Inicio > Reportajes > XXI Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián:...

XXI Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián: Días de miedo y risas

Un dragón de fuego asaltaba el Boulevard, mientras la mismísima Barbarella, acompañada de Pygar, daba la bienvenida a la jauría que vociferaba en un abarrotado Teatro Principal. Arrancaba la XXI Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, la última de la era Rebordinos, que a lo largo de dos décadas y un poco más ha situado el certamen entre los mejores de Europa, un absoluto imprescindible en el panorama nacional. Se muda al lado, al Zinemaldia, y deja su niña bonita en manos de Josemi Beltrán, a quien damos todo nuestro apoyo desde este mismo momento. Aquí va un somero resumen de lo que dio de sí nuestra nueva y placentera visita a la ciudad donostiarra, un poco más corta este año por motivos de agenda.

Abrió el fuego el siempre avispado Santiago Segura, que con la excusa de acudir a la despedida de José Luis Rebordinos aprovechó para lanzar al respetable un par de teasers de la presumiblemente inefable pero exitosa “Torrente 4”, todo un delirio tridimensional que alimentó las ansias de diversión del palco; el pistoletazo de salida de la Sección Oficial corrió a cargo de “Rare exports”, presentada por un extrañamente enfurruñado Jalmari Helander que venía de arrasar en Sitges. La historia inversa de Santa Claus a merced del comercio indiscriminado dio paso a una de las más vitoreadas propuestas de la Semana, “Tucker & Dale vs. Evil”, inversión del american gothic de siempre coronado por unos soberbios Tyler Labine y Alan Tudyk; ya de madrugada, la sangre oriental de “Dream home” llenó de pesadillas la noche de los asistentes.

A primera hora de la tarde del domingo, después de la epatante/despampanante actuación en directo de “Ninja Pastori”, un amigote del tamaño de Tomoo Haraguchi se deshizo en excusas ─por si acaso─ antes de la proyección de “Death Kappa”, que anticipó como «lamentable, lamentable, lamentable» ─Rebordinos, por su parte, se refirió a ella como «una joyita»─; no fue para tanto, máxime valorando el fervor con el que el karaoke final fue acogido por parte del público. El corto “Hatch”, a la postre nominado al Méliès de Oro, sirvió de entrante a la esperada “Somos la noche”, lo nuevo de Dennis Gansell, que resultó más bien un reverso tenebroso de los pijeríos de la cuadrilla protagonista de “Sexo en Nueva York”. Stuart Hazeldine puso de los nervios a más de uno cuando subió al escenario para definir su “Exam” como una película de tintes sartreanos, aunque el film no alcanzó a la postre tamaña consideración por parte de los asistentes.

La maratoniana madrugada del domingo nos llevó a la América profunda de “El último exorcismo”, a los enfrentamientos bélicos más descerebrados imaginables de “Jackboots on Whitehall” y la crítica socio-sanguinolenta de “Bedevilled”, todo un canto a la regulación de la actual situación de la vivienda en el mundo. En el año de la reacción contra “Crepúsculo”, el lunes comenzó la jornada con “Vampires”, falso documental de Vincent Lanoo que retrata la extrañamente ardua existencia de los chupansagres belgas; tras tan esclarecedor testimonio, Takeshi Koike demostró con la imposible “Redline” una infinita facilidad para dejar al tándem Neveldine/Taylor a la altura narrativa de un Kiarostami pasado de tranquilizantes. La cosa se relajó con “Monsters”, premiadísima y alabadísima pero que en Donosti, siempre exigente, dejó un regusto extraño derivado de su apatía estilística. La alarma no duró mucho gracias a “Boogie, el aceitoso”, que lo puso todo en su sitio de nuevo a base de guantazos, balas y frases lapidarias.

Y el martes, sesión bizarra hasta más no poder. «Un par de títulos para vosotros, niños de entre cinco y nueve años», bromeaba el director del festival en la presentación. Para empezar, “Welcome to the space show”, dos horas y media de aluvión imaginativo inabarcable de mano de un verdadero virtuoso de la animación nipona, Koji Masunari. Los aplausos hacia el icónico Pochi fueron entusiastas en principio, aunque la maratón visual fue extenuante para buena parte del auditorio. Y después, prácticamente sin descanso, “Secuestrados”, para quien esto escribe la gran bomba de la Semana, hora y media de exasperación rodada con maestría por Miguel Ángel Vivas, de quien esperamos más grandes noticias en breve. Cerró la jornada, y con ello también nuestro visionado de películas por esta edición, “5150, Rue des Ormes”, marcianada de Éric Tessier que nos mandó a casa ─o no, la noche aún era joven─ con el secuestro express de Vivas todavía en la cabeza.

Mientras todo esto inundaba nuestras pupilas, San Sebastián lucía los superhéroes de película  Salvador Larroca ─expo abierta hasta el 4 de diciembre en el Centro Cultural Okendo─, las divinas de Isabel Mancebo ─hasta el 5 de diciembre en los Cines Príncipe─, y los fantásticos de Dani Fano ─hasta el 4 de diciembre en la Biblioteca Central─ y Guillermo González ─hasta el 4 de diciembre en el Centro Cultural Okendo─; Jesús Palacios y otros guerrilleros presentaron un libro dedicado a Aleister Crowley ─«sólo podríamos hacer esto aquí», comentaba, mientras un ciclo dedicado a La Bestia amenazana desde el Teatro Victoria Eugenia─, y todo pintaba a las mil maravillas para los días siguientes, emotivo fin de fiesta incluido. Pero no hubo tiempo para más. Lo que pasó ya lo sabéis, y sólo nos queda esperar al año que viene para reunirnos de nuevo en torno a la pantalla de cine del Teatro Principal, ser recibidos por el siempre afectuoso equipo de la Semana, ahora con Beltrán al frente y Carlos Plaza siempre al quite, y esperar a que la luz se vaya y el terror ─y la diversión─ empiece de nuevo.

En las imágenes: En la primera, Barbarella y Pygar dan la bienvenida a la Semana. En la segunda, dos demonios de los carros de fuego, sueltos por el Boulevard donostiarra. En la tercera, los chicos de “Death Kappa” (Tomoo Haraguchi, a la derecha, con sombrero). En la cuarta, detalle del cartel de las “Divinas” de Isabel Mancebo. En la quinta, Josemi Beltrán (izquierda) recibe el testigo de manos de José Luis Rebordinos (derecha) © 21010 Donostia Kultura. Fotos por Iñigo Royo. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacado:  Del coco de Disney•Pixar a los perfectos desconocidos de Álex de la Iglesia

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.