Episodio I: La Amenaza FantasmaEpisodio II: El Ataque de los ClonesEpisodio IV: Una Nueva EsperanzaEpisodio V: El Imperio ContraatacaEpisodio VI: El Retorno del Jedi

LA BUTACA - Revista de Cine

Secciones
LaButaca.net

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de un Butaquero
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail




Película disponible en DVD



Compras online
El ataque
de los clones
 

FNAC

DVD
 

DVDGO

DVD


 

 


[
Especial Star Wars] [Episodios I II III IV V VI]

REPORTAJE EPISODIO II. EL ATAQUE DE LOS CLONES

2.2 - NOTAS DE PRODUCCIÓN
© 2002 Hispano Foxfilm

2.2.8 - LOS EFECTOS VISUALES

La trilogía original Star Wars produjo un impacto capital en la forma como se creaban los efectos visuales. Con el fin de poner en práctica sus ideas de efectos visuales para Star Wars, Lucas fundó la compañía de efectos Industrial Light & Magic, que introdujo la tecnología informática en el mundo del cine y revolucionó los efectos especiales. Desde entonces, ILM ha sido galardonada con dieciséis Premios Oscar® a los Mejores Efectos Visuales, así como con Premios al Logro Técnico y Científico por los decisivos adelantos producto de su trabajo.

Esa tradición de pioneros en el trabajo de efectos se prolongó con el "paquete de apoyo digital" del EPISODIO I, que convirtió mundos de fantasía en reales a la vez que mantenía una apariencia realista en la que el metraje de acción real de los actores tenía cabida. No sólo los fondos, sino también muchos de los escenarios, los vehículos e incluso personajes fueron generados informáticamente. En el noventa y cinco por ciento de los fotogramas de La Amenaza Fantasma, que abarcan casi dos mil tomas, se empleó trabajo digital.Habiendo "vuelto a descubrir la pólvora" con el paquete de apoyo digital en el EPISODIO I, ni Lucas ni ILM estaban dispuestos a dormirse en sus laureles para la nueva película. "Aún estamos aprendiendo", dice Lucas, "avanzando paso a paso, mejorando nuestra forma de hacer las cosas y aprendiendo a pensar de forma diferente acerca de cómo crear los mundos y criaturas de la saga".

Las tareas de efectos visuales de El Ataque de los Clones eran tan inmensas que cuatro de los dieciséis supervisores de ILM tuvieron que compartir el trabajo; haciéndose, cada uno, responsable principal de una o más secuencias de acción, así como de tomas específicas de efectos que tienen lugar a lo largo de la película. El mundo digital también desempeña un papel clave en la creación de los exóticos y dispares mundos del Ataque de los Clones, incluidos el planeta océano Kamino, el mundo de rocas Geonosis, y dos ambientes ya consolidados del universo de Star Wars: el planeta ciudad Coruscant y Naboo, un paraíso pacífico e idílico.John Knoll, que supervisó las secuencias de la carrera de naves y las de las naves espaciales del EPISODIO I, se ocupó de una intensísima persecución que muestra a Anakin y Obi-Wan viajando a cientos de millas por hora en un bólido, persiguiendo a un mortífero cazador de recompensas a gran altura sobre las calles de Coruscant.

La escena, que arroja a sus personajes, y a los espectadores, en medio de un denso tráfico y alrededor de edificios de más de un kilómetro de altos, utiliza más de trescientas tomas de efectos.Knoll también supervisó otra persecución a alta velocidad; esta vez a través de un campo de asteroides. Knoll llama a la secuencia una "escena que rima" con la famosa secuencia de los asteroides del Imperio Contraataca. Otra secuencia supervisada por Knoll transcurre en un inmenso circo Geonosiano, donde nuestros héroes combaten con tres monstruos nuevos en Star Wars: el reek, parecido a un toro; el leonino nexu y el acklay, una criatura semejante a un crustáceo.Fuera de este circo, se desarrolla una épica batalla que nos da un anticipo de la inmensidad de las "Guerras de los Clones" a las que, por primera vez, se hizo breve referencia en La guerra de las galaxias.

Doscientos Jedis y cientos de miles de soldados clónicos recién fabricados se enfrentan a un número semejante de droides de combate; enormes caminantes AT - TE de seis patas y aspecto temible (que sirven de enlace visual con los caminantes AT - TE del Imperio Contraataca) y gigantescos droides misilísticos.Esta escena, la de mayores proporciones de cualquier película Star Wars, fue supervisada por Ben Snow. Snow y Dennis Muren, éste último un veterano del original y pionero trabajo de efectos de Star Wars, y supervisor de los efectos de la inmensa batalla terrestre del EPISODIO I, así como de las secuencias submarinas, supervisó igualmente una escena de gran escala que se desarrolla en una enorme instalación de fabricación de droides.

Ambos crearon la totalidad del entorno de la fábrica: una enorme sucesión de salas interconectadas hechas de máquinas, brazos robóticos e inacabables hileras de cintas transportadoras.Pablo Helman, de ILM supervisó los más pacíficos ambientes de Naboo, que en El Ataque de los Clones sirve de escenario a los primeros indicios del amor entre Anakin y Padmé, algo prohibido para un Jedi. Helman y su equipo crearon amplios panoramas hasta entonces nunca vistos, cataratas y una casa de campo donde florece el amor.El reino digital también se extendió a la creación de algunos de los personajes del Ataque de los Clones.

Rob Coleman, director de animación, supervisó una nueva criatura creada por ordenador conocida como Dexter Jettster. Un enorme personaje salido directamente de una película de detectives de los años cuarenta, Dexter facilita información fundamental a Obi-Wan en sus intentos de aclarar un misterio que nace del intento de asesinato de Padmé. Un tipo que "ha estado en todos sitios y ha hecho de todo", luce cuatro enormes brazos y manos amén de una camisa mugrienta, un delantal grasiento y unos pantalones con tendencia a la caída.Coleman y su equipo dieron vida a los Kaminianos, seres elegantes, altos, de cuello esbelto que nos susurran ecos de las clásicas criaturas de ciencia ficción.

Los Kaminianos, fabricantes de clones, constituyen un marcado contraste con los primitivos Geonosianos, de apariencia de insectos, que trabajan en fundiciones subterráneas creando droides.Coleman también hizo realidad algunos de los personajes creados por ordenador conocidos por todos los incondicionales de Star Wars, incluido un Yoda completamente generado así. Los efectos informáticos permiten a Yoda moverse más, lo que a su vez permitió al personaje desempeñar un papel más central en la acción y el drama que en sus anteriores apariciones en Star Wars.

"La oportunidad de trabajar en Yoda como personaje GO fue uno de los puntos culminantes del trabajo en esta película", asegura Coleman, quien también observa que Lucas dio el visto bueno para el Yoda GO sólo después de que extensas pruebas demostraran que Coleman y su equipo podían "representar" el papel.Las anteriores encarnaciones de Yoda en la pantalla fueron definidas por Frank Oz, cuyo trabajo puso el listón muy alto para Coleman. La presencia de Oz siempre se hizo sentir durante y después de la producción del EPISODIO II; el brillante intérprete y realizador cinematográfico vuelve a prestar su singular talento vocal, y Coleman estaba decidido a permanecer fiel a la esencia de la marioneta y la actuación de Oz.Otros personajes GO ya conocidos que vuelven son el mezquino negociante de chatarra Watto (cuya voz es, de nuevo, la de Andy Secombe en la versión original) y Jar Jar Binks, un favorito de los admiradores más jóvenes de la saga.

Ahmed Best vuelve a prestar su voz al incompetente Gungano que ahora es un respetado miembro del Senado a la vez que conserva, en especial cuando se excita, algunos de sus característicos rasgos infantiles.

2.2.1 - LA HISTORIA
2.2.2 -
LA ODISEA DE ANAKIN SKYWALKER
2.2.3 -
AMOR PROHIBIDO
2.2.4 -
RELACIONES
2.2.5 -
ACCIÓN JEDI
2.2.6 -
DISEÑO
2.2.7 -
LA CÁMARA DIGITAL
2.2.8 - LOS EFECTOS VISUALES
2.2.9 -
EL SONIDO Y LA MÚSICA
2.2.10 -
EXTERIORES Y PRODUCCIÓN


Imágenes y notas de producción de Star wars: Episodio II. El ataque de los clones - Copyright © 2002 Lucasfilm Ltd. Distribuidora en España: Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.