Síguenos

«Star Wars: El ascenso de Skywalker», el capítulo final de la nueva trilogía

Películas

«Star Wars: El ascenso de Skywalker», el capítulo final de la nueva trilogía

Después de «Star Wars: El despertar de la fuerza» (2015), J.J. Abrams vuelve como director de la entrega final de la reciente trilogía, de nuevo con Daisy Ridley, Adam Driver, Oscar Isaac y John Boyega como principales protagonistas.

Lucasfilm y el director J.J. Abrams vuelven a unir fuerzas para llevar a los espectadores a un viaje épico hacia una galaxia muy, muy lejana con «Star Wars: El ascenso de Skywalker», el desenlace de la saga Skywalker, donde nacerán nuevas leyendas y la batalla final por la libertad está a punto de llegar.

Detalle del cartel de «Star Wars: El ascenso de Skywalker»

Esta nueva entrega está dirigida y coproducida por J.J. Abrams («Star Trek», «Super 8», «Misión imposible 3»), que también ejerce como autor del guion junto a Chris Terrio («Liga de la Justicia», «Argo»), con la colaboración de Colin Trevorrow y Derek Connolly, basándose en los míticos personajes creados por George Lucas. La música vuelve a ser obra del maestro John Williams.

En el reparto repiten Daisy Ridley (Rey), Adam Driver (Kylo Ren), Oscar Isaac (Poe Dameron), John Boyega (Finn), Lupita Nyong’o (Maz Kanata), Domhnall Gleeson (General Hux), Mark Hamill (Luke Skywalker), Harrison Ford (Han Solo) e Ian McDiarmid (Palpatine), junto a nuevas incorporaciones como Keri Russell (Zorii) y la «aparición» estelar —mediante CGI— de la inolvidable y tristemente fallecida Carrie Fisher (Leia Organa).

Como productor, J.J. Abrams está preparando dos nuevas entregas de la saga «Misión Imposible», dos películas más de «Star Trek», una secuela de la saga «Cloverfield», la adaptación cinematográfica de los videojuegos «Portal» y «Half-life», el drama de género fantástico «Kolma», protagonizado por Daisy Ridley; y un drama bélico sobre la espía estadounidense Virginia Hall, que trabajó para la inteligencia británica durante la Segunda Guerra Mundial.

Por su parte, la actriz que interpreta a Rey, Daisy Ridley (nacida en Londres en 1992), ha rodado recientemente «Chaos walking», un film de aventuras y ciencia-ficción dirigido por Doug Liman («Jumper», «Caza a la espía», «Al filo del mañana») que también cuenta con Tom Holland («Spider-Man: Lejos de casa») en el reparto.

El actor Adam Driver («Los muertos no mueren», «Infiltrado en el KKKlan», «Paterson»), que interpreta a Kylo Ren, acaba de ser nominado al Globo de Oro al Mejor Actor Dramático por su papel en la película «Historia de un matrimonio», coprotagonizada por Scarlett Johansson. Driver se pondrá próximamente a las órdenes del director Ridley Scott en «The last duel», un drama de época ambientado durante el reinado de Carlos VI de Francia.

La película se ha colocado la número 1 en la taquilla española con más de un millón de espectadores en sólo 4 días; en concreto, 1.036.398 espectadores, recaudando 6,8 millones de euros en su fin de semana de estreno (19-20-21-22 de diciembre de 2019), lo que representa la tercera mejor apertura del año, solo por detrás de «Vengadores: Endgame» (12,48 millones) y «El rey león» (8,06 millones), ambas también producciones de Disney. A nivel mundial, también es número 1 con 373 millones de dólares de recaudación (170 de ellos en Estados Unidos).

Duración: 141 min.
Géneros:
Acción, aventuras, ciencia-ficción.
País: Estados Unidos.
Año: 2019.
Estreno en España: 19 diciembre 2019.
Distribuidora: The Walt Disney Company Spain.
Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.

Anteriores películas de «Star Wars»

Continue Reading
1 Comentario

1 Comentario

  1. Huxley

    20/12/2019 at 13:49

    Es una pena que con el imaginario de un universo tan extraordinario como el que creó George Lucas en 1977, Disney esté haciendo productos tan insípidos como esta nueva trilogía hecha a base de muy poca imaginación, guiones hechos con plantilla de fábrica y nula intención de salirse de lo comercialmente seguro.

    Ningún atisbo de sorpresa y menos aún del sentido de la maravilla que debería marcar el camino para la creación de fantásticas superproducciones que hicieran volar la imaginación. Disney viviendo de rentas de la primera trilogía de Lucasfilm.

    Sin embargo, funciona. Pero funciona porque a los fans les maravilla tanto este universo, las aventuras de esta galaxia muy muy lejana, que solo el mero hecho de darse un paseo por ella y bañar la retina con imágenes de mundos y escenarios impresionantes, ya vale la pena. Porque ver una película de Star Wars sigue siendo como escuchar una canción que, por más veces repetida, te sigue transportando a un mundo de fantasía y emoción donde todo es posible.

    Star Wars es capaz de tocar esa fibra sensible y, con muy poco, extraer mundos enteros que están más bien en nosotros mismos que no en lo que estamos viendo en pantalla. Con un guion mucho más trabajado, personajes más carismáticos y una intención más atrevida, todo sería mucho mejor.

    Pero funciona, vaya si funciona, porque qué agradecidos somos. A la espera de algo mejor, nos contentamos con estar ahí y el público estalla en aplausos en no escenas puntuales, e incluso, por fin, después de dos horas de aburrimiento sobre raíles previsibles, momentos para la emoción que consiguen encoger el corazón. Unas gotas, pero que saben a gloria. Suficiente para querer más dosis de Star Wars.

    Y nostalgia, mucha nostalgia, algo que cabe agradecerle a J.J. Abrams, que sigue jugando con mucho oficio pero poco talento, en otra pieza sobre seguro pero que es maravillosamente bienvenida, como son los continuos homenajes a las películas anteriores de la saga. Acierto pleno.

    Y por supuesto, Babu Frik.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Novedades destacadas

Subir