Episodio I: La Amenaza FantasmaEpisodio II: El Ataque de los ClonesEpisodio IV: Una Nueva EsperanzaEpisodio V: El Imperio ContraatacaEpisodio VI: El Retorno del Jedi

LA BUTACA - Revista de Cine

Secciones
LaButaca.net

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de un Butaquero
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail




Película disponible en DVD



Compras online
El ataque
de los clones
 

FNAC

DVD
 

DVDGO

DVD


 

 


[
Especial Star Wars] [Episodios I II III IV V VI]

REPORTAJE EPISODIO II. EL ATAQUE DE LOS CLONES

2.2 - NOTAS DE PRODUCCIÓN
© 2002 Hispano Foxfilm

2.2.6 - DISEÑO

Son necesarios muchos artistas de talento para interpretar la visión de George Lucas y dar un nuevo aspecto a la épica saga de Star Wars. Trabajando sin la ventaja de un guión, pues el argumento estaba aún en fase de desarrollo en ese momento, el diseñador de producción Gavin Bocquet y el supervisor de diseño de conceptos Doug Chiang, junto con su equipo de diseñadores, se pusieron manos a la obra durante los primeros meses de preproducción, fijando en trazos gruesos el estilo y el aspecto de El Ataque de los Clones.Los nuevos mundos de la película eran una prioridad fundamental.

Kamino, un planeta envuelto en un sudario de tormentas, "desaparecido" más allá del límite exterior de la galaxia, está continuamente zarandeado por copiosas lluvias y vientos de gran violencia. Los adelantados y architécnicos residentes de este mundo ultramoderno, construido sobre pilotes encima de un agitado océano, están involucrados en un proyecto ultrasecreto: la construcción de un ejército de clones."Creo que Kamino es un entorno verdaderamente hermoso", opina Rick McCallum.

"Para George supone un cambio reconfortante, porque su aspecto de alta tecnología y ciencia ficción clásica es algo que no esperamos en una película Star Wars. Habitualmente vemos algo arenoso y un tanto familiar".El planeta de roca roja Geonosis, aunque quizá sea más reconocible, no deja de impresionar con su llamativo aspecto: el planeta es monótono, aparte de promontorios y mesas que destacan espectacularmente en el árido mundo.

En cuanto a sus residentes, Lucas imaginó unas criaturas muy trabajadoras, industriosas como insectos, "son como termitas", asegura Doug Chiang, singularmente idóneas para la tarea que tienen entre manos: construir centenares de miles de droides, que amenacen la misma existencia de la República.Un mundo ya conocido por el EPISODIO I es Coruscant, el centro de la galaxia de Star Wars; un mundo - ciudad cuyo crecimiento urbano, descontrolado, ha cubierto la totalidad del planeta con colosales rascacielos. Ahí es donde los Jedi tienen su cuartel general, en el imponente Templo Jedi, y desde donde el Senado Galáctico gobierna la República. Añadiendo una nueva dimensión al planeta, El Ataque de los Clones nos muestra un Coruscant que no habíamos visto, bajándo a sus calles, introduciéndonos en sus bares y callejones, y dándole vida a la apariencia ultra - negra y futurista ideada por Lucas.

Los diseños de los vehículos de El Ataque de los Clones enlazan las formas fluidas del "art nouveau" vistas en La Amenaza Fantasma, con las formas de ingeniería industrial de La guerra de las galaxias. Un vehículo nuevo, y a la vez desconcertantemente familiar para los incondicionales de Star Wars, en el caza estelar de los Jedi, un esbelto vehículo monoplaza equipado con un droide astromecánico. Pilotado por Obi-Wan, el caza estelar nos recuerda a los Destructores Estelares Imperiales de forma triangular cuya presencia resulta tan ominosa en la trilogía original. La relación es más que visual. "Los Destructores Estelares se desarrollaron partiendo de los cazas estelares de los Jedi", explica Gavin Bocquet, "por lo que el simbolismo es muy potente: empezamos a ver cómo todo empieza a girar hacia el Lado Oscuro".

Los demás vehículos del Ataque de los Clones cubren toda la gama, desde un bólido descapotable amarillo brillante, de acelerador fácil, pilotado por Anakin, hasta un vehículo parecido a una calesa oriental del que tira, a través de las calles de Tatooine, un droide con ruedas.Los diseños del vestuario de la película también sugieren vínculos que presagian los EPISODIOS IV - VI. La diseñadora de vestuario Trisha Biggar (ayudada por los artistas conceptuales Iain McCaig y Dermot Power) han creado las prendas de Anakin Skywalker, que recuerdan los que llevará su posterior reencarnación, Darth Vader. La primera idea de Biggar era la de vestir a Anakin con ropas que reflejaran las que luciera Ewan McGregor en La Amenaza Fantasma.

"Pero quisimos transmitir una sensación de lo que guardaba el futuro, por lo que nos fijamos en aspectos del traje de Darth Vader", rememora Biggar, otro veterano del EPISODIO I.El empleo del cuero en el traje de Anakin le confiere una cierta ventaja, mientras que Biggar tomó la forma de la capa de Darth Vader e intentó retrotraerla a un estilo Jedi a fin de crear un perfil más sencillo que el de la tradicional capa de los Jedi. El resultado era algo definitivamente Jedi con una capucha, aunque con el vagamente familiar perfil de Vader.Padmé, que ya no es la reina electa de Naboo, luce un guardarropa igualmente impresionante, aunque menos vinculado al cargo que los vestidos que lucía en La Amenaza Fantasma.

El vestuario de Padmé en El Ataque de los Clones supera en número incluso a sus ya abundantes trajes de EPISODIO I. Los nuevos vestidos, si bien son más sencillos en algunos aspectos que los del EPISODIO I, también exigieron mucha mano de obra. "Hay mucho trabajo artesanal en todos los vestidos del EPISODIO II", precisa Biggar. "Mucho bordado y mucha puntilla con adorno de cuentas; todo tipo de elementos decorativos".En El Ataque de los Clones, vemos a Padmé más como una persona que como la gobernante de una nación. Lleva prendas menos solemnes, menos formales. Puesto que el personaje tiene más edad, Natalie Portman también pudo lucir algunas prendas que la hacían más seductora. "George quería que Natalie tuviera un aspecto más suave, más femenino y menor formal en el EPISODIO II", apunta Biggar.

A medida que la película avanza, el vestuario de Padmé va siendo más informal, al experimentar la transición que la lleva de sus obligaciones como Senadora a transformarse en una mujer que se enamora y, por fin, en una mujer de acción que lucha por su vida.Una de las primeras escenas, ambientada en la oficina de Palpatine apunta a uno de los diseños más formales, más "senatoriales" de Biggar. Padmé luce un traje compuesto por numerosas capas, con un abrigo confeccionado en terciopelo púrpura oscuro, sobre un primer vestido de estilo isabelino de mangas largas y sueltas, y otro vestido de púrpura de gruesa textura.

En la espalda, una gran joya antigua sujeta las mangas y una enagua añade formalidad al impresionante vestido.Después de uno de los atentados sufridos por la senadora, Padmé y Anakin abandonan Coruscant rumbo a Naboo, donde su idilio comienza a consolidarse. Teniendo como fondo el bucólico ambiente de su retiro, Padmé luce un delicado vestido multicolor de tonos pastel que cuelga de una gargantilla metálica plateada alrededor de su cuello. "Pretendíamos lograr un aspecto romántico y relajado", explica Biggar, lo mismo que con un suave y flotante vestido con falda de numerosas capas hecho con chiffón y bordados, que lleva Padmé en la escena de una comida campestre.

Para una cena romántica ambientada en su retiro de Naboo, Padmé luce un vestido con cuerpo y mangas de cuero, y una pieza negro azabache, larga y colgante, hecha de abalorios antiguos.Cuando Padmé llega con Anakin a Tatooine, lleva una capa de viaje de terciopelo festoneado sujeta al cuello con un antiguo broche. "Cuando lleva una capa, va disfrazada", explica Biggar. "Resulta muy tapada y misteriosa".Para las escenas rebosantes de acción ambientadas en Geonosis, Padmé lleva un conjunto práctico hecho de tejidos elásticos que permiten una máxima movilidad. El traje tiene incluso un cinturón con bolsas, semejantes a los que llevan los Jedi.

El conjunto, al igual que quien lo luce, recibe una tunda y parte del cuerpo se desgarra cuando Padmé, en defensa de su vida, se enfrenta a criaturas monstruosas.Otros que colaboraron estrechamente con el departamento de arte fueron Dan Gregoire y David Dozoretz, los supervisores de previsualización y efectos especiales que dirigían al equipo de animación por ordenador que crearon una primera y provisional versión de la película. "Mantenemos una estrecha relación con lo que hace el departamento de arte", asegura Gregoire. "Tenemos que ser el primer grupo de artistas que pone en práctica el trabajo de los diseñadores".El equipo de animación por ordenador desempeñó un papel clave en la película, proporcionando, con rapidez y de forma esquemática, guiones sinópticos en movimiento, más de 4000 tomas, para su posterior uso por parte del director, los actores, los montadores y los artistas de efectos a fin de obtener una visión previa del aspecto final que tendrían las escenas.

Gregoire observa que con los adelantos de la tecnología, en los últimos años el trabajo de animación por ordenador no sólo es más rápido, sino que también tiene un aspecto mejor que nunca. Usando infografía de resolución comparativamente baja, los artistas de animación por ordenador escenificaron algunas de las secuencias de más acción y con más efectos del EPISODIO II.La rica paleta de colores y ambientes de la película, ideada por los supervisores de diseño de conceptos Erik Tiemens y Ryan Church, fue uno de los trabajos más emocionantes salidos del departamento de arte. Tiemens y Church también elaboraron los diseños de importantísimas escenas ambientadas en una fábrica de droides y en un recinto de ejecuciones, así como el de la culminante escena de la batalla.

Sus ilustraciones de producción de fotogramas clave sirvieron de enlace entre el arte conceptual y el trabajo final de los artistas encargados de la trama y el equipo de efectos especiales de ILM. "Algo parecido a una visión previa de esquemas de iluminación, ambientes y colores", afirma Church. Y Tiemens añade: "Nuestro trabajo consistía en dar vida al vacío de la pantalla azul en forma de paisajes ambientales por medio de las pinturas de producción".Las mayores posibilidades dramáticas de El Ataque de los Clones atrajeron a Tiemens y Church al proyecto. "Nos encantaba que George Lucas y Rick McCallum quisieran entremezclar una sensación de drama y carácter temperamental tan frecuentemente como aparece en los paisajes norteamericanos de principios del siglo pasado, como los creados por Thomas Moran y Albert Bierdstadt", dice Tiemens.

"Todos queríamos que lo visual transmitiera mucha emoción".Otro reenganchado del EPISODIO I, el diseñador de producción Gavin Bocquet, salva la distancia que separa las imágenes artísticas del departamento de diseño de una realidad en la que Lucas pudiera plantar sus cámaras. Evidentemente encantado de tener una vez más la oportunidad de construir una galaxia de fantasía, Bocquet observa que entre los sesenta y ocho decorados que diseñaron y construyeron él y su equipo, un escenario que destaca en especial es un sórdido club nocturno de Coruscant. Allí, los transeúntes y la chusma de los bajos fondos se mezclan, montan jaranas, beben y juegan.

"Es muy grato entrar en ese tipo de mundos y ver cómo disfruta la gente en nuestro loco universo", nos participa Bocquet. Él y su equipo también realizaron el exterior del club nocturno y el callejón cercano, que sirve de plataforma de lanzamiento a una emocionante escena de persecución que comienza en lo alto de los cielos de Coruscant y aterriza en las entrañas de la metrópolis.Bocquet reprodujo meticulosamente el plató de la cocina del hogar de Owen y Beru que aparece en el Episodio IV: La guerra de las galaxias. La recreación de una parte de la historia de la saga tuvo especial significación para Bocquety su equipo. "Al igual que otros escenarios de Tatooine, el hogar es una parte de la historia de la familia Skywalker", advierte.

"Creo que cualquiera que esté dentro del mundo de Star Wars se siente muy en sintonía con los ambientes tunecinos de Tatooine".A continuación, Bocquet reconstruyó las estancias del Consejo Jedi para que su aspecto se ajustara al de La Amenaza Fantasma. Para ahorrar tiempo, realizó algunos ajustes en el plató del Consejo para crear otros ambientes Jedi, tales como las oficinas de Yoda y Mace Windu, la sala de análisis de los Jedi y una galería de entrenamiento para los Jedis.Los ambientes más nuevos de la película tenían sus propios retos y recompensas. El apartamento de Padmé y la oficina del Canciller Supremo Palpatine estaban más detallados y eran más personales que la mayoría de los demás platós de Star Wars, al igual que la casa de verano de Padmé, que cuenta con un gran comedor de mármol en el que Anakin y Padmé comparten una cena romántica.

2.2.1 - LA HISTORIA
2.2.2 -
LA ODISEA DE ANAKIN SKYWALKER
2.2.3 -
AMOR PROHIBIDO
2.2.4 -
RELACIONES
2.2.5 -
ACCIÓN JEDI
2.2.6 - DISEÑO
2.2.7 -
LA CÁMARA DIGITAL
2.2.8 -
LOS EFECTOS VISUALES
2.2.9 -
EL SONIDO Y LA MÚSICA
2.2.10 -
EXTERIORES Y PRODUCCIÓN


Imágenes y notas de producción de Star wars: Episodio II. El ataque de los clones - Copyright © 2002 Lucasfilm Ltd. Distribuidora en España: Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.