará de acabar con él. Si bien ya sabemos cómo acabó la operación Valkiria, con ellos tendremos la oportunidad de asistir a un enfrentamiento actoral, esperemos, de lo más interesante.

elhundimiento-jordi-1.jpg

En las imágenes: Fotograma de «Valkiria» © 2008 Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados. Fotograma de «El gran dictador» © 1940 Charles Chaplin Productions. Todos los derechos reservados. Detalle de los créditos de «The devil with Hitler» © 1942 Hal Roach Studios. Todos los derechos reservados. Fotograma de «They saved Hitler’s brain» © 1963 Paragon Films Inc. y Sans-S. Todos los derechos reservados. Fotograma de «El hundimiento» © 2004 DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir