Episodio I: La Amenaza FantasmaEpisodio II: El Ataque de los ClonesEpisodio IV: Una Nueva EsperanzaEpisodio V: El Imperio ContraatacaEpisodio VI: El Retorno del Jedi

LA BUTACA - Revista de Cine

Secciones
LaButaca.net

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de un Butaquero
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Inserta tu mail




Película disponible en DVD



Compras online
El ataque
de los clones
 

FNAC

DVD
 

DVDGO

DVD


 

 


[
Especial Star Wars] [Episodios I II III IV V VI]

STAR WARS. EPISODIO II. EL ATAQUE DE LOS CLONES

3.2 - CRÍTICAS CINEMATOGRÁFICAS

3.2.1. CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Valoración:

La fuerza de la tecnología

Hace mucho, mucho tiempo..., en concreto veinticinco años, George Lucas revo-lucionó el mundo del cine con La guerra de las Galaxias, que pasaría a constituir el IV episodio de una serie de nueve capítulos. Con mucha expectación se espe-raba el Episodio I de la segunda trilogía, que sus fans acogieron como una trai-ción al considerarla infantiloide y que se alejaba del modelo cósmico de sus predecesoras.

Fotograma de "Star Wars. Episodio II. El ataque de los clones" - Copyright © 2002 Lucasfilms, Ltd.

Ahora han pasado diez años desde lo sucedido en La amenaza fantasma, y la República sigue sumida en luchas domésticas y caos. Un movimiento sepa-ratista encabezado por el enigmático conde Dooku pretende asesinar a la senadora Amidala y otorgar el poder a su maestro Sidious. La República encomen-dará la protección de la senadora al aprendiz de Jedi Anakin, mientras que su maestro Obi-Wan Kenobi trata de esclarecer la trama conspiratoria. Amores imposibles entre el joven Jedi y Amidala, el descubrimiento del cazarrecompensas encargado de clonar un ejérci-to destinado a destruir la República, y los primeros enfrentamientos entre los ca-balleros Jedi y el lado oscuro de la Fuerza nos preparan para la gran Guerra Clon, que tendrá que esperar al 2005 con el próximo episodio.

Con El ataque de los clones, Lucas busca contentar a todos, y quizá lo consiga entre el público por el extraordinario trabajo de marketing desarrollado. Si quedaba alguna duda, ahora queda patente que el director americano sigue apostando por la comercialidad de una cinta que mira sin tapujos hacia el espec-tador adolescente, conocedor de tener ya el beneplácito de una generación que ha entrado en la madurez. La historia se hace entretenida y va dando todo lo que un espectador joven puede querer: aventura, romanticismo fácil y sensiblero, ternura familiar, persecuciones trepidantes en el espacio sideral y urbano, todo ello condimentado con toques de comicidad aportados por los androides o muestras de exotismo en los muñecos construidos, además de las habituales peleas con espadas Jedi o las pugnas entre los dos lados de la Fuerza.

Fotograma de "Star Wars. Episodio II. El ataque de los clones" - Copyright © 2002 Lucasfilms, Ltd.

Pero la fuerza de la nueva entrega está, una vez más, en el trabajo técnico, sobre todo en los efectos especiales, con la novedad de haber sido rodada íntegramente en tecnología digital (por primera vez a cargo de una major americana). Su poder de fascinación es directamente propor-cional a la simplicidad de los personajes, que son ensombrecidos por los impresionantes movimientos visuales producidos por ordenador. Si tuviéramos que salvar a alguno de los intérpretes, nos quedaríamos con Ewan McGregor o Christopher Lee, pero nunca con el insulso Hayden Christensen que pretende encarnar a un Anakin adoles-cente, aún por formar su carácter soberbio y colérico, e incapaz de controlar sus impulsos pero sí de pelear como un auténtico Jedi; tampoco Natalie Portman pasa de ser una senadora edulcorada y sin carácter.

No son muchas las ideas aportadas en la cinta, aparte de las reiteradas visiones maniqueas en torno a la vida, con dualidades que se presentan como dilemas a sus protagonistas. Así, el bien y el mal siguen su lucha eterna, el sentimiento aparece como opuesto al deber ("seguir las sensaciones y no escuchar a la razón" es parte de la mentalidad Jedi y mensaje lanzado a la juventud), el individuo a la "res publica", la lealtad a la traición, e incluso la democracia a la tiranía. Elementos todos tratados de refilón, como el de la clonación de un ejército al que se someterá a todo tipo de manipulaciones genéticas en función de inte-reses personales... da que pensar.

Quizá no convenga pedir a una película como ésta psicologías muy mati-zadas o interpretaciones muy logradas, y baste con los efectos visuales y unas cuantas buenas escenas de acción (la persecución inicial, las luchas entre las máquinas o en el "circo romano" son dignas de verse), pero el espec-tador debe saber lo que se encuentra con este nuevo producto Lucasfilm.


Imágenes de Star wars - Copyright © 1977-2002 Lucasfilm Ltd. Distribuidora en España: Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.